El difícil mes que vivieron las salas de cine

Jolie_WEB

Aunque los complejos han habilitado más funciones en las últimas semanas, el número de espectadores sigue estancado y los números son rojos. Mientras Maléfica 2 aparece como la gran perjudicada, los estrenos de Terminator 6 y Frozen 2 podrían reanimar a la industria.


En las últimas semanas, al menos una veintena de películas se vieron obligadas a cambiar sus fechas de estrenos y modificar sus campañas de acuerdo al escenario de crisis social que atraviesa el país. De todos esos filmes, uno de los casos más emblemáticos lo encarna Frozen 2. Del jueves 21 de noviembre, su fecha original, saltó al 2 de enero, quedando con un desfase de un mes y medio respecto a EE.UU. Sin embargo, la semana pasada su situación varió de nuevo, ahora instalándose en el calendario este jueves 28.

¿Qué pasó entremedio para que una superproducción, parte de los tanques inamovibles de la cartelera, viviera dos movimientos de ese tipo? Aunque los responsables locales evitan realizar comentarios, para muchos en la industria el cambio no se entiende sin considerar la baja asistencia que han exhibido los cines en el último mes. Primero, una semana de complejos cerrados y luego otras tres de horarios reducidos -sin funciones de noche- arrojaron números rojos y la necesidad urgente de un éxito que convoque en masa al público. El mismo que convirtió al primer semestre de 2019 en el más taquillero de la historia en Chile y que ubicó a Toy story 4 y Avengers: Endgame como los filmes más exitosos de los registros del país.

El balance de las semanas recientes ha encendido las alarmas en el sector. Uno de los días más críticos se vivió el martes pasado, en que se convocó a paro nacional. A raíz de eso, muchos centros comerciales -que acogen la casi totalidad de los complejos de exhibición y visaron sus reaperturas- adelantaron su hora de cierre; el resultado al finalizar la jornada fueron en total 1.254 asistentes a los cines de todo el país. Números que contrastan frente a las 12.541 del día anterior, y que parecen ínfimos ante el último martes "normal" previo a la crisis (15 de octubre), en que fueron poco más de 58 mil espectadores.

Aunque nadie ha salido indemne de esta situación, existe consenso en que las mayores perjudicadas fueron las películas que se estrenaron el 17 de octubre, dado que apenas alcanzaron a tener un día de horarios habituales. Una de las que permanece en cartelera es Maléfica: Dueña del mal, que no ha dejado de ubicarse segunda en las preferencias del público, pero ostenta cifras que palidecen frente a los de la mayoría de los títulos Disney. Hasta el sábado contabilizaba alrededor de 217 mil asistentes, frente a los 685 mil de la primera parte estrenada en 2014. Para Proyecto Géminis, el filme que encabeza Will Smith, y debutó una semana antes, el panorama no es mejor: lleva 53 mil entradas vendidas. Joker en sus primeros 14 días superó el millón de espectadores, pero tras el estallido social se ha debido conformar con dominar la taquilla e ir bajando gradualmente. Acumula 1.352.033, pese a que su ritmo inicial le habría permitido superar el 1,5 millón fácilmente.

En tanto, los fines de semana, que debieran ayudar a mejorar los números, hasta ahora no han sido el bálsamo esperado. De hecho, el 9 y el 10 de noviembre se vendieron un 23% menos de entradas que el sábado y domingo previos. Una baja que se dio pese a que había más funciones disponibles y a que se podían ver los primeros estrenos en 21 días, la animación Los locos Addams y Midsommar.

Precisamente, ese ha sido uno de los puntos más complejos para la industria: los títulos nuevos no han logrado irrumpir con la fuerza suficiente. El filme animado sumaba hasta este sábado casi 40 mil espectadores, mientras que la elogiada película de terror, que tuvo un debut más acotado, registra 3 mil.

El jueves pasado era el turno de Estafadoras de Wall Street, que apareció con un estreno de similar envergadura a Los Locos Addams. En sus primeros tres días en cartelera alcanzó 6 mil asistentes, en tanto el segundo título que entró esta semana, El pasado que nos une, completó 539 boletos.

El menú para este jueves y el siguiente consistía -hasta hace unos días- en Terminator: Destino oculto y Doctor Sueño, dos películas que han naufragado en la taquilla mundial. Mientras la secuela de El resplandor se movió para diciembre a raíz de la llegada de Frozen 2 a la misma fecha, la película con Arnold Schwarzenegger sigue en pie para este jueves y será, en rigor, el primer blockbuster en salir a dar la cara tras la crisis.

Comenta