Los 43 puntos críticos que las FF.AA. mantienen bajo estricta custodia

Militares resguardan Bomaba Maipu

Foto : Andres Perez

Talleres del Metro, centros de distribución eléctrica e infraestructura aeroportuaria son algunas de estas áreas.




Plantas de agua potable, torres de alta tensión, infraestructura aeroportuaria y terrestre e instalaciones para distribuir gas en la ciudad. Estos son algunos de los 43 puntos estratégicos que tanto Carabineros como las Fuerzas Armadas mantenían ayer bajo un estricto resguardo armado.

Los también llamados puntos de "infraestructura crítica" fueron definidos por las autoridades debido al impacto que tienen para los habitantes de la ciudad. Estas infraestructuras corresponden a instalaciones o sistemas que son esenciales para el funcionamiento básico de la ciudad, y cuya "perturbación o destrucción afectaría gravemente la salud, la integridad física, la seguridad y el bienestar social y económico de la población", detalla una presentación del Ministerio del Interior.

Es por esto que su resguardo cobraba especial relevancia para el gobierno. Y más, ante la seguidilla de ataques concertados que en las últimas horas afectaron a estaciones del Metro, supermercados y locales comerciales tanto en Santiago como en regiones.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, aseguró ayer que las Fuerzas Armadas están "preferentemente concentradas en los lugares estratégicos, lugares críticos que son fundamentales para el funcionamiento para la ciudad. Son cerca de 40 lugares críticos que se han trabajado estratégicamente".

Los puntos de resguardo

Desde que el viernes el gobierno declaró estado de emergencia y dejó a cargo al general Javier Iturriaga, a las Fuerzas Armadas se les asignó una tarea clave para resguardar el funcionamiento de la ciudad: resguardar seis recintos estratégicos.

Uno de ellos, aseguran fuentes uniformadas, fueron los talleres de Metro, ubicados en la comuna de Lo Prado. Con ello, se buscaba asegurar el funcionamiento parcial que hoy tendrá el tren subterráneo.

Además del resguardo al Metro, para el gobierno y las Fuerzas Armadas era necesario custodiar las fuentes generadoras de energía y de distribución de agua potable que, según dijeron desde La Moneda, habrían intentado ser atacadas por grupos organizados.

Según el ministro de Defensa, Alberto Espina, "las Fuerzas Armadas se han concentrado en proteger los servicios básicos que permiten ser utilizados por todos nuestros compatriotas".

Entre las instalaciones de infraestructura crítica se encuentran los puntos de distribución de agua y las instalaciones de electricidad de luz. Ambas áreas, según las autoridades, sufrieron intentos de ataque para bloquear e impedir la normal entrega de los servicios básicos.

¿Qué es esto de las instalaciones de infraestructura crítica? Según el ministro Espina, entraban en esta categoría las "instalaciones de distribución de agua para que no se interrumpa y que se han intentado interrumpir. Instalaciones de electricidad para quedarnos sin luz, y se ha intentado bloquear e impedir que exista luz en la Región Metropolitana".

Además, se resguardó de manera especial las plantas de distribución de "combustibles de gas, estaciones electro-terminales de buses, talleres del Metro. Si eso no estuviera cubierto, no tendríamos Metro por mucho tiempo. También hay instalaciones de nuestros aeropuertos que han intentado ser objeto de ataques".

Lucía Dammert, experta en seguridad, asegura que la protección de estos puntos es vital para el normal funcionamiento de una ciudad.

Según la experta, dentro de la definición de infraestructura crítica se encuentran "todas aquellas estructuras que, si son dañadas, podrían afectar la calidad de vida y los derechos de las personas. Por ejemplo, en Japón su infraestructura crítica son las centrales nucleares, y en Chile lo son el aeropuerto, las centrales eléctricas y el Metro, entre otros".

Pese a que este tipo de puntos se resguardan principalmente tras catástrofes naturales, Dammert explica que también se deben proteger "para situaciones de desórdenes públicos y ciberataques. El Estado debería tener una definición clara de qué es su infraestructura crítica", aseguró.

Para el experto en seguridad Mauricio Olavarría, el espíritu de la medida adoptada por las autoridades radica en "evitar mayores afectaciones a la ciudadanía" .

Comenta