Festival de Venecia, las clasificatorias de los premios Oscar

VeneciaWEB

Hoy comienza la muestra que inicia la carrera a los galardones más importantes de la industria. Destacan Ad Astra, con Brad Pitt; The laundromat, con Meryl Streep; y La vérité, con Catherine Deneuve.


Los astronautas y la isla Lido ostentan una singular compatibilidad sanguínea. Estamos hablando de cosmonautas del cine, en todo caso: el Lido es la alargada ínsula al sureste de Venecia donde anualmente se desarrolla el festival de cine más antiguo del planeta. En los últimos cinco años, dos películas con héroes espaciales han desembarcado en la Mostra: Gravedad, de Alfonso Cuarón, en el 2013, y El primer hombre en la Luna, de Damien Chazelle, en el 2018. Mañana le toca el turno a una tercera: Ad Astra (2019), con Brad Pitt.

Si la película es buena y tiene una eficaz campaña promocional, puede llegar a los Oscar, tal como le pasó a Gravedad, que conquistó siete en el 2014. Sin embargo, si sólo es buena y nadie más habla de ella el resto del año, como El primer hombre en la Luna, tal vez todo acabe en Venecia, de la misma manera que el largometraje con Ryan Gosling apenas conquistó una estatuilla a Mejores efectos visuales. De cualquier manera, la película del realizador estadounidense James Gray (1969) viene bien aspectada y sus sinopsis en cines prometen bastante.

La muestra italiana se ha transformado, bajo el mandato de Alberto Barbera desde el 2012, en la plataforma de lanzamiento de muchas de las cintas que posteriormente disputan los premios de la industria. El año pasado, por ejemplo, se exhibieron Roma de Alfonso Cuarón, Nace una estrella de Bradley Cooper y La favorita de Yorgos Lanthimos, todas ganadoras en alguna categoría de los Oscar 2019.

En la versión 76 del festival que parte hoy en la noche con la exhibición de La vérité, del japonés Hirokazu Kore-eda, se vislumbra la presencia de la correspondiente pléyade de estrellas estadounidenses en su alfombra roja. La primera será Brad Pitt, protagonista de Ad Astra, la producción de ciencia ficción que se estrena el jueves en el encuentro.

La película es la historia del astronauta Roy McBride, un ingeniero aeronáutico que viaja a los confines del sistema solar. Tiene como tarea dar con el paradero de su padre, Clifford McBride (Tommy Lee Jones), de quien se perdió contacto hace 16 años, mientras buscaba vida extraterrestre en Neptuno.

Producida en parte por el propio Brad Pitt a través de su compañía Plan B Entertainment, Ad Astra llegará a salas chilenas el 26 de septiembre. Esta es la segunda vez que el actor de Guerra mundial Z (2013) está tras un largometraje de Gray después de Z: La ciudad perdida (2016), filme sobre el geógrafo y arqueólogo inglés Perry Fawcett, que se perdió en el Amazonas en 1925. Como se ve. el motivo del hombre enfrentado a la aventura imposible se repite en Z y Ad Astra.

Sobre el estilo visual de Ad Astra, su realizador James Gray había dado detalles en el 2017 al sitio de cine Collider. "Queremos lograr la descripción más realista posible sobre lo que puede ser un viaje espacial. Es decir, me interesa dejar en evidencia lo hostil y sombrío que puede llegar a ser una travesía de estas características", dijo en ese momento.

Streep, Deneuve, Johansson

La edición 2019 del Festival de Venecia parte hoy en la noche con el estreno de La vérité, el debut en francés del cineasta japonés Hirokazu Kore-eda, que el año pasado ganó el Festival de Cannes con Shoplifters (2018). La familia y sus delicados lazos siempre han sido el tema del cineasta nipón más prestigioso del momento, y en La vérité parece escarbar otra vez en aquella herida: Fabienne (Catherine Deneuve) es una gran dama del cine francés y al publicar sus memorias se enfrenta a las recriminaciones de su hija, la guionista Lumir (Juliette Binoche).

A diferencia del Festival de Cannes, la muestra veneciana le da cancha libre a las películas producidas por Netflix, que esta vez apuesta a The laundromat, de Steven Soderbergh, Marriage story, de Noah Baumbach, y The king, de David Michôd.

En la primera sale a la luz el caso de los Panamá Papers: Meryl Streep es una viuda cuyas vacaciones se transforman en un viaje insólito hacia los abogados (Gary Oldman y Antonio Banderas) que ayudaban desde Panamá a evadir impuestos a líderes y empresarios de todo el mundo. En Marriage story, Scarlett Johansson y Adam Driver interpretan a una actriz de teatro y un director de escena que enfrentan la separación matrimonial.

Fuera de competencia y basada al menos en cuatro obras de Shakespeare, The king trae de vuelta a Timothée Chalamet en el rol del rey Enrique V de Inglaterra.

El cine más masivo también tendrá su hora en Venecia con la exhibición de Joker, filme de Todd Phillips (¿Qué pasó ayer?) que estará curiosamente en la competencia y donde Joaquin Phoenix interpreta al Joker, némesis de Batman. También a la competencia va An officer and a spy (2019), la película de Roman Polanski que recrea el caso Dreyfus, uno de los episodios más reveladores de antisemitismo en la Europa del siglo XIX. Desde Asia, destaca la presencia del realizador chino Lu Ye, que en Saturday fiction narra la historia de una agente china (Gong Li) que durante la Segunda Guerra Mundial trabaja para los aliados.

En esta ocasión, Venecia tendrá tres películas chilenas. A la competencia oficial llega Ema, la tercera incursión de Pablo Larraín en el encuentro después de Post Mortem (2010) y Jackie (2016). Protagonizada por Mariana Di Girolamo y Gael García Bernal, la película aún permanece con signo de interrogación en cuanto a su exacta historia. Sólo se sabe que transcurre en Valparaíso y que una pareja enfrenta la adopción de un hijo.

El actor Alfredo Castro, presencia recurrente en el cine de Larraín hasta hace unos años, es el protagonista de Blanco en el blanco de Theo Court y El príncipe de Sebastián Muñoz. La primera, que va a la sección Orizzonti, se ambienta a fines del siglo XIX y conecta la odisea de un fotógrafo con una boda local. El príncipe, que estará en la Semana Internacional de la Crítica, es el debut de Sebastián Muñoz en la ficción. Para tal bautizo se vale de un drama homoerótico en una cárcel santiaguina en 1970.

Comenta