Regresa la lluvia a Santiago: revisa a qué hora comienzan las primeras precipitaciones

¿A qué hora comienzan las lluvias?

Foto: Agencia Uno

Pese al cálido inicio de septiembre, la capital registrará dos intensos días de precipitaciones.


Después de una ola de calor, en la que incluso los termómetros superaron los 30°C, la lluvia regresa a la Región Metropolitana y Santiago.

Aunque las primeras lluvias se esperaban para casi el final de la noche del miércoles, y con mayor abundancia la madrugada del jueves, la proyección climática bajó la probabilidad de precipitaciones para la tarde del miércoles.

De hecho, durante la tarde (pasado el mediodía) incluso el cielo podría abrirse un poco y presentar nubosidad parcial.

Según algunos reportes, las primeras gotas deberían comenzar a caer cerca de las 17.00, y con mayor seguridad, pasadas las 20.00.

De acuerdo al portal especializado Meteored, la lluvia sobre la capital comenzaría cerca de las 20.00, con una probabilidad de 70%. Ya pasadas las 23.00, la probabilidad sube a 80%.

Para el miércoles, la probabilidad de chubascos es de 80% y se proyectan que caerán 2,7 mm de agua. Mientras que para el jueves, se esperan 13 mm de agua y un 90% de probabilidade de que llueva, según la proyección del portal especializado Meteored. Para el jueves, las lluvias caerían en la madrugada y parte de la mañana.

Sin embargo, otras proyecciones ponen en duda que este miércoles llueva y solo supeditan precipitaciones para el día jueves.

Arnaldo Zúñiga, meteorólogo del Centro Nacional de Análisis DMC, explica que un sistema frontal frío afectará con precipitaciones débiles, desde Los Lagos y norte de Aysén, existiendo la probabilidad de generación de tormentas eléctricas el día miércoles en estas regiones. “El frente alcanzará la zona centro sur este miércoles, también con precipitaciones tipo lluvia débil, para la zona comprendida entre las regiones de Valparaíso, Región Metropolitana y O’Higgins. Se prevé que éstas se presenten principalmente el jueves en la mañana”.

Debido a la acción del frente, “se observará un ingreso de nubosidad baja costera en la madrugada del miércoles hacia el interior de los valles, lo que implicará además, un descenso marcado de las temperaturas máximas con valores para la Región Metropolitana de 14ºC, mientras que el miércoles solo 11ºC”, añade Zúñiga.

El jueves promete ser un día absolutamente invernal, ya que además de lluvia, presentaría mucho frío. El pronóstico de Meteored indica que la máxima solo llegaría a 8 °C, mientras que la mínima rondaría los 3°C. Durante el fin de semana, volverían los cielos despejados, con nubosidad parcial. “A partir del viernes se normalizará el campo térmico con valores normales para la época”, establece el meteorólogo.

AccuWeather coincide con las lluvias del jueves. Establece que existe un 90% de probabilidad de que ocurra. Pronostica 5,7 mm de agua caída y ráfagas de vientos cercanas a 20 km/h.

Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, señala que la primavera meteorológico comenzó el 1 de septiembre con un déficit de precipitaciones de alrededor del 40% en Santiago. “Los 120 mm registrados en la Estación Quinta Normal están lejos de los 210 mm que son considerados normales durante el invierno en Santiago, y son incluso muy inferiores a los 180 mm registrados en 2020″.

Paseo Yugoslavo, Valparaíso. Foto: Dedvi Missene

Diego Campos, meteorólogo de la Oficina de Servicios Climáticos de la DMC, explica que en la zona central en los últimos días las temperaturas han estado por sobre lo normal, bordeando los 25°C, hasta casi 30°C en algunas estaciones. “En Santiago, el promedio de temperatura máxima para septiembre es de ~21°C. Sin embargo, no es tan anómalo que algunos días estén por sobre este promedio, todos los años se registran días por encima de lo normal”.

Por ejemplo, añade Campos, “el año pasado se registraron 32,2°C, el 2018 31,3°C, el 2016 32°C y así. La lista de ejemplos es larga. Entonces, en general, todos los años se supera el percentil 90 de la distribución (días considerados extremos cálidos). Esto tiene una causa física conocida, que es el desarrollo de la vaguada costera, que en su fase de desarrollo favorece los vientos del este, la subsidencia forzada (descenso de aire) y un aumento de las temperaturas. En resumen, son días anómalamente cálidos en comparación con la climatología, recurrentes año a año y que en términos físicos son bastante normales”, considera.

Aunque se observan precipitaciones en los valles (del orden de 30% entre el sur de la Cuarta Región y el norte de la Séptima Región), “la situación es mucho menos mala en la cordillera. Las precipitaciones nivales en toda la cordillera de la zona central han estado en rangos levemente superiores a aquellos considerados normales. Este pequeño superávit de nieve aleja del peligro de racionamientos para las grandes ciudades de la zona central durante esta temporada primavera-verano”, explica el climatólogo.

Este último señala que se espera que las precipitaciones proyectadas para los próximos días ayuden a reducir el actual déficit en los valles de la zona central, y al mismo tiempo a consolidar el pequeño superávit de nieve en nuestra cordillera. “Sin embargo, continúa siendo poco probable que la primavera sea particularmente lluviosa. En el Pacífico Tropical parece estar fortaleciéndose La Niña. Este enfriamiento de la temperatura superficial del mar, frente a las costas de Ecuador y Perú, no favorece las precipitaciones en la zona central de Chile. Lo anterior significa que es poco probable que este año marque el final de la larga e intensa sequía que nos afecta”.

¿Lloverá en Fiestas Patrias?

El pronostico estacional para agosto, septiembre y octubre de la DMC establece que las precipitaciones serán normales o bajo lo normal entre el sur de la región de Coquimbo hasta la Región de los Lagos.

Señala que a pesar de las intensas precipitaciones registradas las últimas semanas, lo que ha significado que algunas estaciones meteorológicas del país se encuentren con superávit (por ejemplo La Serena con 30%), existe una mayor probabilidad de registrar menos lluvias de lo normal durante este período.

Al igual que los últimos pronósticos estacionales, sigue dominando una condición “Bajo lo Normal” en el tramo entre el sur de la región de Coquimbo hasta la Región de los Lagos.

Dicho de otro modo, y aunque el pronóstico del tiempo solo se puede determinar con mayor precisión una semana antes, e idealmente cuatro días antes, la probabilidad que llueva en Santiago para el feriado es más bien baja.

Las fiestas patrias tendrán cuatro días este año. FOTO: DEDVI MISSENE / LA TERCERA

Esto significa que, por ejemplo, en Santiago, lloverían menos de 39 mm que se registran para un septiembre normal; en Talca menos de 115 mm y en Concepción menos de 205 mm en el trimestre completo. Por supuesto, esto no quiere decir que no vaya a llover, sino que el total de lluvia acumulada durante estos meses, estará debajo de lo que climatológicamente se espera para un agosto-septiembre-octubre normal, señala el informe elaborado por los climatólogos Diego Campos y Fernanda Cabello.

Para las regiones del sur de Los Lagos, Aysén y parte de la región de Magallanes el pronóstico indica una mayor probabilidad de una condición “Normal a Sobre lo Normal”. Esto significaría que en Futaleufú y Balmaceda podría llover más de 447 mm y 91 mm en el trimestre, respectivamente, lo que incrementa la posibilidad que en estas zonas llueva para el feriado.

Las importantes lluvias y nevadas registradas en julio dejaron un ambiente de optimismo con respecto a los acumulados de precipitación anuales. De hecho, gran parte del país se encuentra dentro del rango normal, indica el documento elaborado por la DMC.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.