Los efectos detrás de Adrian Belew

Adrian-Belew

El guitarrista ha tocado con músicos como Frank Zappa, David Bowie, Talking Heads y King Crimson, instancias en las que ha aportado con su toque personal a cada una de sus grabaciones.



Sweetheart era una banda de covers que tocaba en el bar Fanny’s de Nashville, capital de Tennessee. Su guitarrista, Adrian Belew, disfrutaba de la música de artistas como Jimi Hendrix, Jeff Beck y George Harrison, a quienes estudió sólo a través de la experiencia y sin profundizar en recursos teóricos. Un día, Frank Zappa llegó al club por recomendación de su chofer, quien solía asistir los conciertos del grupo. Ahí se encontró con un joven de 27 años que lideraba una interpretación de “Gimme Shelter” de The Rolling Stones. Aquella performance le gustó tanto que subió al escenario a saludar al músico, para luego invitarlo a una audición que haría en Los Ángeles en unos meses.

1977 marcó la carrera del artista, quien —tras una primera oportunidad en la que sus nervios colapsaron— logró ser aceptado en la banda del autor de "Willie The Pimp", para así participar en el polémico Sheik Yerbouti (1979) y en el filme Baby Snakes (1979). Asimismo y por recomendación personal de Brian Eno, David Bowie lo incorporó a su equipo para el registro en vivo de Stage (1978) y Lodger (1979), la última entrega de la trilogía de Berlín.

Mientras giraba con el Duque Blanco, este conoció a los Talking Heads , quienes acababan de publicar Fear of Music (1979), una producción con influencias africanas y ritmos de música disco. El conjunto de David Byrne quedó impresionado de manera instantánea con las habilidades de Adrian Belew, quien tenía un estilo poco convencional para efectuar sus solos. Esto llevó a que lo invitaran a tocar en Remain In Light (1980), álbum producido por Eno, en el que el músico presentó una nueva serie de melodías rupturistas a través de sus guitarras Roland Synthesiser, las cuales se convirtieron en uno de sus sellos distinto a lo largo de su carrera con el Rey Carmesí.

En su primer día de gira conoció a Robert Fripp, quien grabó la guitarra en "I Zimbra" de Fear of Music y también tocó en Heroes (1977) y Scary Monsters (and Super Creeps) (1980) de Bowie. Este le comentó sus planes de armar una nueva banda y le preguntó si tenía interés de participar en ella, proposición a la que respondió de manera afirmativa. Así, en 1981 se reunieron con Bill Bruford y Tony Levin para armar un proyecto que se llamaría Discipline, pero que finalmente se convirtió en el regreso de King Crimson, agrupación que experimentó un cambio significativo en relación a sus entregas anteriores.

La colección de Adrian Belew es amplia y reúne instrumentos de las etapas mencionadas, como también de su carrera solista y de sus colaboraciones con Nine Inch Nails. Dentro de esta, se encuentran distintos modelos vintage, tales como una Fender Stratocaster de 1969 que ocupó en Sheik Yerbouti, Lodger y Remain in Light, y una Fender Mustang de 1985 que tocó para Laurie Anderson en Home of the Brave (1986).

Facebook de Adrian Belew

A pesar de que —según la revista Guitar Player— posee más de 60 guitarras, las principales para sus presentaciones en vivo son las Parker Fly que la firma fabricó con sus requerimientos personales. Estas poseen una pastilla Sustainiac Stealth Pro en la posición del cuello, la cual permite que la duración de las notas se extienda por un tiempo ilimitado, por otro lado, ocupa cápsulas DiMarzio en la parte del cuerpo. De la misma manera, estas incorporan un sistema Line 6 Variax que puede ser activado a través de una perilla, la cual le permite modelar el sonido con efectos y simuladores de otros instrumentos. Asimismo, poseen cuerdas D'Addario NYXL, Sperzel Locking Tuners y salidas MIDI.

Premier Guitar

En una entrevista a Vintage Guitar, Belew manifestó que su sonido característico se origina a partir de "técnicas manuales y pedales de efectos, más que en una guitarra en particular". En este sentido, el músico se conecta directamente a un sintetizador Roland VG99, el cual le permite escoger entre distintas ecualizaciones, para luego continuar hacia dos líneas distintas. La primera está compuesta por un compresor Keeley, una distorsión Source Audio Soundblox Pro Multiwave, un Digitech Harmony Man y una unidad Fractal Audio Axe-Fx Ultra. Mientras que por otro lado, tiene una interfaz UltraLite-mk3 Hybrid que distribuye la señal hacia el mixer, unos parlantes Bose L1 y un sistema de monitoreo In ear. Para utilizar la totalidad de su sistema, Belew ocupa un controlador MIDI Famc Liquid Foot+ 12, además de tres pedales de expresión Roland EV-5 que le permiten alterar distintos parámetros.

Asimismo, el músico se amplifica a través de un monitor Atomic Reactor de 50 watts, el cual recibe la señal a través del Axe-Fx.

Facebook de Adrian Belew
Premier Guitar

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.