Nivel de ruido nocturno en la RM disminuyó un 65% durante la pandemia en comparación al mismo periodo en 2019

En el periodo de mayor confinamiento, es decir en marzo y abril del 2020, los niveles de ruido disminuyeron respecto al año 2019 en un 96% en el periodo nocturno y un 86% en el periodo diurno. Mientras que la comparación del año nuevo del 2019 con el de 2020 muestra una disminución en los niveles promedio en la noche de un 79%.




La ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, junto al titular de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward, anunciaron que se elaborará la primera norma de calidad de ruidos en Chile.

“Esto es un hito en la gestión del control de ruido ambiental en nuestro país, porque una norma de calidad permitirá establecer estándares máximos globales de niveles de ruido ambiental y así generar acciones integradas, coordinadas y vinculantes con las distintas Instituciones del Estado que, transversalmente, tienen relación y responsabilidad en la generación, propagación y control de este contaminante”, señaló la secretaria de Estado.

Desde la cartera explicaron que la norma fortalecerá la gestión, ya que permitirá reconocer y establecer niveles de calidad de ruido ambiental que permitan proteger la salud de la población, contar con Planes de Prevención y Descontaminación para diseñar e implementar acciones y medidas de control o mitigación para reducir la exposición de la población al ruido ambiental, y regular los niveles de ruido ambiental que se generan por las distintas fuentes presentes en un territorio.

En esa línea, el ministro Ward aseguró que se busca que ese mecanismo “sirva como insumo para la construcción y también para la calidad de las viviendas que nosotros reparamos. Estamos trabajando en la clasificación acústica de viviendas, que nos permita tener estándares de construcción acorde a lo que se está implementando en muchos países del mundo”.

Los ministros dieron a conocer el anuncio en el marco de la presentación de un análisis del comportamiento del ruido en la Región Metropolitana en el contexto de la pandemia, que pudo ser recopilado a través de la red de monitoreo continuo instalada en 10 puntos de la capital.

A través de esas diez estaciones se compararon los registros de julio del 2020 a abril de 2021, con el mismo periodo entre 2018 y 2019, lo que arrojó que el nivel promedio de ruido disminuyó un 65% durante la noche y un 29% durante el día.

Si se ve la medición en periodos específicos, el estudio arrojó, por ejemplo que en el periodo de mayor confinamiento, es decir en marzo y abril del 2020, los niveles de ruido disminuyeron respecto al año 2019 en un 96% en el periodo nocturno, y un 86% en el periodo diurno. Mientras que la comparación del año nuevo del 2019 con el de 2020 muestra una disminución en los niveles promedio en la noche de un 79%.

”Si bien con lo medido podemos estimar que la mitad de la ciudad de Santiago cuenta con niveles aceptables de ruido, hay sectores de la ciudad en que los niveles de ruido son extremadamente altos, como las cercanos a vías de gran circulación o derechamente carreteras urbanas, que representan el 20% de la red vial urbana del Gran Santiago” explicó Schmidt.

El MMA explicó, igualmente, que la estación Ñuñoa -ubicada en calle Amapola en una zona residencial de la comuna- es la que ha presentado menores niveles de ruido. En ese lugar, el nivel promedio diurno a la fecha es de 57,7 dBA y de 45,9 dBA para el periodo nocturno. Con esto, se puede proyectar que las zonas residenciales con características equivalentes, mantienen niveles aceptables de ruido de acuerdo a los parámetros de la OCDE -de Ld > 65 dBA y Ln > 55 dBA- por lo que bajo ese análisis se concluye que la mitad de la capital cuenta con estándares aceptables.

Sin embargo, en otros sectores de la ciudad los niveles de ruido son extremadamente altos. En la estación ubicada en la Autopista Central, por ejemplo, los niveles de ruido promedio diurno a la fecha son de 74,2 dBA y de 68 dBA para el periodo nocturno.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.