Héctor Noguera tras su cirugía al corazón: "Estoy listo y con mucho ánimo para seguir adelante"

Hector Noguera 3.JPG (2300343)

El martes pasado, el actor y premio nacional de 82 años fue sometido a una operación cardiovascular producto de una estenosis aórtica, un estrechamiento en la aorta que le impedía respirar con normalidad, según cuenta. Tuvieron que instalarle una válvula nueva y fue dado de alta el viernes pasado. Aún en reposo, este lunes retomó sus ensayos de La pérgola de las flores, en el GAM, que se estrena bajo su dirección el 4 de octubre próximo.


Pudo ser el exceso de trabajo o, simplemente, una manifestación de su edad. Acostumbrado a llevar una vida sana y ligada al deporte, Héctor Noguera no afloja en su rutina de natación, que lo tiene bajo el agua al menos entre dos y tres veces por semana, además de su habitual práctica matutina de yoga. Sin embargo, desde hace un par de meses el actor y director de 82 años venía sintiendo que subir y bajar escaleras, además de algunos de sus propios ejercicios, lo estaban cansando más de la cuenta.

"Sentí que tenía la respiración muy corta, muy agitada. En vista de eso fui al médico, y ahí me dijeron que tenía una estenosis aórtica", cuenta hoy el actor. "Es una estrechez en la aorta que se opera poniendo una válvula nueva en reemplazo de la que ya se gastó, para que eso se dilate y el flujo de la sangre sea más expedito. Es una operación cardíaca muy común y mi primera al corazón además. La verdad es que fui bastante tranquilo, aunque ya por ser una operación, y a mi edad, siempre da algo de nervios", agrega.

El martes pasado, a las 8 de la mañana, Noguera ingresó a pabellón en la Clínica Alemana. La operación, donde se le puso una válvula en la aorta, duró aproximadamente dos horas. "Está estupendo, consciente y molesto porque quería irse el jueves, pero los doctores le darán el alta el viernes", contó ese día su hija, la también actriz Amparo Noguera, a pocas horas de la exitosa intervención. Tres días después, el actor y director regresó a su casa en la comuna de La Reina.

En los últimos años, la salud de Héctor Noguera ha presentado algunas complicaciones: el 11 de febrero de 2016 cayó de un caballo en Cachagua, durante sus vacaciones. Resultó con una fractura en una de las vértebras, y durante más de dos meses tuvo que usar cuello ortopédico. En marzo de este año, en tanto, fue también internado en la Clínica Alemana por una infección urinaria.

¿Cómo va su recuperación?

Ha sido bastante rápida. Estuve tres días de alta en la casa, con reposo relativo, pero me permitieron hoy y mañana ir a los ensayos de La pérgola de las flores, que estoy a punto de estrenar. Me tienen que llevar y traer de vuelta, eso sí, porque no puedo andar en auto todavía. Allá me siento y doy las indicaciones, o sea no necesito agitarme mucho. De a poquito me tengo que ir habituando a un ritmo normal, que va a ser ya después de las fiestas. Lo bueno es que quedé sin régimen pero sí con un reposo, y recién el martes tengo hora al médico. Yo me siento de lo más bien. Estoy listo y con mucho ánimo para seguir adelante.

El actor y premio nacional está pasando por uno de los años más agitados de su carrera. Luego de terminar las grabaciones de la teleserie Juegos de Poder (Mega), a mediados de julio pasado, Noguera se la ha pasado en su hábitat más natural, el teatro: en marzo volvió a las tablas con la exitosa obra La última sesión de Freud, donde interpretó al padre del psicoanálisis en dos temporadas a tablero vuelto que apenas le dieron respiro. Terminado ese proceso, de inmediato echó mano a la dirección de Bru, o el exilio de la memoria, que actualmente se presenta en el GAM. Y ayer, a solo una semana de haber sido operado, retomó los ensayos de la exitosa comedia musical escrita por Isidora Aguirre, que debutará bajo su dirección en el GAM el próximo 4 de octubre. Durante su ausencia, cuenta, hubo ensayos técnicos con música y luces.

[caption id="attachment_99607" align="alignnone" width="940"]

El 4 de octubre se estrena en el GAM una nueva versión de La pérgola de las flores, dirigida por Noguera.[/caption]

¿Cree que el exceso de trabajo le pasó la cuenta?

Puede ser, no lo descarto, pero yo ya tengo 82 años también, entonces, a mi edad se vuelve cada vez más normal entrar al taller de reparaciones. Esto le puede pasar a cualquiera que se le pase la mano con el trabajo, pero también de revoluciones o hasta por ser tan sedentario. Por la razón que sea, te llega el momento de entrar a esa revisión técnica completa, y es mejor que fuera así, en mi caso, porque sientes una energía distinta, más renovada.

¿Cómo va la nueva Pérgola?

Va bien encaminada. El texto es el mismo, las canciones son las mismas y la época también, pero el vestuario, la escenografía e interpretación de muchos de los actores son muy distintos a los de cualquiera de Las pérgolas anteriores. La mayoría de los actores son jóvenes, entonces muchos de ellos no tienen impreso el recuerdo, como sí lo tiene mi generación, de los personajes originales. Como director dejé que en ellos aflorara una mirada propia sobre cada uno de ellos. No quiero que reproduzcan lo que ya han visto. Desde ese punto va a ser un montaje bastante distinto.

Comenta