¿Por qué Alemania planea la rehabilitación y construcción de nuevos búnkeres?

¿Por qué Alemania está considerando la rehabilitación y construcción de búnkeres? Foto: referencial.

Desde los municipios piden medidas para fortalecer la protección. Una empresa que los construye para fines privados asegura que los llamados han aumentado.


Fue a inicios de junio cuando el Ministerio del Interior de Alemania presentó en una conferencia en Potsdam un “informe sobre el desarrollo de un concepto moderno de vivienda” para su población.

Aquello ocurrió tres meses después de que la Asociación Alemania de Ciudades y Municipios solicitara al gobierno que se invirtieran 10.000 millones de euros en la protección de civiles, en el marco de los próximos 10 años.

Junto con ello, el organismo que representa a los ayuntamientos pidió que también se utilizaran los fondos para rehabilitar unos 2.000 búnkeres de los tiempos de la Guerra Fría.

Cifras de la Oficina Federal de Protección Civil y Asistencia en Casos de Catástrofe (BBK, por sus siglas en alemán) rescatadas por Deutsche Welle afirman que de ese número solo 579 siguen siendo refugios públicos.

De la misma manera, se precisa que en estos solo habría espacio para alrededor de 478.000 personas, es decir, cerca del 0,56% de la población alemana.

A esto se le agrega que “no son funcionales ni están listos para su uso” actualmente, según declaraciones reunidas por el citado medio.

El mencionado informe del oficialismo, el cual fue filtrado a varios medios alemanes, detalla que para proteger a toda la población se necesitaría construir unos 210.100 búnkeres adicionales.

Esto se traduciría en un monto de 140.200 millones de euros y tardaría unos 25 años.

Las preocupaciones de la ciudadanía alemana en torno a este ámbito se han intensificado en los últimos años.

BSSD Defence es una compañía con sede en Berlín que se dedica a la fabricación de “sistemas de espacios de protección” con fines privados, comerciales y militares.

Entre los productos que ofrecen se encuentran desde equipos de seguridad hasta búnkeres, por unos 200.000 euros.

Según aseguró a Deutsche Welle el director técnico de la compañía, Mario Piejde, han visto un alza considerable en las llamadas de ciudadanos, municipios y servicios de bomberos.

El representante de la firma detalló que estas aumentaron durante la pandemia y se incrementaron aún más tras el inicio de la invasión de Rusia en el territorio de Ucrania, el pasado 24 de febrero de 2022.

En sus palabras, “nadie podía esperar que en Europa se volviera a librar una guerra convencional, pero lamentablemente la historia se repite una y otra vez”.

”Las personas que han estado antes pensando en ello, ahora han empezado a poner en práctica sus planes”, agregó.

Desde la visión de Piejde, “en los últimos 35 años se han descuidado las obras destinadas a proteger a la población”.

¿Por qué Alemania está considerando la rehabilitación y construcción de búnkeres? Foto: referencial / refugio antiaéreo en Hamburgo.

Qué tan efectiva es la capacidad de protección que ofrecen los búnkeres

El director del Instituto de Estudios Económicos y de Seguridad FIRMITAS de la Universidad de Witten y coronel de la reserva de la Bundeswehr, Hans-Walter Borries, dijo que está de acuerdo con que no se han tomado suficientes medidas de protección.

Sin embargo, aseguró que duda de la capacidad que los búnkeres pudiesen tener en una eventual escalada de la guerra que involucre directamente a la OTAN y a Rusia.

En este sentido, afirmó que las tropas del Kremlin tienen misiles hipersónicos que —desde Kaliningrado— podrían llegar a casi cualquier ciudad europea en un rango de 2 a 5 minutos.

“No es como en la Segunda Guerra Mundial, cuando las advertencias de los bombarderos que sobrevolaban Hannover hacia Berlín daban a la gente 15 o 20 minutos para encontrar un búnker. Con los tiempos de reacción actuales, no hay forma de advertir a la población”, enfatizó Borries.

Según rescató Deutsche Welle, desde el gobierno alemán están al tanto de ese factor y planean recomendar a la ciudadanía que adquieran materiales económicos y de fácil disponibilidad para que construyan espacios para protegerse en sus sótanos.

Para el especialista, dicha medida no sería de gran utilidad si se desata una guerra de tipo nuclear.

“El efecto ya no es comparable al de Hiroshima o Nagasaki (...) Con armas modernas, toda Alemania podría ser aniquilada con 10 o 12 misiles”, alertó el director del organismo.

Y pese a que reconoció que los búnkeres podrían resistir una ofensiva de estas características, dijo que estos deberían estar enterrados a miles de metros de profundidad de los Alpes suizos.

Como alternativa a la propuesta de invertir grandes sumas en construirlos, sugirió que se podrían destinar fondos a lo que llamó protección “normal”, es decir, sistemas de alerta.

Bajo esta línea, Borries sentenció al medio alemán: “Eso significaría dinero para entrenamiento, ejercicios y equipamiento moderno. Todo eso tendría más sentido que imaginar estos escenarios del fin del mundo, en los que de todos modos no se puede hacer nada”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.