Odiado en la nación: la historia de GG Allin, el terrorista del rock & roll

GGALLIN

Actos como defecar en el escenario, infligirse heridas y quemar la bandera de su país eran recurrentes en los conciertos del cantante, quien se consideraba a sí mismo como "el último rockero de todos los tiempos".



Suenan los acordes de "Bite It You Scum", una de los títulos más populares de GG Allin. El norteamericano entra a torso desnudo, con un abrigo abierto en que se lee "GG Allin and the Murder Junkies" al reverso. En su cintura cuelga una bandera de Estados Unidos, la cual deja entrever un ceñido bikini que cubre sus genitales. De a poco se acerca un grupo de seguidores que canta sus versos, acción a la que responde con manotazos, patadas e insultos. Se quita la prenda superior y da inicio "Look Into My Eyes and Hate Me", mientras los más cercanos dan vueltas en círculos. Pasan unos minutos y esparce combustible por el escenario, para luego incendiar el lienzo blanco, azul y rojo que lleva entre sus piernas. El público se concentra de manera progresiva en el fondo del recinto.

Ese 18 de mayo de 1993, el cantante terminó con intermitentes derrames de sangre en su cabeza, tras recibir agresiones de sus fanáticos y golpearse a sí mismo. Para él, tal vivencia fue sólo una de muchas más.

https://www.youtube.com/watch?v=dz5PncC8ZhU

La llegada del mesías

Jesus Christ Allin nació el 29 de agosto de 1956 en New Hampshire. Según la biografía que Steve Huey escribió para Allmusic, su padre eligió ese nombre, debido a que creía que el niño estaría dotado de características divinas que lo convertirían en un nuevo mesías. Lejos de impulsar su teoría, el hombre religioso abusó frecuentemente de su esposa e hijos, lo que llevó a que esta se divorciara y se mudara con los niños a Vermont, un estado colindante a NH.

La madre cambió el nombre de su hijo a Kevin Michael, para que así olvidara los casos de maltrato y no recibiera burlas por parte de sus compañeros de colegio. Tal estrategia no fue suficiente, ya que, según su hermano Merle Allin en una entrevista a Vice en 2012, ambos solían vestir ropa de mujer durante su adolescencia. Se sentían atraídos por la estética de New York Dolls, The Stooges y The Rolling Stones, quienes se convertirían en influencias notorias para los jóvenes.

Su atracción por la música rock lo llevó a fundar Little Sister's Date durante su etapa escolar, una agrupación en la que se desempeñó como baterista. Su posición en las percusiones se mantuvo hasta el fin de Malpractice, una banda que armó al terminar sus estudios de secundaria. Esta última, conformada por los hermanos Allin y otras dos personas, publicó un single en 1977, el cual incluyó las canciones "Devil's Triangle" y "Love Tunnel".

https://www.youtube.com/watch?v=4B8dbPQ7Cy4

El conjunto se separó el mismo año en que dio a luz su único lanzamiento, por lo que GG y Merle Allin formaron The Jabbers, grupo con el que publicaron su álbum debut Always Was, Is An Always Shall Be (1980). Tal banda se disolvió por culpa de Kevin Michael, quien adoptaba una personalidad cada vez más oscura y viciosa, la cual lo llevó a la cárcel tras violar a una joven en 1989 y a incumplir la libertad condicional que se le asignó para irse de gira por Estados Unidos. Por su parte, el director de cine Todd Phillips documentó el tour en Hated: GG Allin & the Murder Junkies (1993), filme en el cual se incluyen imágenes exclusivas de los conciertos, en donde el cantante realizó acciones como atacar al público, infringirse heridas y defecar en el escenario para después ingerir sus heces.

El 28 de junio de 1993, GG Allin murió a causa de una sobredosis, la cual se aplicó tras generar desórdenes en un show, para más tarde exponerse desnudo en la vía pública. En su funeral se desató una fiesta —incluida en los extras de la cinta de Phillips—, en la cual se vio al músico postrado en su ataúd junto a una botella de Jim Beam y con una copia de The Suicide Sessions (1989) reproduciéndose en sus oídos.

El escándalo de New York

El cantante está desnudo en una sala de la New York University, mientras un grupo de estudiantes lo observa con atención. "Hoy tengo antojo de banana", dice antes de sacar una fruta e introducirla en las profundidades de su trasero, a lo que agrega "¿están hambrientos?", mientras tira los restos a un público que ríe y empieza a alejarse de las primeras filas. El músico ya es es conocido por su actitud violenta e impredecible, la cual se acentúa cuando los jóvenes se niegan a su propuesta de desnudarse y hacer una pila de ropa.

Luego de que un anónimo delatara las acciones de Allin en la casa de estudios, la policía llega a detener su intervención artística. El músico se ve obligado a firmar un documento, en el que se compromete a retirarse pacíficamente, para así no volver nunca más. Sentado —ahora con ropa— sólo mira un punto fijo, mientras vocifera la frase "GG es Dios".

Comenta