Sobredosis de WhatsApp: ¿cómo nos desintoxicamos?

whatspp foto

Especialistas hablan de sobre exposición a datos y de una "infoxicación", cuando la sobreinformación que tenemos es mayor a la capacidad de procesamiento de la misma, lo que nos termina intoxicando.




En las últimas semanas todos los chilenos hemos sido testigos de decenas y cientos de mensajes provenientes de amigos, cercanos, familiares y grupos de WhatsApp, desde cadenas, memes, chistes, afirmaciones y reflexiones que pueden haber generado más de un enojo e incomodidad.

Después de diez días de exposición permanente, llegó el tiempo de hacer una pausa y comenzar a tomar medidas para privilegiar la salud mental, advierten los especialistas.

Raúl Carvajal, psicólogo de Clínica Santa María señala que hoy es "absolutamente necesario" reducir el uso del teléfono y especialmente el de la herramienta WhatsApp.

"Esta aplicación está pensada en el contacto con personas cercanas, no en un medio para informarse sobre lo que está ocurriendo en el país. Lo ideal es que podamos mantener el nivel de información con las personas de mayor cercanía y tomemos distancias sobre todo de los grupos, más aún, si hay cierta disonancia entre los miembros de ese grupo. Si las personas que están ahí son consonantes con lo que yo pienso, puede ser interesantes seguir participando, pero si se dan diferencias, se crean conflictos y se tensan las relaciones, es mejor 'silenciar' el grupo por un momento".

Según el especialista, lo que ha ocurrido en los últimos 10 días genera agotamiento desde el punto de vista psicológico, un desgaste emocional que es evidente y absolutamente esperable que ocurra.

Silenciar los grupos o bloquear a ciertas personas es comparable a no ir a lugares en los que una persona no se siente cómoda, dejar de ir a los lugares que te estresan, dice Carvajal.

El psicólogo también recomienda que si llega alguna información que nos molesta, es mejor no contestar. "Es importante escuchar las reacciones de nuestro cuerpo. A veces necesitamos ver una película, desconectarnos y apagar el teléfono. En cualquier situación y sobre todo en situaciones de crisis, estar hiperconectados genera siempre genera gestaste emocional", indica.

"Infoxicación"

Daniel Halpern, académico de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, plantea que cuando se generan acciones repetitivas, como la de revisar frecuentemente las actualizaciones de WhatsApp, se genera un hábito, una acción que no se razona, igual que el lavado de dientes en la mañana.

"Hoy tenemos una necesidad creada que probablemente no necesitemos y estamos constantemente revisando el celular porque creemos necesitar están informado con las últimas informaciones ante de tomar decisiones. Este hábito se ha generado en los últimos 10 días", dice el también director de TrenDigital UC.

Halpern menciona el término "infoxicación". "La sobre información que tenemos es mayor a la capacidad de procesamiento de la misma y eso nos tiene absolutamente intoxicados. Tenemos más información de la que necesitamos para tomar decisiones y además, mucha de esta información no es real", señala.

Según Halpern es recomendable tener algunas aplicaciones que ayuden a regular el uso del teléfono y de esta manera medir la "magnitud de la adicción".

Silencio selectivo

Una opción que es parte de la propia herramienta Whatasapp es el silencio selectivo que permite. Miguel Sanhueza, director de UTEM Virtual, recomienda por "sanidad mental" silenciar algunos grupos por al menos ocho horas dejar un par de momentos en el día para revisarlos y así evitar la ansiedad que provocar mirar el teléfono a cada alerta de mensaje. "Dejar en los mensajes la señala de vibración también molesta y distrae", advierte.

En el caso de amigos o familiares que suelen enviar cadenas o información poco relevante, lo conveniente es "bloquearlos condicionalmente" de manera que si insisten en el envío de mensajes, permita su desbloqueo. "Esto especialmente útil durante la noche. Nadie quiere recibir mensajes a las dos o cuatro de la mañana, pero tampoco queremos están desconectados o con el teléfono apagado en caso de emergencia. En ese caso, se puede bloquear al otro usuario de esta manera", dice Sanhueza.

¿Cómo se hace este bloqueo? Cuando elija un usuario vaya al menú que está en la parte superior (...) tres puntos en forma vertical. Posteriormente, vaya al menú Ver Contacto y además de dejar marcada la opción Silenciar notificación (eso les permitirá bloquear los mensajes), marque la opción Notificaciones Personalizadas. "Al activar esta última, el usuario podrá hacer llamadas de voz aun cuando los mensajes estén bloqueados, es decir, habilitando esa opción, aun cuando estén silenciados los mensajes, las llamadas estarán habilitadas", dice Sanhueza.

Otra posibilidad es cambiar la alerta para los mensajes y llamadas de personas cercanas y así estar atentas a sus comunicaciones.

Comenta