Organizaciones piden término anticipado de proyecto de megapuerto en San Antonio por el daño irreparable que produciría en humedal declarado santuario de la naturaleza

San Antonio. Foto: Dedvi Missene.

Dentro de las observaciones realizadas, las organizaciones señalan que el Estudio de Impacto Ambiental de la empresa EPSA, a cargo de la construcción del puerto, no considera al humedal como un área de valor ambiental único y, por lo tanto, no se toman en cuenta todos los impactos significativos que tendrían las obras del proyecto portuario sobre él.




Un grupo de organizaciones de la sociedad civil solicitó al Servicio de Evaluación Ambiental que declare el término anticipado del procedimiento de evaluación ambiental del proyecto Puerto Exterior de la Empresa Portuaria de San Antonio (EPSA) -que pretende construir un megapuerto en esa comuna- por no cumplir con los estándares mínimos para ser evaluado en forma completa y responsable.

Lo que señalan las organizaciones es que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por EPSA carece de información relevante y esencial para su evaluación y que además contiene “vacíos significativos y serias falencias técnicas y jurídicas imposibles de subsanar a través de solicitudes de aclaraciones, rectificaciones o ampliaciones en el marco del procedimiento de evaluación ambiental”.

Por esto, no se puede realizar una evaluación completa y responsable, aseguran, de los impactos que el proyecto tendría sobre el humedal del río Maipo –incluidas las lagunas de Llolleo- y sobre la zona marino-costera en su conjunto. Cabe recordar que el 9 de julio recién pasado se oficializó ese humedal como nuevo Santuario de la Naturaleza por ser un área de inmenso valor biológico y el más importante de la zona central de Chile.

©️Fundación Cosmos
©️Fundación Cosmos

En ese ecosistema habitan un total de 181 especies de aves, lo que representa un 35% de la avifauna nacional. Pero además, es parte importante de la ruta migratoria de América, por lo que cada año recibe a miles de individuos que provienen del hemisferio norte.

Por ese motivo, el lugar ha sido declarado sitio IBA (Important Bird and Biodiversity Area) por la organización Bird Life Internacional; sitio de importancia regional para las aves playeras por la Red Hemisférica de Reservas de Aves Playeras, y sitio de importancia dentro de la “Estrategia de Conservación de las Aves Playeras de la Ruta del Pacífico de las Américas” de la National Audubon Society

El director ejecutivo de la Fundación Cosmos, Diego Urrejola, manifestó que “nuestro principal objetivo es la conservación del ecosistema humedal río Maipo de la mano con el desarrollo de las comunidades que lo rodean. Y este proyecto, así como está planteado, no posee la información necesaria para evaluar cómo impactaría ni en el ecosistema ni en sus comunidades”.

©️Fundación Cosmos
©️Fundación Cosmos

Las observaciones

Las ocho organizaciones y tres adherentes que están detrás declaración señalan que su solicitud se realiza luego de que diversos especialistas -entre ellos geógrafos, oceanógrafos, ornitólogos y abogados-, realizaran un análisis técnico exhaustivo del estudio presentado por EPSA, después de que éste fuera admitido a evaluación por parte del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Valparaíso, en mayo de este año.

Dentro de las observaciones realizadas, los autores destacan el hecho que la empresa, a través de su estudio, no considera al humedal como un área de valor ambiental único y, por lo tanto, no se toman en cuenta todos los impactos significativos que tendrían las obras del proyecto portuario sobre él. Además, dicen, no incorpora información actualmente disponible para, por ejemplo, definir la geomorfología costera o modelar los impactos del cambio climático sobre la costa chilena, factores claves para la evaluación de riesgos. Asimismo, no tiene una visión sistémica costa-cuenca y, por lo tanto, la delimitación de su área de influencia es incompleta e insuficiente.

En cuanto a las lagunas de Llolleo, la declaración señala que el Estudio de Impacto Ambiental no explica por qué rellenar y eliminar las lagunas es la única alternativa del proyecto, mientras que la medida de compensación presentada al respecto no tiene los antecedentes necesarios para ser evaluada en su mérito y concluir efectivamente compensaría la pérdida de biodiversidad generada.

Finalmente, en consideración a esas y otras observaciones, quienes adhieren a la declaración solicitan al Servicio de Evaluación Ambiental que se declare el término anticipado del procedimiento de evaluación, o bien, que se proceda al retiro voluntario por parte de la empresa titular del proyecto, por falta de información relevante y esencial.

El pasado 30 de abril EPSA ingresó el Estudio de su proyecto Puerto Exterior o Mega Puerto, al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), y que éste consiste en la construcción y operación de dos nuevos terminales portuarios adyacentes a la instalación portuaria actual la comuna de San Antonio, cuya envergadura aumentaría a más del doble la capacidad de transferencia portuaria de la región de Valparaíso y permitiría atender naves portacontenedores de 400 metros de eslora. El nuevo puerto limitaría con la desembocadura del río Maipo.

Las organizaciones y actores que adhieren a la declaración son: Fundación Cosmos; Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile; Observatorio de la Costa; Fiscalía del Medio Ambiente (Fima); Movimiento Ojos de Mar de Llolleo; Academia de Ciencia Escolar Yecos del INCO; Comité Ambiental Comunal de Santo Domingo; ONG Vida; Diego Luna Quevedo, Especialista en Conservación de la Red Hemisférica de Reservas para de Aves Playeras; Carmen Espoz, Decana Facultad de Ciencias Universidad Santo Tomás; Jose Luis Brito Montero,Profesor Especialista en Fauna Silvestre y Naturalista.

Comenta