Las superproducciones al rescate de un Hollywood amenazado

holly

Black Widow confirmó su fecha de estreno y dio un espaldarazo a la industria, golpeada por la extensión del Covid-19 y la cancelación de la nueva James Bond. Rápidos y Furiosos, Mujer Maravilla y Mulán también saldrán a competir en un incierto escenario.


Diversos remezones tenían entrelazada a la película 25 de James Bond con cambios de fecha y contratiempos. Pero el último, por primera vez, respondió a factores externos. Presumiblemente, la amenaza del coronavirus provocó que los productores y el estudio de Sin tiempo para morir determinaran el miércoles pasado que lo más conveniente para la cinta era trasladar su estreno de abril a noviembre.

Ante un remezón que se concretó faltando apenas cinco semanas para el lanzamiento, de inmediato se instaló la interrogante en Hollywood: ¿cuántas otras películas de esa envergadura vivirían la misma suerte? Y, segundo, ¿cuánto daño le haría a la taquilla mundial la extensión de los contagiados, en particular en lugares como China, Italia, Francia y Estados Unidos?

Sobre esto último, el impacto no se puede terminar de dimensionar. El tibio arranque del filme de Pixar Unidos este fin de semana, a juicio de los expertos, se ajustó a lo esperado y no habría respondido a un efecto de la enfermedad. No obstante, China, el segundo mercado más grande del mundo, tiene totalmente paralizado los estrenos, Corea del Sur ha visto disminuir en un 80% la asistencia a cines y países como Italia atraviesan una situación similar. La semana pasada The Hollywood Reporter publicó que calculaba en US$ 5 mil millones la cifra que la industria dejaría de recibir durante este año, luego de recaudar US$ 42,5 mil millones en 2019.

Si bien la incertidumbre sigue sobre las superproducciones de los próximos meses (más después que EE.UU. viviera la primera cancelación de un festival de cine, SXSW, que también agrupa la tecnología y la música), ayer uno de sus principales títulos del semestre aportó con una dosis de tranquilidad a la industria.

Encabezada por Scarlett Johansson, Black Widow es la primera película hecha por Marvel luego de encumbrar a Avengers: Endgame como la cinta más taquillera de la historia (Spider-Man: Lejos de casa es compartida con Sony) y es la primera que funciona como precuela de uno de sus personajes más populares.

Aunque el temor por el Covid-19 mantiene en alerta al planeta, Marvel a través del trailer final de la película confirmó que su fecha en EE.UU. sigue siendo el 1 de mayo (un día antes en cines chilenos, el 30 de abril) y que su campaña de marketing no sufrirá mayores alteraciones. A su favor tiene llegar en una fecha que el estudio ha ocupado de manera permanente desde 2010, con el debut de Iron Man 2, y en los últimos años ninguna cinta de la firma ha recaudado menos de US$ 622 millones. La historia de origen del personaje de Johansson, situada después de los acontecimientos de Capitán América: Civil War y centrada en lo que vivió antes de convertirse en una integrante de los Avengers, no debiera tener problemas para superar los escollos dados por la contingencia.

Su estreno, de concretarse, compensaría a una taquilla mundial que se ha mostrado tibia en sus primeros meses, luego de números bajo las expectativas de títulos como Aves de presa, y afectados en parte también por la ausencia de un título de Marvel.

Más complejo, por la inmediatez, luce el panorama para Disney con Mulán, la versión en acción real de la película animada de 1998. La cinta se estrena en poco más de dos semanas (26 de marzo) y ya se confirmó que no llegará a China, donde está suspendida toda la actividad cinematográfica. Nadie espera que se aproxime a los US$ 1,6 mil millones que logró la nueva El rey león en 2019, pero tiene el desafío de recuperar con holgura su presupuesto de más de US$ 200 millones. No menos incierto para Disney es el futuro de Artemis Fowl, filme de ciencia ficción que se basa en los libros del irlandés Eoin Colfer.

Quizá la apuesta más segura de éxito de la primera parte de 2020 recae en Rápidos y furiosos 9. La franquicia no ha parado de dispararse en presupuesto y ganancias, y esta vez apunta a lo mismo sin Dwayne Johnson -La Roca-pero con un elenco que se refuerza con John Cena, otro exluchador reconvertido en actor, además de Charlize Theron y Cardi B. También con un arribo programado un día antes que EE.UU., la película aterrizará el 21 de mayo a salas locales, abriendo el camino para la acción en una temporada que luego recibirá a Top Gun: Maverick, la secuela del filme de 1986 con Tom Cruise (25 de junio).

Mientras que en el apartado familiar saldrán desde Trolls 2: Tour mundial (2 de abril) y Bob Esponja al rescate (28 de mayo), a Peter Rabbit: Conejo en fuga (23 de abril), Scooby (14 de mayo) y un segundo largometraje de Pixar -Soul, programado para el 18 de junio-, el cine de superhéroes volverá a tener algo que decir con Mujer Maravilla 1984. La secuela de la exitosa cinta estrenada en 2017 con Gal Gadot llegará el 4 de junio y, salvo que la extensión de la enfermedad cambie sus planes, tiene potencial para acercarse a los US$ 821 millones que recaudó su antecesora.

Comenta