Nace Barco galería, primer espacio para la arquitectura

Galeria-BarcoWEB

Imagen de la última intervención realizada por la arquitecta Alejandra Celedón.

Ubicada en el icónico edificio de Bellas Artes, tendrá una intervención del subsecretario Emilio de la Cerda.


Si hace una década atrás la necesidad de la arquitectura local radicaba en validarse en casa para luego salir al mundo, cuestión que se logró con existosos proyectos de difusión como Arch Daily de los arquitectos David Basulto y David Assael además de las participación de profesionales chilenos en importantes eventos internacionales; en esta década la necesidad es otra.

"Hoy hay figuras notables y mundialmente reconocidas como Alejandro Aravena, Smiljan Radic o los Pezo Ellrischshausen, pero lo que falta es generar más discusión y debate sobre la arquitectura y ese es el nicho que me interesa abordar", dice el arquitecto Anton Zu Knyphausen, quien junto a su socia Agustina Labarca, acaban de abrir hace un mes Barco galería, el primer espacio dedicado a la arquitectura en Chile.

Ubicado en un departamento (que perteneciera a la socialité Julita Astaburuaga), en el primer piso del emblemático edificio de corte moderno conocido por su forma como "el barco", ubicado en la esquina de calle Santa Lucía y Merced, la idea es que distintos profesionales intervengan el espacio. "No nos interesa exponer obras realizadas, ni planos o maquetas. La idea es que los expositores reaccionen ante el soporte y se produzca una tensión entre las obras, porque con el tiempo éstas se van a ir acumulando una junto a otra. Tampoco queremos trabajar sólo con arquitectos, la arquitectura es el foco, pero la reflexión puede venir de otra disciplina", dice Zu Knyphausen, quien ve como referentes espacios internacionales como Liga de Ciudad de México o Storefront de Nueva York, quienes exploran la relación entre arte y arquitectura.

[caption id="attachment_92335" align="alignnone" width="5953"]

Los arquitectos Agustina Labarca y Anton Zu Knyphausen son los gestores de Barco Galería. Foto: Andrés Herrera.[/caption]

El proyecto, que fue levantado con donaciones y ya lleva cuatro intervenciones, ha tenido entre los invitados a los arquitectos Manuel Peralta, quien cubrió la ventana con cerámicos y las periodistas Catalina Mena y Silvia Veloso del colectivo Barbarie, que hicieron una intervención sonora usando imágenes históricas del edificio y la voz de su autor, el arquitecto Sergio LarraínGarcía-Moreno. La marcha blanca termina este jueves con la intervención del arquitecto y Subsecretario del Patrimonio Emilio de la Cerda. "Valoro mucho la iniciativa porque no existe un espacio similar a este en nuestra historia reciente, lo que no se condice con el reconocimiento que tiena la arquitectura chilena", dice la autoridad.

Aunque sí existe un antecedente previo. Entre el 2000 y 2002 el arquitecto Rodrigo Pérez de Arce utilizó una sala de la Facultad de Arquitectura de la UC, la pintó de rojo e hizo exposiciones de arquitectura. El Cuarto Rojo fue un espacio pionero, pero casi no queda registro de su existencia: una sola foto y los recuerdos de quienes asistieron. La primera exposición de Barco Galería estuvo dedicada al proyecto del Cuarto Rojo, con Pérez de Arce como curador y ahora Emilio de la Cerda volverá a hacer un guiño. "Me interesa exhibir los vestigios materiales de ese cuarto, hacer arqueología en las capas de pintura con las que se intentó borrar esa historia hasta hallar el color rojo, a partir de ahí es la discusión en arquitectura sobre la memoria y el respeto a las preexistencias", cuenta Emilio de la Cerda.

¿Qué pasará con la galería tras la marcha blanca? "Queremos postular a fondos para otro ciclo de exposiciones y ya estamos en conversaciones con Liga de México para hacer intercambio de expositores", cuenta Zu Knyphausen.

La muestra que se inaugura el jueves estará tres sábados abierta previa inscripción a barcoarquitectura@gmail.com.

Comenta