Boda fatal: fiesta de matrimonio deja siete muertos, todos a causa del coronavirus

El mortal evento se realizó el pasado 24 de agosto, y desde entonces, 176 personas relacionadas a la ceremonia se han contagiado de Covid-19, siete de las cuales han fallecido.




Incumpliendo la orden de no reunir a más de 50 personas, una pareja de la ciudad de Millinocket, en el estado de Maine, en EE.UU. decidió casarse el pasado 7 de agosto, reuniendo a unas 65 personas en una iglesia cerrada y luego en una fiesta en idénticas condiciones.

Desde entonces, las autoridades han logrado cifrar en siete las personas muertas en torno a este fatal matrimonio, todas contagiadas de coronavirus. Aunque ninguno de los fallecidos asistió al evento, los invitados sí han transmitido el virus, generando indirectamente estos fallecimientos.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Maine, la boda y su posterior recepción están relacionadas con 176 casos confirmados de Covid-19, dijo el portavoz de la agencia, Robert Long, en un comunicado.

Los funcionarios de salud pública de Maine han rastreado los brotes originados en la boda, incluso en la cárcel del condado de York y un centro de rehabilitación de Madison, después de que un miembro del personal de cada uno de estos lugares asistiera al evento.

“Así es el Covid-19. Nos sorprende investigar el caso y encontrar coronavirus hasta en el complejo carcelario. Es increíble la rapidez y el silencio con que se puede expandir esta enfermedad”, dijo el doctor Nirav Shah, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Maine.

Solo en el edificio que alberga la cárcel del condado de York, se han confirmado 80 casos. Otras 39 personas dieron positivo en un asilo de ancianos, el Centro de Vida y Rehabilitación Maplecrest en Madison, incluidos 24 residentes y 15 miembros del personal.

Seis de las siete muertes documentadas relacionadas con la boda han ocurrido en este hogar de ancianos. Ninguna de las siete personas que murieron asistió a la boda o la recepción, dijo Long.

Investigan a la empresa que organizó la fiesta de matrimonio

Los funcionarios estatales están investigando si la empresa que organizó el evento, violó las normas que las autoridades locales habían decretado para este tipo de eventos.

Las autoridades ya habían confirmado anteriormente que una mujer, que no asistió a la boda, murió en agosto después de contagiarse de Covid-19 por un asistente al matrimonio.

Desde que las autoridades lograran trazar el origen de estos casos, primero relacionó 24 casos al matrimonio a mediados de agosto. Ya a fin de mes, 123 casos se habían relacionado con el evento y, para el 3 de septiembre, el número había llegado a 143.

Laurie Cormier, propietaria de Big Moose Inn, el lugar donde se realizó la fiesta, emitió un comunicado el mes pasado diciendo que el personal “está conmovido por la familia, los afectados por el virus que asistieron a la boda y los afectados desde entonces”, aseguró el portal WAGM. .

Los funcionarios de Maine han rastreado la propagación del virus de la boda en cientos de kilómetros en el estado y les preocupa que pueda deshacer el progreso del estado en la lucha contra el coronavirus.

Comenta