Principal organización que mide compromisos climáticos de los países aplaude plan de reducción de emisiones de Chile

clima

Grupo internacional de científicos independientes valoran propuesta chilena de rebajar sus emisiones y promete un nuevo análisis en profundidad de la política climática nacional durante la realización de la COP25.




Desde el año 2009 dos organizaciones (Climate Analytics y New Climate Institute) se unieron para conformar el Climate Action Tracker (CAT), una entidad que rastrea la acción climática de 32 países y realiza un análisis científico independiente de sus políticas medioambientales para medirlos contra el objetivo globalmente acordado del Acuerdo de París y revisar si los países están en camino de cumplir sus compromisos.

Esta semana, después que las autoridades chilenas dieran a conocer la nueva propuesta de Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), el principal instrumento para la implementación efectiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, CAT revisó el documento y rápidamente emitió un análisis.

En el documento publicado este viernes en la web, CAT señala que "Chile es uno de los primeros países en proponer una promesa actualizada y claramente más ambiciosa del Acuerdo de París". Según la organización, esta es "una señal de liderazgo importante" considerando que Chile será el anfitrión de la Conferencia sobre el Clima en diciembre (COP25) y que, "en virtud del Acuerdo de París y sus decisiones habilitantes, se solicitó a todos los países que mejoren sus NDC para 2020" y así cerrar la brecha de emisiones.

María José de Villafranca, especialista en política climática de NewClimate Institute, valora la propuesta chilena. "Claramente la meta condicionada que ahora tiene Chile es mejor. Lo que no sabemos bien es lo que está detrás de la meta condicionada. Falta un poco más de información, pero reducir las metas es bueno".

Villafranca explica que Chile es un país que tiene muchas centrales a carbón y que al igual que los países OCDE la recomendación es cerrarlas todas mucho antes de 2040. "No tenemos una fecha específica para Chile, pero debe ser antes. Es un país con mucho carbón pero ha hecho bien al menos en tener un plan de cierre para las primeras centrales", dice a Qué Pasa.

Según CAT, la acción chilena "probablemente alentará a otros a presentar contribuciones más ambiciosas lo antes posible" y reconoce que a nivel mundial, el trabajo de los países está lejos de ser suficiente para cumplir el objetivo global acordado en el Acuerdo de París de limitar el aumento de temperatura a 1,5 ° C y llevar a un calentamiento de alrededor de 3,2 ° C para el año 2100.

Villafranca señala que para la COP25 tendrán un análisis más acabado de los nuevos compromisos climáticos de Chile. "Hasta ahora, Chile es pionero en la modificación de sus compromisos. Lo está haciendo bien, pero hay cosas que se podrían clarificar", insiste.

Comenta