V-Wars: la nueva serie original de vampiros de Netflix

V-Wars-4

V-Wars. Foto: Netflix.

Este jueves debuta en la plataforma el espacio basado en el cómic de Jonathan Maberry, donde un virus mortal transforma a los humanos en criaturas sedientas de sangre. Entre los ilustradores de la historieta original se cuenta el chileno Alan Robinson.


En 2012, después de hacerse de un nombre como escritor de historietas para Marvel y Dark Horse, además de obtener varios premios por novelas como Rot & Ruin, entre otros trabajos, Jonathan Maberry lanzó junto al ilustrador chileno Alan Robinson el primer ejemplar de V-Wars, el cómic donde un virus ancestral –bautizado como V-Virus- transforma en vampiros a los humanos, desatando una verdadera guerra entre quienes permanecen sanos y el grupo de "infectados" liderados por el violento "paciente cero", que incluye células terroristas de vampiros.

Seis años más tarde, y después de que V-Wars se transformara en una antología –que incluye títulos como Blood and Fire, Night Terrors y Shockwaves- y también en un juego de mesa, su historia central se convierte en la base de la nueva serie original de Netflix que tiene a Maberry entre su grupo de escritores. La misma que se sumará a la oferta de su plataforma de streaming a partir del próximo jueves, poniendo ese día a disposición de sus abonados los 10 episodios de su primer ciclo.

[caption id="attachment_109449" align="alignnone" width="700"]

V-Wars. Foto: Netflix.[/caption]

En la descripción oficial de V-Wars se lee que su relato se centrará en el Doctor Luther Swann (Ian Somerhalder) mientras intenta detener una misteriosa enfermedad que convierte a los humanos en criaturas sedientas de sangre. Pero además de lidiar con el rápido crecimiento del apocalipsis vampírico, Swann también se enfrentará a su mejor amigo que ha sido infectado, Michael Fayne (Adrian Holmes).

Fayne se convierte en un depredador asesino y además en el líder del movimiento subterráneo de los vampiros, que busca la supremacía en el planeta. A medida que más y más personas se infectan, las fracturas de la sociedad se profundizan y una guerra entre vampiros y humanos parece ser inminente; a menos que, por supuesto, Swann descubra cómo detener la epidemia, que, como se descubre en su relato, fue generada luego de que el calentamiento global, y el derretimiento de los glaciares, liberara el ancestral virus.

[caption id="attachment_109448" align="alignnone" width="700"]

V-Wars. Foto: Netflix.[/caption]

"Michael definitivamente no es alguien que apoye su nueva situación ", le afirmó Holmes al sitio Digital Spy cómo se desarrolla su personaje."No quiere lastimar a nadie. Desea que esto nunca le haya sucedido. Pero llega un punto en el que hay un pequeño cambio en él, cuando acepta su nueva situación, porque ha estado buscando un propósito en su vida. Él piensa: 'Bueno, tal vez este sea mi propósito. Tal vez he sido elegido por selección natural, por evolución, por el universo'", aseguró.

Como le explicó a Syfy Wire el mismo Somerhalder, quien además es productor ejecutivo del espacio, uno de los ejes de la primera temporada es precisamente la relación de Fayne con Swann y cómo la afecta su cambio. "Fayne dedicó su vida a comprender la aeronáutica y ser el mejor piloto de helicóptero, mientras que Swann hizo lo mismo, pero en enfermedades infecciosas, esperando algún día salvar a la humanidad de algo como esto. Pero (el virus) los golpea como una tonelada de ladrillos. Están destrozados y la serie muestra el viaje es de ellos tratando de encontrar el camino de regreso el uno al otro o, en última instancia, convertirse en enemigos", afirmó.

[caption id="attachment_109447" align="alignnone" width="700"]

V-Wars. Foto: Netflix.[/caption]

Uno de los puntos que destacan del nuevo espacio, es que V-Wars da una mirada diferente a los vampiros, ya que acá están muy lejos de ese carácter seductor y sexy que series como The Vampire Diaries -coincidentemente protagonizada por Sommerhalder- o películas como Crepúsculo han hecho de estos seres. Acá son atemorizantes porque están basados en una realidad más cercana y actual, donde es un brote viral el que convierte a los humanos en vampiros.

"Es el primer show de vampiros que no es sobrenatural. Está basado en la ciencia", le afirmó por su parte Maberry a Syfy Wire agregando que: "Se trata de la evolución, del ADN, y de lo que sucede cuando reconocemos que no somos los mismos y nos estamos convirtiendo en una especie diferente. Los vampiros son muy probablemente la próxima etapa en la evolución humana, lo que significa que ellos nos están dejando atrás, como dejamos nosotros a los neandertales".

Con ilustración chilena

Alan Robinson nació en Chillán y desde muy pequeño dedicaba las horas a dibujar. Una afición que se hizo profesional luego de estudiar Diseño Gráfico en la Universidad del Bío-Bío, que, como el mismo le afirmó a la agencia chilena Pousta, fue una excusa que le permitió aprender de técnica y herramientas que luego facilitarían su trabajo. Su primer trabajo importante se remite a 2003, cuando, junto al escritor Chris Kirby, creó Lost Squad para Devil´s Due Publishing de EE.UU.

Esto lo hizo conocido en el mundo del cómic y pasó a ser parte de importantes títulos como Star Wars (como en Legacy y Knights of the Old Republic), además de Back to the Future, Terminator, Warden, Secret Battles of Genghis Khan y V-Wars, donde fue el responsable de la ilustración de sus primeros números. Ha declarado que entre quienes lo influenciaron en sus inicios en las historietas se cuentan Mike Mignola, Travis Charest y el mexicano José Ladrönn, y que su "maestro de la narrativa es Steven Spielberg.

Comenta