Maléfica 2: habla la mano derecha de Angelina Jolie en la secuela de Disney

malefica

Elle Fanning y Angelina Jolie vuelven a protagonizar la historia, cinco años después de la exitosa primera cinta. Foto: Disney

La nueva película que se inspira en La bella durmiente llega este jueves a cines chilenos. "Es un mundo que va más allá de los cuentos de hadas", dice la diseñadora de vestuario.


Aunque a un buen trecho del éxito reciente de las nuevas Aladdín y El rey león, hace cinco años Maléfica fue vital en ensanchar el camino de Disney para lanzarse a revivir sus clásicos animados, llegando a un total de US$ 758 millones recaudados en el mundo. Como en casi toda secuela de Hollywood, la ambición se agranda en el largometraje que llega el próximo jueves a cines chilenos, con el título de Maléfica: Dueña del mal, nuevamente inspirado en los personajes de La bella durmiente (1959): la ahora redimida hada interpretada por Angelina Jolie y su ahijada, Aurora (Elle Fanning).

Dentro de algunas variaciones significativas que presenta la segunda parte -comenzando por el director-, la película cambió el nombre de la diseñadora de vestuario. Personalmente requerida por Jolie, la experimentada colaboradora de filmes como Wall Street (1987) y El gran showman (2017), Ellen Mirojnick, llegó al proyecto. "Angelina me preguntó si estaba interesada en sumarme. Yo estaba muy emocionada e intimidada con la idea, por el tamaño de la película y por cómo había sido la anterior", cuenta por teléfono a Culto Mirojnick, quien venía de trabajar con Jolie en sus últimos títulos como directora, En frente al mar (2015) y Primero asesinaron a mi padre (2017). "Era muy emocionante por la cantidad de diferentes tipos de vestuario que sería necesario crear y que cubrían otro tipo de espectro, diferente al de la primera cinta", puntualiza.

Por las características de su labor, si bien es frecuente que colabore mano a mano con el director, el director de fotografía y los actores, Mirojnick señala que con la popular actriz el trabajo fue incluso más estrecho, por tratarse también de una de las productoras del filme. "Angelina contribuye mucho a la visión general de cómo debería ser la cinta, entonces tuvimos una relación muy cercana. Fue muy interesante porque buena parte del trabajo que teníamos que realizar era determinar cómo sería hecha cada pieza y quién sería la mejor persona para ejecutarla. Ese siempre fue nuestro primer objetivo, sobre todo porque ella tiene un gran número de distintos sombreros a usar", especifica la ganadora del Emmy (por la película de HBO Behind the candelabra) sobre la cinta.

Ahora bajo la dirección de Joachim Rønning (Piratas del caribe: La venganza de Salazar), la historia comienza con el inminente matrimonio del príncipe Phillip (Harris Dickinson) con Aurora, la muchacha que Maléfica hechizó cuando era niña. Pero los planes se complican con la intervención de nuevos personajes como la reina Ingrith -futura suegra de la chica, encarnada Michelle Pfeiffer- y Connal (Chiwetel Ejiofor), líder de unas criaturas que se exiliaron lejos de los humanos.

La diseñadora de vestuario apunta que "lo más desafiante de trabajar fue crear un nuevo mundo para Maléfica". Luego continúa: "Es un mundo que va más allá de los cuentos de hadas, pero que debe reflejar de dónde venimos en la primera película, creando un nuevo escenario ubicado cinco años después y que ha crecido en muchas formas, junto con Aurora".

Colaboradora habitual de Steven Soderbergh (este viernes llega a Netflix la última cinta que hicieron juntos, The laundromat), Mirojnick explica que en la nueva Maléfica "fue todo muy, muy excitante. Porque además era el aniversario 60 de La bella durmiente y fue genial homenajearla, y también por tener un trío de mujeres que trabajaban de forma muy distinta, pero al mismo tiempo de manera muy fuerte, siendo las tres reinas al mismo tiempo", concluye sobre Jolie, Fanning y Pfeiffer.

Comenta