Tributo a Freddie Mercury, el concierto con más estrellas en escena

Tributo Mercury Plant May

El recital realizado en 1992 que homenajeó al vocalista de Queen -y de quien esta semana se conmemoró su natalicio- tuvo en escena a Metallica y Guns N' Roses en su mejor momento, además de otras figuras como Elton John, Robert Plant, David Bowie, George Michael y Roger Daltrey cantando los clásicos del cuarteto británico.



A estas alturas la historia parece conocida, sobre todo después de la película Bohemian Rhapsody: en 1985, Queen se presentó en el Estadio Wembley de Londres en medio del Live Aid, un evento que buscaba recolectar dinero para países de África Oriental. En un set de 20 minutos aproximadamente, el cuarteto británico tocó algunos de sus grandes éxitos ante un público que estuvo sintonizado todo el show. Una de las cosas que benefició a la banda fue la intervención de la mesa de sonido, lo que les dio un sonido más fuerte en relación a las otras performances de la jornada. El resultado final fue un éxito rotundo.

https://www.youtube.com/watch?v=TkFHYODzRTs

Queen, que venía de fricciones internas y divagando en proyectos solitarios, tomó esa ocasión como un trampolín para volver a trabajar en conjunto. Así vino el álbum A kind of magic (1986), del cual se desprendieron éxitos como "One vision", "Who wants to live forever?", "Friends will be friends" y la que le da el nombre al disco.

Sumado a ello, se realizó una gira promocional el mismo 1986 por Europa, la que llevó por nombre "Magic tour". Dentro de esos shows con llenos totales, la Reina volvió un año después del Live Aid al mismo Wembley, esta vez para presentarse por partida doble y en extenso. Aquellas jornadas fueron grabadas en audio y video, siendo posteriormente lanzadas oficialmente como Live at Wembley '86.

https://www.youtube.com/watch?v=ERt7Rx8LBHA

Y ese tour, que finalizó en agosto de 1986, fue el último de Queen con Freddie Mercury vivo. El cantante, quien tenía el virus del Sida, falleció en noviembre de 1991, a meses de haber lanzado Innuendo, último disco de estudio con él en vida, y a semanas del compilatorio Greatest Hits CD 2.

La noticia de su deceso impactó en todo el mundo. Sin embargo, sus compañeros de banda querían despedirlo a lo grande. Por ello, se organizaron junto a otros colegas músicos para un recital sin precedentes. El lugar escogido no podía ser otro: Wembley.

Pese a que no se sabía quiénes iban a participar, apenas se anunció la venta de entradas, estas se agotaron en seis horas. Y aunque no había definición de la parrilla programática, la fecha sí estaba clara: 20 de abril de 1992.

Los meses previos

Así, con el tiempo corriendo, había que empezar a contactar a los músicos que participarían en el show. Nomis Studios y Bray Studios albergaron los ensayos de Brian May, Roger Taylor y John Deacon con distintos artistas.

De acuerdo a Jim Jenkins, fan de Queen y cercano al grupo, los primeros nombres que se rumoreaban en el ambiente fueron David Bowie, Extreme, Metallica y Robert Plant. Otros esperaban que Michael Jackson y Madonna, además de la soprano Montserrat Caballé (con quien Mercury cantó "Barcelona"), también fueran parte del show. Ya con el transcurso de los días se confirmaron los mencionados por Jenkins, grupo a cual se sumaron Guns N' Roses, Elton John y Roger Daltrey, por mencionar algunos.

"Cuando era niño me decían que el rock n' roll no era música, que no era arte. Queen fue mi prueba, mi evidencia, de que esas personas estaban equivocadas. Y Queen significaba todo para mí". Así Axl Rose sustentó su presencia en el tributo a Freddie Mercury.

https://www.youtube.com/watch?v=avBzOxcP5E8

https://www.youtube.com/watch?v=rKP1_YImZlc

Y así siguieron los ensayos. Sumaron además un grupo de coristas y músicos de apoyo, que después acompañarían a Brian May en su carrera solista.

Todo eso hasta que llegó el 20 de abril de 1992. La BBC aseguró que ese día hubo 72.000 espectadores en Wembley, que traducido en venta de tickets en esa época obtuvo 20 millones de libras, los que se destinaron a fundaciones de lucha contra el Sida. Además, el evento fue transmitido a 70 países -con una audiencia cercana a 500 millones de espectadores-.

https://www.youtube.com/watch?v=1VA9MqATH48

La voz de John Deacon y los shows previos

Eran "las seis de la tarde, aún con luz natural y con una temperatura agradable", detallaba en su crónica del día siguiente el diario El País. En ese momento Brian May, Roger Taylor y John Deacon ingresaron al escenario ante un recinto repleto. En ese mismo orden, cada uno de los músicos de Queen habló al micrófono.

https://youtu.be/AEWucROfh58?t=163

Deacon, particularmente, fue uno de los más ovacionados. Probablemente esa fue la única ocasión en que el silencioso bajista sacó la voz ante una multitud. En medio de los gritos, aprovechó de agradecer a las bandas que "dieron su tiempo y energía" para que el tributo a Freddie Mercury resultara.

Tras ello, el compositor de "I want to break free" y "Another one bites the dust" empalmó el inicio de shows parafraseando uno de los últimos hits de Queen: "Primero que todo, el show debe continuar y vamos a comenzar con una banda americana, tres veces ganadores del Grammy, así que por favor bienvenidos... ¡Metallica!".

https://www.youtube.com/watch?v=Xube4aKrfiU

Tras el show de la banda estadounidense, vino Extreme. El grupo comandado por Gary Cherone y Nuno Bettencourt tocó en vivo un medley de Queen que encendió a todo el estadio. Además, realizaron un cover de "Love of my life" y tocaron su éxito de aquella época, "More than words". Def Leppard con Brian May, Bob Geldof, Spinal Tap y U2 (estos últimos desde California) le siguieron.

https://www.youtube.com/watch?v=SHlAjWtGFjU

Tal como empezó con todo la serie de shows previos, con Metallica tocando "Enter sandman", el último número también guardaba una presentación potente. Roger Taylor, baterista de Queen, dio el pase a Guns N' Roses, quienes tocaron "Paradise City" y "Knockin' on heaven's door".

https://www.youtube.com/watch?v=hyDHW_iDgxM

Después de varios números musicales sin parar, subió al escenario Elizabeth Taylor. Ahí la actriz realizó un discurso para concientizar sobre el virus del Sida. Eso sí, el momento no estuvo exento de tensión, ya que parte minoritaria del público le pidió que se fuera. "Estamos aquí para celebrar la vida de Freddie Mercury (...) Estamos aquí también para decirle a todo el mundo que él, como otros que perdimos por el Sida, murió antes de tiempo", fue parte de las palabras que Taylor dirigió al público presente en Wembley.

https://www.youtube.com/watch?v=t7jhdf5mYB4

May, Deacon y Taylor suben a tocar

Tras las palabras de la actriz británica-estadounidense, un video apareció en las pantallas del estadio, como también en la transmisión oficial. El clip, de poco más de un minuto, compilaba los momentos en que Freddie Mercury jugaba con el público, demostrando su destreza vocal, incluyendo los shows de Wembley de 1985 y 1986. Con ello, sus compañeros de banda salieron a escenario.

Brian May partió tocando un riff en guitarra, al cual Roger Taylor lo acompañó con bombo y platillos, además de explosiones del escenario. Luego se sumó John Deacon en el bajo para que "Tie your mother down", la escogida para abrir el tributo a Freddie Mercury, tomara forma. El mismo May tomó la responsabilidad de ser el primero en cantar, rol que tomó luego Joe Elliott de Def Leppard. En la misma canción también se sumó Slash de Guns N' Roses como guitarrista, dando la idea que aquella noche vendría cargada de sorpresas.

https://youtu.be/AasArumnUVs?t=6

"Estoy realmente orgulloso de haber tocado esa noche. Fue una experiencia muy fuerte, que se estuvo construyendo durante semanas con ensayos. Esa noche, creo que se mostró exactamente lo que Queen había logrado a lo largo de los años", aseguró Tony Iommi, guitarrista de Black Sabbath, declaraciones que recoge Brian May: The definitive biography (Laura Jackson). El mismo Iommi se unió con Roger Daltrey (The Who) en la canción siguiente, "I want it all".

Así, también desfilaron James Hetfield de Metallica, quien parecía otro hombre al verlo sin guitarra en "Stone cold crazy"; y Robert Plant (Led Zeppelin), quien cantó "Innuendo" y "Crazy little thing called love". Cabe mencionar que la primera canción no fue considerada para lanzamientos oficiales, debido a algunos errores, principalmente de Plant al olvidar la letra. De hecho, esa fue la única vez que se tocó "Innuendo" en vivo.

https://www.youtube.com/watch?v=ZUkSGT_4xUo

El tributo sirvió también para que Brian May tocara "Too much love will kill you", canción que años más tarde apareció en el álbum Made in heaven (1996) con la voz de Freddie Mercury. A ella se sumaron presentaciones de Paul Young (quizá la más baja del recital, salvada solo por la participación del público), Seal y Lisa Stansfield.

David Bowie fue otro de los protagonistas de esa noche de abril. En la ocasión tocó tres canciones, dos de ellas de su carrera. Annie Lennox, de brillante desempeño vocal, lo acompañó en "Under pressure", mientras en "All the young dudes" el Duque Blanco estuvo con Ian Hunter, Joe Elliot, Phil Collen y Mick Ronson. Este último también fue parte de "Heroes". Bowie cerró su participación con una oración y una completa ovación de vuelta del público asistente.

https://www.youtube.com/watch?v=yJ6T9uYImnQ

George Michael también participó en más de un tema esa jornada. "39", "These are the days of our lives" (con Lisa Stansfield) y "Somebody to love" fueron las que interpretó el hombre de "Careless whisper".

Sin embargo, tras 17 canciones, faltaban -sin desmerecer al resto del repertorio- las más simbólicas. La primera de ellas fue "Bohemian rhapsody", que partió con Elton John, prosiguió con Axl Rose y concluyó con un dueto de ambos al cierre, mientras el público cantó de principio a fin.

https://www.youtube.com/watch?v=i26406_EldM

Tras ello, Elton John siguió con "The show must go on", pieza que cierra Innuendo, tema que para muchos es la despedida de Freddie Mercury. Axl Rose, en tanto, se sumó a "We will rock you".

Para el broche final, Liza Minnelli tomó la responsabilidad de cantar "We are the champions", canción tocada por la banda desde octubre de 1977 y que de ahí en adelante fue la ocupada para cerrar la mayoría de sus shows. Y que Minnelli estuviese ahí, en ese momento exacto, no era algo al azar: en distintas entrevistas, Freddie Mercury ensalzó la figura de la cantante estadounidense, destacando su capacidad interpretativa.

Liza, por su parte, también mostró respeto y admiración a Mercury, yendo incluso a visitarlo cuando peor estuvo de salud. Por lo mismo, tanto en las entrevistas previas como en ese tiempo y espacio en Wembley, la cantante estaba notoriamente quebrada emocionalmente. Eso sí, estuvo a la altura del cierre del tributo, en el que todos los otros músicos que participaron de la extensa jornada musical se sumaron a cantar el coro final.

"Buenas noches Freddie, te amamos", dijo Roger Taylor tras concluir "We are the champions", en un tono que entremezclaba emoción con pena.

https://www.youtube.com/watch?v=zSxKIVm33mE

"Inmediatamente después de terminar el espectáculo, Brian (May) estaba muy golpeado. Fue muy triste. John (Deacon) estaba hecho pedazos. Fue algo como: 'correcto, eso se acabó, es el final'. (...) Hubo esta terrible sensación de 'no más, está terminado'. Lo sentí con fuerza. Lo había visto acechando y acumulando todas las semanas y meses anteriores. Habían estado tan cerca, todos habíamos estado cerca, todos juntos por Freddie. Entonces, de repente, eso fue todo, nada más que un terrible vacío", recuerda Tony Iommi.

Post tributo

Tras el concierto de 1992 en Wembley, los integrantes de Queen retomaron sus carreras en solitario. Brian May a fines de ese año publicó Back to the light, álbum que lo trajo a Sudamérica. Precisamente Argentina, Uruguay, Brasil y Chile fueron los países en donde el guitarrista se presentó, compartiendo en este último escenario con The B52's y Joe Cocker.

Roger Taylor, por su parte, lanzó Happiness? en 1994, trabajo de estudio que contó con la participación de Yoshiki en "Foreign sand".

Un año después recién se pudo volver a saber de Queen. Ahí May, Taylor y Deacon se dedicaron a completar las últimas grabaciones que realizó Freddie Mercury, a las que les sumaron otros temas que no publicaron. El resultado fue Made in heaven, primer álbum póstumo de la banda.

https://www.youtube.com/watch?v=CjWQZBmJf6M

En noviembre de 1997, además, los miembros restantes de Queen se juntaron para grabar "No one but you", un homenaje a Freddie Mercury que apareció en el compilatorio Queen Rocks. Aquel fue el último tributo con John Deacon en la formación. Tras ello, el bajista renunció al grupo y hasta hoy poco se sabe de él. Roger Taylor ha afirmado en distintas entrevistas que en años no ha escuchado el más mínimo ruido de su ex compañero.

https://www.youtube.com/watch?v=oLKyaOLb2Fs

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.