Camila Moreno: "Lastesis es un combo a la violencia"

Camila-MorenoWEB

La artista vuelve recargada con nuevo single y video adelanto de un álbum que cambió su curso tras el estallido social y giros íntimos. La cantante promete un disco más pop con links a la música urbana.



Camila Moreno (34) tiene cara de cansada y eso que es lunes a las 4 de la tarde en un café de Ñuñoa. Luce así "porque no paro", explica, mientras sorbe un jugo. Hace menos de dos años la autora de "Millones", canción que en 2009 la postuló al Grammy Latino, pensaba precisamente en detenerse tras el éxito de Malamadre (2015), el álbum que la consagró en el medio nacional al ganar tres categorías en los premios Pulsar de la SCD. Si la pregunta es por qué frenar cuando el disco era elogiado y distinguido, la respuesta está en la intranquilidad que provoca en ella la irregularidad del medio chileno. Nunca quiso dejar de hacer música, aclara, pero "ese vaivén que significan las tocatas en vivo y la inestabilidad en un país como este que no tiene industria (...). Esa inconstancia me tenía súper cansada".

El 18 de octubre vino el quiebre nacional y en el caso de Camila Moreno hubo consecuencias inmediatas. El disco en proceso que la traía de vuelta quedó en stand by, proyecto que calza perfectamente en la categoría conceptual con trama en un escenario post apocalíptico en el año 2100 -"un universo donde el amor surgía en la mitad del fuego"-, cuya inspiración proviene tras un vuelco interior acompañado de las lecturas de El género en disputa de Judith Butler, más la influencia de Nick Cave con su libro La canción de la bolsa para el mareo, y una favorita en su panteón de influencias como Patti Smith. "Me separé, descubrí cosas nuevas en mi sexualidad, la perspectiva con respecto a lo no binario, lo queer, algo que hizo una explosión bien fuerte este año".

Tenía lista una canción de amor como primer sencillo, vino el estallido social y Camila sintió que la pieza quedaba fuera de lugar. "No me sentí cómoda con una canción así en ese contexto". Buscó en sus archivos hasta dar con material utilizado en la última conmemoración del Día de la Mujer el 8 de marzo. "Tomé las canciones que tenían mucho contenido político y que ya existían. Esas son las canciones que vienen ahora".

El single "Quememos el reino" cuyo video con la actriz Paulina García y la coreógrafa Nuri Gutés se estrenó el pasado viernes, fue grabado en el barrio Vaticano chico en Providencia post 18 de octubre con participación espontánea de mujeres citadas por RRSS. Para Camila el movimiento ha significado compromiso político. "Soy parte de un colectivo feminista que se llama Trabajadoras de la música y disidencia, un grupo de mujeres que se creó en el 8M de este año pero se articuló con el estallido social".

Las imágenes se inspiran en una estética de lucha callejera. La violencia, elemento presente en lo sucedido desde octubre, tiene cabida en lo nuevo de Camila. "Creo mucho en la violencia y que de por sí no es mala. No creo en poner la otra mejilla cuando te pegan. No creo en ese paradigma cristiano católico. Y esta canción nueva tiene otro mantra que dice 'quemaremos a los demonios asesinos cobardes dueños de la nación'. Eso se repite como fuerza, empuje, necesidad de gritar".

"Millones" ya giraba en torno a esa idea. Cuando Camila se presentó en el Festival de Olmué en 2010 diciendo "vamos a dedicar la siguiente canción a todas aquellas personas que creen que pueden comprarlo todo con el dinero, incluso un país", las reacciones dieron por descontado que aludía a Sebastián Piñera. La artista aclara que el dardo era mucho más generalizado. "No solo lo ha hecho Piñera sino también la Concertación. Pero coincidió que Piñera salió electo y quedó la embarrada".

Por otro lado, el fenómeno global de Lastesis responde según la artista a la capacidad femenina para escuchar y luego reaccionar, pero también cree que es un párele a los radicalismos. "Es un tremendo combo en el hocico para todos los huevones que andan hablando de vandalismo y que este movimiento tiene que ir con la delincuencia y nada más que eso. Se puede estar en primera línea con otros códigos (...) estoy sumamente agradecida de los cabros que ponen el cuerpo para que la marcha exista, (pero) encuentro que Lastesis, lo que hicieron es de un nivel conceptual performático muy fino y preciso, muy directo. Dice todo lo que hay que decir".

Camila explica que las canciones conceptuales trabajadas antes del 18 de octubre con "guiños estéticos a Blade runner y retrofuturismo" se integrarán en un solo álbum con lo grabado a partir del estallido junto a su colaborador habitual Iván González y la producción ejecutiva de Cristian Heyne. Según la cantante la música urbana en boga tendrá cabida porque "soy muy fanática de Rosalía, muy fanática de Billie Eilish, soy muy fanática del trap chileno, me encanta. Me parece maravilloso. Me gusta su minimalismo".

Mientras dice esto último se escucha Lorde en el café. "Esto también me encanta", apunta para resumir que el nuevo álbum sin fecha para 2020 finalmente se inclina hacia cierta masividad. "Es una mezcla entre cosas, algunas que permanecen en el código rock con estéticas medio Radiohead, pero incorpora mucho pop".

https://youtu.be/hYCFWvfGNAM

Comenta