Conicyt entrega fondos a 11 universidades para divulgación científica

FOTO: CONICYT

Concurso PARes 2019-2022: Explora de CONICYT escoge representantes para todo Chile, Las 18 iniciativas seleccionadas serán desarrolladas por equipos al alero de prestigiosas universidades.


A través de un concurso, la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) transferirá recursos a una institución por región, para que esa región realice cuatro actividades nacionales dirigidas a cuatro tipos de público: niños  que van al jardín infantil y kínder; estudiantes de básica hasta la enseñanza media; docentes; y para el público general, en una actividad que se realizará en el día nacional de la ciencia.

La adjudicación de este fondo fue concedida a la Universidad de Tarapacá, que realizará actividades en la región de Arica y Parinacota y Tarapacá; U. Católica del Norte, vinculada a la región de Antofagasta y Coquimbo; Universidad de Atacama; Pontificia U. Católica de Valparaíso; U. de Chile; la U. de O’Higgins; U. de Talca; U. de Concepción, que estará a cargo de la región de Ñuble y Biobío; Pontificia U. Católica de Chile, con proyectos en la Región de la Araucanía; U. Austral de Chile, que trabajará en la región de Los Ríos, Los Lagos y Aysén; y la U. de Magallanes. Cada una de esas instituciones recibirá 250 millones de pesos anuales por cuatro años.

FOTO: CONICYT

Se trata del octavo concurso de Proyectos Asociativos Regionales (PAR). La subdirectora del Programa Explora de Conicyt, Paula Arismendi, cuenta, que la gracias es que las instituciones adjudicadas hagan convocatorias abiertas a colegios y jardines y de ahí seleccionan de acuerdo a la cantidad de cupos que ellos pueden abarcar. “Los establecimientos a los que va dirigido el concurso son los colegios públicos, jardines Junji e Integra y, en menor medida, colegios particulares”, dice Arismendi.

Los programas de divulgación y valoración científica y tecnológica que incluye esta iniciativa son diferentes para cada grupo objetivo. “Tenemos talleres para que los niños más pequeños abran su curiosidad y hagan experimentos; investigaciones escolares sobre ciencias naturales, sociales y tecnología para los más grandes. Y para los docentes tenemos campamentos científicos y programas educacionales”, cuenta Arismendi.

Agrega que esta es una iniciativa muy importante, sobre todo para que los docentes puedan tener mejores y mayores herramientas a la hora de enseñar. “Por ejemplo, para los más pequeños hay álbumes con láminas coleccionable y para ganarlas tienen que hacer las actividades que están en el álbum. Hay un juego que se llama el cachipún trófico, en la que, a través del cachipún, los niños tienen que ir descartando qué animal se come a qué animal. Lo hacemos porque el tema de la cadena trófica es una de las áreas en que les va mal a los niños en el Simce. Con este juego, se hace mucho más fácil aprender”.

Las instituciones ya están adjudicadas y solo falta saber qué colegios y docentes podrán participar de las actividades que se realizarán en cada región a partir del 1 de abril.

Seguir leyendo