Nanni Moretti abre Festival de Cine de Viña del Mar

Imagen-Santiago-ItaliaWEB

El documental Santiago Italia, sobre el Golpe, se exhibe mañana en el encuentro más antiguo del país. También se dará Bacurau, premiada cinta del brasileño Kleber Mendonça Filho.


Entre el 31 de agosto y el 11 de septiembre del 2017, el cineasta italiano Nanni Moretti (1953) completó su segunda visita a nuestro país en menos de un año tras haber venido en abril al ciclo La Ciudad y Las Palabras, de la UC. Cinco meses después volvió para registrar la encrucijada histórica de la embajada de Italia en los días que siguieron al golpe militar del 11 de septiembre de 1973. Esas filmaciones le dieron forma a Santiago Italia, su documental sobre los esfuerzos de la misión diplomática por dar refugio a ciudadanos chilenos.

El itinerario de exhibición internacional de la película ha sido bastante curioso, pero finalmente hay una buena noticia: mañana se dará por primera vez en el país, como película inaugural del Festival Internacional de Cine de Viña del Mar, que se desarrolla hasta el sábado 14 de septiembre. Es una ruta zigzagueante si se considera que es un filme absolutamente concerniente a nuestro país, pero tuvo su estreno latinoamericano en el Festival de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici) hace cinco meses.

Santiago Italia es una de las propuestas más esperadas del encuentro viñamarino, que en esta oportunidad también ofrecerá el estreno local de Bacurau, del realizador brasileño Kleber Mendonça Filho (1968). Además, el encuentro fílmico más antiguo de Chile (su primera versión fue en 1967) estará dedicado a la cinematografía de Perú. En total se darán cerca de 175 filmes, incluyendo una muestra dedicada a la cineasta chilena Valeria Sarmiento, a quien además la Universidad de Valparaíso le otorgará el reconocimiento de Doctora Honoris Causa.

Reconocido como uno de los directores italianos más importantes de los últimos 40 años a través de filmes como La habitación del hijo (2001) o Mia madre (2015), Nanni Moretti tiene en realidad pocos documentales. Santiago Italia es apenas el tercero en su filmografía. La producción contiene varias entrevistas a personajes del exilio artístico chileno (desde Patricio Guzmán a Miguel Littin) y, por supuesto, se da cuenta de la labor de los diplomáticos italianos, que asilaron a cerca de 800 chilenos en los años posteriores al golpe. Uno de los momentos más reveladores es el encuentro entre el propio Moretti y el ex miembro del Ejército y de la DINA, Raúl Iturriaga Neumann, condenado en Punta Peuco por secuestro y homicidio calificado.

Un filme incómodo

Con Sonia Braga y Udo Kier en roles destacados, la película Bacurau ha sido vista como una reflexión sobre el Brasil de hoy, aunque en rigor se sitúa en un futuro cercano. Su historia es explosiva, bastante violenta y en una sociedad autoritaria donde hay una preferencia por el ingreso del capital extranjero.

Una de las singulares maneras en que el dinero entra es definitivamente apocalíptica: turistas del mundo desarrollado pagan por practicar el tiro libre contra campesinos y lugareños del pueblo de Bacurau. A nadie le importa demasiado esto en Brasil, señal de que el gobierno de turno es la barbarie. Para defenderse, los habitantes de la comunidad local tienen sus propias uñas y dientes, pero también reciben la ayuda ocasional de un grupo de forajidos a su vez hostigados por policías y funcionarios corruptos.

La película transcurre en el sertón, aquella ingrata región semi-árida del nordeste brasileño donde Glauber Rocha ambientó Dios y el Diablo en la tierra del sol (1964) y Antonio Das Mortes (1969). Es también la zona en que transcurre Cabra, marcado para morir (1984), el referencial documental de Eduardo Coutinho. En fin, un paisaje que ha sido telón de fondo del mejor cine brasileño y que acá acoge a una película que en mayo pasado ganó el Premio del Jurado del Festival de Cannes junto con la francesa Les Misérables de Ladj Ly.

La nueva versión del Festival de Cine de Viña del Mar también marca la celebración de los 50 años del histórico encuentro de 1969, donde se estrenaron tres clásicos del cine chileno: El chacal de Nahueltoro de Miguel Littin, Valparaíso mi amor de Aldo Francia y Tres tristes tigres de Raúl Ruiz. El director del Festival, Claudio Pereira, explica cómo se conmemorará la fecha: "En Viña 1969 llegaron algunas de las primeras películas de directores fundamentales del cine latinoamericano como los brasileños Nelson Pereira Dos Santos y Glauber Rocha, el argentino Fernando Pino Solanas, el boliviano Jorge Sanjinés y los chilenos Raúl Ruiz, Aldo Francia, Miguel Littin y Helvio Soto. Por esta razón en esta oportunidad exhibiremos copias en 35 milímetros de El chacal de Nahueltoro de Littin, Valparaíso mi amor de Aldo Francia, Caliche sangriento de Helvio Soto y La sangre del cóndor de Jorge Sanjinés".

Comenta