Recylink: Una nueva mirada al mundo de la construcción

Imagen Recylink2

Se trata de un emprendimiento que busca dar respuesta al desafío de la reutilización y tratamiento de los residuos derivados de la construcción, coordinando a emisores y encargados de ejecutar el reciclaje por medio de una plataforma digital.




La industria de la construcción es responsable de parte importante de los residuos que se generan en Chile, el 34% según estadísticas oficiales. Este es el desafío que motivó a Nicolás Behar y Rodrigo Galleguillos a fundar Recylink, una iniciativa que apunta a recuperar estos materiales de desecho y generar su puesta en valor, una de las claves de la economía circular.

"Ayudamos a las empresas a reciclar sus residuos y poder manejar de forma responsable aquellos que no se pueden procesar. Eso lo logramos por medio de innovación y tecnología. Las compañías se han visto beneficiadas económicamente, porque están teniendo retribuciones por la venta de materiales, como el fierro y el cartón, y también se producen ahorros. Botar escombros siempre es más caro", dice Behar.

Rodrigo y Nicolás se conocieron en tiempos universitarios, estudiando construcción civil durante el 2003 en la Universidad Central. Una vez que terminaron sus carreras, el primero se desempeñó en proyectos de viviendas sociales y el segundo en obras civiles. Esto no duró mucho tiempo, pues prontamente ambos se fueron del país con el fin de perfeccionar sus conocimientos.

Volvieron a Chile hace dos años y decidieron crear Recylink. "Fui a hacer un máster en sustentabilidad a la Universidad de Edimburgo (Escocia), mientras que Rodrigo se dirigió a Australia. Cuando regresamos, ambos estábamos dispuestos a trabajar y casi entramos a lugares distintos a nuestras carreras. Entonces, nos reunimos y comenzó a tomar forma una idea que ya habíamos conversado en el pasado, además le sumamos una patita que tiene que ver con la tecnología", señala Behar.

De esta manera, la naciente empresa creó una plataforma digital que permite a las empresas administrar los residuos que generan. Una de sus principales características es que se trata de un concepto que se adapta a las necesidades de cada industria, que por medio de un simple "click" puede solicitar el retiro de los materiales.

"En lugar de armar una planta de reciclaje gigante, con camiones y máquinas, que es un concepto muy caro y complicado de administrar, logramos crear algo más simple y que logra, efectivamente, crear un impacto mayor. Se trata de una web que conecta a las empresas constructoras con todo el mercado del reciclaje, con eso ayudamos a las compañías en un mercado que ya existe. Nos dimos cuenta que falta una plataforma de conexión entre estos dos mundos", explica Behar.

Una vez desarrollada esta etapa, venía lo más difícil: Encontrar los recursos necesarios para ponerle "ruedas" a la iniciativa. "El 15 de julio de 2017, que fue el día que nevó en Santiago, nos avisaron que habíamos ganado un fondo de $25 millones del programa Capital Semilla de Corfo. Esto, se sumó a los $8,3 millones que logramos reunir nosotros, lo que nos permitió trabajar en los papeleos de la empresa y armar la red de contactos que necesitábamos", manifiesta Behar.

De esta manera, en diciembre de 2017 nace formalmente Recylink. Desde entonces, la empresa ha logrado reciclar 53,7 toneladas (t) de materiales, lo que equivale a una disminución de 105,4 t de CO2 liberadas a la atmósfera. Es decir, el trabajo realizado por esta compañía hasta la fecha equivale a la reducción de CO2 que realizan unos 273,2 árboles en un año.

"Queremos hacer mejoras en la plataforma, por lo que estamos trabajando en fortalecerla. Esto, por medio de más aplicaciones internas o módulos, para que sea aún mejor para nuestros clientes. Además, estamos levantando información dentro del sistema, para que ellos puedan saber todo sin que nos tengan que llamar, para que todo su funcionamiento sea automático", asegura Behar.

Recylink no sólo ha sido exitoso en Chile, pues este año la iniciativa fue reconocida por los Premios Latinoamérica Verde. En esta edición participaron 2.733 proyectos y quedaron 31 finalistas, entre los cuales el emprendimiento local obtuvo la segunda posición en la categoría de "Manejo de Residuos Sólidos". En tanto, este proyecto se quedó con el primer lugar de la categoría "Tecnología para la sustentabilidad". "La idea es poder expandirnos en la región durante 2019, conversamos con gente de Ecuador, Perú y Venezuela", manifiesta Behar.

Comenta