Maradona, te quiero igual: cuando Calamaro le cantó al Diego

Diego-Maradona-1986

Diego Armando Maradona en 1986.

En dos composiciones incluidas en el disco Honestidad brutal, el músico rindió tributo al exfutbolista, a quien considera uno de sus ídolos. El artista invitó al "pibe de oro" al estudio, a menudo le muestra sus canciones y no titubea en defenderlo cuando le disparan críticas. "Es mi amigo y es una gran persona", canta sin rodeos.


De un lado, Fito Páez. Del otro, Andrés Calamaro. Entre los dos, un risueño Diego Armando Maradona. Es 1994 y algún programa de televisión consiguió que los tres coincidieran en la concentración de la selección argentina en el predio de Ezeiza, en la víspera de la participación en el mundial de Estados Unidos. Alguien acerca una guitarra. El "Salmón" la toma y comienza a cantar "Salud, dinero y amor", un tema grabado junto a Los Rodríguez. Mira a Diego fijo a los ojos. Le sonríe pícaro. Le canta directamente. Este solo asiente, complacido por la improvisada serenata. Aunque la canción gira sobre otra idea, pareciera que la línea "Brindo por seguir queriéndote toda la vida/ casi está lleno el vaso con la sangre de otra herida", fuera dedicada a él.

https://open.spotify.com/track/0dIrcx9pdMP5SUxpTlS16v?si=s-k41WNxQGS_ljqXWXMPBw

No es algo extraño. El músico es un declarado admirador del excampeón del mundo en México 1986. Simplemente, al igual que 44 millones de argentinos, piensa que es el sujeto más rutilante que ha gambeteado alguna vez sobre los pastos de una cancha de fútbol. Y con eso basta en un país en que el "deporte rey" es una fiebre que a menudo desborda a sus forofos. Inolvidable es el escribano, de la película El secreto de sus ojos, cuando afirma que para él, Racing era una pasión. "¿Aunque hace nueve años que no sale campeón?", le contrapreguntan. "Una pasión es una pasión", sentencia.

[caption id="attachment_103058" align="aligncenter" width="900"]

Maradona y Calamaro.[/caption]

"Maradona no es una persona cualquiera"

"No me importa en qué lío se meta Maradona, es mi amigo y es una gran persona", reza de manera categórica una línea de la canción que Andrés Calamaro dedicó al "pibe de oro" en el álbum Honestidad Brutal.

De esta manera, músico y futbolista cultivaron una relación muy cercana, en un momento en que ambos estaban en el ojo de los medios. El primero por el éxito conseguido con Alta Suciedad, el segundo por sus excesos. "Yo llegaba en el vuelo de Aerolíneas a las 6.30 de la mañana, llamaba a Diego y le mostraba las últimas grabaciones", cuenta el tecladista en el libro Honestidad brutal o la huida hacia delante de Andrés Calamaro (2014, Lengua de Trapo), de Darío Manrique.

https://open.spotify.com/track/3mcCT5YcAJpBwKMbKrSLib?si=7SSAnKdeRDOCeDXDzGlKoQ

Dicho vínculo permitió al ex Abuelos de la Nada construir una visión del ídolo muy diferente a la imagen pública del "pelusa", salpicada por las polémicas. "El Maradona que conozco es una persona excelente, confidencial, humilde, siempre tiene tiempo para saludar a todo el mundo, siempre reconoció los méritos de los cantantes de la música popular, de otros futbolistas de otros deportistas. Se dirige a todo el mundo como 'maestro'. Maestro aquí, maestro allá…El Diego que yo conozco es una excelentísima persona. Me dio su confianza, su intimidad", señaló una entrevista a Revista Líbero.

Por ello es que en su tema no es tan solo un cántico de alabanza, sino que desde un ejercicio más cercano al cronista, se refiere a su propio fanatismo. De esta manera, lo presenta como un héroe en desgracia ("Es un ángel y se le ven las alas heridas"), que en algún momento regresará a entregar alegrías; casi a modo de un Mesías prometido. "Diego Armando estamos esperando que vuelvas/Siempre te vamos a querer/Por las alegrías que le das al pueblo/Y por tu arte también".

https://culto.latercera.com/2019/10/10/blaney-calamaro-alta-honestidad/

También se permite relatar algunas anécdotas, como la vez en que el Diego le obsequió una camiseta del club Boca Juniors, pese a que el "Salmón" es un declarado hincha de Independiente de Avellaneda. No importa. La recibió del mismísimo "10", con eso basta. "En el alma guardó la camiseta de boca/Que me regaló alguna vez".

Fiel a su tendencia a la exageración, el artista no solo le cantó al ídolo, sino que también lo invitó a participar en la grabación. Por ello es que su voz suena en la narración introductoria del tema que lleva su apellido. "Diego vino a escuchar la canción y a grabar el arranque en el que me da las gracias y se la dedica a sus hijas", detalló en la misma entrevista a Líbero.

https://open.spotify.com/track/7m4KFBnYdm0DB6rqZJ8P6J?si=crVn2XxOQNCIMAyhR6lFBg

Y como no hay primera sin segunda, está el tema "Hacer el tonto". Una creación optimista que celebra la amistad, con un ligero aire a cantina. En este se escucha a Maradona cantar junto a Calamaro y a Cuino Scornik -el coautor-, "como una gran pandilla de hermanos", tal como reza la letra.

El registro de esta composición provocó un momento curioso. "Había cierta incomodidad, no recuerdo por qué, y le dije para distender: 'Andrés, grabemos las voces en pelotas' -recuerda Scornik en el texto de Manrique-. Entonces él y yo nos quitamos la ropa, lo cual en un estudio es bastante sacrificado por los aires acondicionados. Imagínate que no es el momento para hacer gala de nada".

Días después el exjugador de Napoli fue al estudio a grabar su parte. "No se desnudó -puntualiza Calamaro en el citado volumen-. Y la verdad que yo no me atrevería a desnudarme frente a Diego".

Sacar a Maradona de la tribuna

En su artículo Los retratos de Andrés: Elvis, Abuelo y Maradona en letras de Calamaro, el escritor y académico de la Universidad de Buenos Aires, Marcelo Méndez, sostiene que la imagen del "10" construida por el músico, es diferente de otros homenajes que se le han rendido desde la música popular, como la conocida "La mano de Dios", popularizada por Rodrigo, y "Maradó" de Los Piojos. A su juicio, estas son composiciones pensadas como hits con estribillos pegadizos, que buscan una conexión con el cántico "Maradona, Maradona", que se escuchaba en las canchas argentinas.

Las letras de las mencionadas canciones están construidas sobre la idea del elogio. Se trata de tributar a la gloria del héroe rebelde surgido desde las barriadas, que a punta de regates y goles, conquistó el siempre difícil mundo del fútbol. "Y el papa dando vueltas no se explica/muerde la lengua de Joao Havelange", cantan Los Piojos.

Sin embargo, en su composición, el hombre de "Flaca" elige un tono menos exaltado y emplea una narración basada en imágenes. Es decir, está más cerca de la crónica que de la tribuna. Méndez toma como ejemplo la primera línea de la letra: "Maradona no es una persona cualquiera/es un hombre pegado a una pelota de cuero", que a su juicio es un ejercicio de intertexto con la clásica frase "Érase un hombre a una nariz pegado", del "Soneto a una nariz" del español Francisco de Quevedo, un escritor del llamado Siglo de Oro de la literatura hispana.

A continuación, el texto celebra el virtuosismo del exfutbolista. Las frases "Tiene el don celestial de tratar muy bien al balón/es un guerrero" y "Tiene un guante blanco calzado en el pie/del lado del corazón", permiten configurar, según Méndez, una suerte de luchador elegante. "Ambas establecen la secuencia y la unión de calidad y coraje", asegura.

https://culto.latercera.com/2019/10/10/lezcano-dias-distintos-calamaro/

La admiración del "Salmón" por el hombre que inmortalizó la "mano de dios" es tal, que no dudó en defenderlo cuando el medio lo criticó por sus declaraciones, regadas de palabras soeces, una vez que consiguió la clasificación al mundial de Sudáfrica 2010 como entrenador de la selección albiceleste. "Tu pueblo, al que tanto diste, te quería enterrar. Cuesta creer que muchos esperaban que Argentina se quede afuera del mundial africano para darse el gusto de enterrar al ídolo más grande que nos dio el football -escribió en su blog- no sé a qué mecanismos responde una reacción tan miserable, no entiendo por qué el país no está celebrando, por qué no se escuchan bocinas y petardos; qué esperaban los que esperaban un fracaso del querido Diego Maradona; que nos dio mas alegrías que Walt Disney".

Y por supuesto, en esa ocasión no faltaron las comparaciones, porque para Calamaro, el Diego es parte del panteón nacional. "Nos clasificaste y la gente se está comiendo las ganas que tenían de descuartizarte, Piazzolla diría que a él le pasó lo mismo, San Martín también...padres de una patria huérfana de gratitud".

https://www.youtube.com/watch?v=1wYSbh3CU6Y

https://culto.latercera.com/2019/10/10/honestidad-brutal-calamaro/

Comenta