Escuela de Cine de Chile ante denuncias: “La institución ha sido objeto de ataques injuriosos”

Desde la institución niegan las acusaciones emitidas por el cuerpo docente y estudiantil, y alegan una “manipulación perversa” de la información con el fin de generar “un clima artificial de ‘crisis’”. En conversación con Culto, el Secretario General agregó que hubo al menos tres solicitudes de reunión que fueron rechazadas por la comisión investigadora. Desde el CNED, en tanto, señalaron que el proceso de licenciamiento sigue su curso.



La Escuela de Cine de Chile enfrenta una compleja situación.

Mientras el cuerpo docente y estudiantil acusa deudas impagas, un procedimiento insuficiente respecto a las denuncias de acoso contra su exrector -Antonino Ballestrazzi-, y la posibilidad de reprobación en el proceso de licenciamiento a cargo del Consejo Nacional de Educación; desde la directiva de la escuela se defienden negando cada una de las acusaciones.

“En el último trimestre, y aprovechándose de la situación de emergencia sanitaria, la institución ha sido objeto de ataques injuriosos y de manipulación perversa de información, cuyo único propósito es generar un clima artificial de ‘crisis’, llevando a nuestros alumnos a un clima de incertidumbre sin parangón ni justificación alguna”, dijo la directiva por medio de un comunicado público.

Las denuncias contra el exrector y un cuestionado informe

Antonino Ballestrazzi, exrector de la Escuela de Cine de Chile hasta marzo de 2020, fue acusado por más de 30 estudiantes por comportamientos calificados como “acoso sexual”. A consecuencia de esto -y según dicta el protocolo de la misma institución- se conformó una Comisión investigadora conformada por estudiantes, docentes y administrativos.

De acuerdo a las declaraciones por parte de la Escuela de Cine, “desde el primer momento en que se tomó conocimiento de tal situación, la que fue directamente comunicada por el afectado, emitió una declaración pública dirigida a los alumnos, tomando conocimiento de las denuncias que se realizaban en contra del exrector e invitando a quienes se hubieren visto afectadas o afectados por situaciones como las denunciadas, a tomar contacto con el Instituto”.

Citando un protocolo -vigente desde 2018 según lo señalado por la escuela, pero que no especifica una fecha en sus páginas-, del total de denuncias publicadas en una cuenta de Instagram que fue eliminada por orden judicial, solo dos ingresaron formalmente ante la escuela.

Según detalla el testimonio de la institución, a la comisión se le otorgaron “todos los insumos y medios para desarrollar su labor, considerando el estado excepcional de emergencia sanitaria que actualmente vivimos en el país. Además se le brindó privacidad para el desarrollo de su labor e independencia en su accionar”. Posteriormente, negaron que la comisión investigadora haya solicitado -formal o informalmente- asesoría legal.

El cuerpo docente, dijo en conversación con Culto a comienzos de esta semana, que el directorio “desestimó la investigación interna”.

Desde la escuela alegan que determinaron la inviabilidad de la investigación de la comisión luego que esta “se extendiera latamente en el plazo” -consistente en 20 días hábiles con posibilidad de prórroga por 10 días más-, y luego que el Secretario General lo analizara -según protocolo- y encontrase “graves falencias y vicios en el informe”.

De acuerdo a lo detallado por Gaspar Godoy -Secretario General de la Escuela de Cine- en conversación con Culto, “el detalle fue efectiva y oportunamente indicado a la Comisión Investigadora, a fin de que ésta tuviera conocimiento de la necesidad de sostener la reunión que, con insistencia, les solicité. Los detalles no puedo, al menos yo, divulgarlos, puesto que ello importaría una transgresión a los principios declarados en el propio Protocolo”, dijo el abogado.

Godoy agregó que tiene evidencia de al menos tres solicitudes de reunión -realizadas por escrito- y las respectivas respuestas manifestando un rechazo, a esto sumó como antecedente la negativa de los estudiantes expresada en la asamblea triestamental del pasado 3 de julio.

Respecto a Antonino Ballestrazzi -exrector y actual socio mayoritario con un 49,67% de la sociedad anónima Instituto Profesional Escuela de Cine de Chile S.A. (de acuerdo al informe financiero fechado al 31 de diciembre de 2018)- describen en la declaración pública que “fue objeto de una cobarde funa”.

Además, la institución expresa que “en el discurso empleado por quienes encabezan estas acusaciones se advierte una evidente animadversión de género, el que limita con un discurso de odio de género”, lo que califican de “inaceptable” dado que la institución “toda su vida ha observado la mayor tolerancia y ha promovido políticas de inclusión, integración y no discriminación”.

Deudas con los docentes

Por parte del cuerpo docente -conformado por 27 profesores, de los cuales 24 trabajan a honorarios-, reclaman también “la morosidad del pago previsional de sus trabajadores y los deficientes informes contables del área de finanzas”, aspecto mencionado en el último informe público del estado financiero de la escuela, disponible en la Superintendencia de Educación Superior.

En esta materia, el Directorio de la Escuela de Cine expresó que la relación entre los docentes y la institución “es de prestación de servicios profesionales, en razón de que a los docentes, por su naturaleza, se les paga un honorario fijo por hora de clase efectivamente impartida (...) Este tipo de contrato no genera obligaciones previsionales para con la entidad contratante y el pago de los honorarios se realiza en una época prefijada, conocida por lo docentes y contra la emisión de la respectiva boleta de honorarios”.

“En consecuencia, si eventualmente ha habido algún atraso en el pago de una boleta de honorarios, éste se ha debido exclusivamente a la emisión tardía de la respectiva boleta”, declaran desde el directorio mencionando que la institución “no se acogió a la ley de protección al empleo, conservando su planta funcionaria”.

Licenciamiento en curso ante el Consejo Nacional de Educación

En simultáneo, la institución está en pleno proceso de licenciamiento ante el Consejo Nacional de Educación (CNED), el que al 19 de diciembre de 2018, tomó por resolución “No certificar la autonomía del Instituto Profesional Escuela de Cine de Chile y ampliar el periodo de licenciamiento, por un plazo de dos años”.

La entidad presentó un informe que detalla aquellos aspectos que el instituto debía modificar para obtener la licencia o verificación correspondiente, entre los que menciona la deficiencia en las comunicaciones internas, la ausencia de mecanismos colectivos de toma de decisiones, y el sistema de evaluación que fue considerado insuficiente al igual que la bibliografía y material de apoyo disponible, entre otros aspectos.

En el marco de las denuncias y entredichos entre directivos, profesores y alumnos; los docentes ponen en duda que la licencia se haga efectiva.

“Lamentablemente, según la información entregada por el mismo CNED, y que está disponible en la web, hemos descubierto que la orgánica interna establecida por el exrector y principal accionista, Antonino Ballestrazzi, sería una de las causales de reprobación, junto con la morosidad del pago previsional de sus trabajadores y los deficientes informes contables del área de finanzas”, dijeron manifestando su preocupación por el posible cierre de la escuela y la necesidad de un plan de acción para los alumnos.

Ratificando que la Escuela de Cine está en dicho proceso de licenciamiento para la obtención de autonomía, la declaración enviada por los directivos de la escuela precisa que, dado que la resolución final depende exclusivamente de la CNED, “cualquier información que actualmente pueda circular en orden a señalar que este proceso no resultará exitoso, es falaz e infundado”.

“Siempre con el fin, ya declarado, de protección de nuestra comunidad estudiantil, es que la institución ya tomó contacto con el CNED a fin de concertar una reunión informativa, respecto del proceso de licenciamiento, abierta a los alumnos”, concluyen en esta materia, destacando que las clases han continuado en su modalidad online.

Ante la afirmación del cuerpo docente sobre la falta de “referencia alguna ante la comunidad académica y estudiantil respecto a los alcances de este proceso, el estado en el que se encontraba ni las estrategias institucionales para resolver los desafíos que el CNED declaraba en sus informes”, Gaspar Godoy, Secretario General de la escuela, respondió que todos los años se realizan los Consejos Académicos Ampliados y Consejos de Rectoría Ampliado, instancias en las que se “trabaja, comenta, analiza y se definen las estrategias respecto al avance del proceso de Licenciamiento”, por lo que califican los comentarios como “falsos, infundados y tendenciosos”.

Culto se comunicó con el Consejo Nacional de Educación, quienes confirmaron que la Escuela de Cine está en proceso de licitación por la autonomía como instituto profesional.

Si bien desde la entidad aclararon que “el licenciamiento puede conducir a la certificación de autonomía de las nuevas instituciones, una vez cumplidos los plazos legales, o a su cierre”, explicaron también que el proceso “corresponde a un sistema de supervisión integral y obligatorio”, lo que requiere un plazo extenso, más al considerar la contingencia.

Esta supervisión consiste en diversos mecanismo de evaluación periódica del avance del proyecto institucional, lo que implica conversar con docentes y estudiantes, y estudiar planes, programas de estudio, infraestructuras, equipos, recursos económicos, entre otros.

Tanto la vocería estudiantil como la directiva de la Escuela de Cine expresaron haberse comunicado con la CNED en busca de información sobre el proceso.

Consultados por Culto, Pedro Montt Leiva, Presidente del CNED respondió: “El secretario General de la institución nos contactó para solicitar una reunión en la que propone participen representantes de los estudiantes y de la comunidad académica. En todo caso, es importante destacar que, las decisiones del CNED son comunicadas a los interesados y después se ponen a disposición de la ciudadanía”.

Sobre las denuncias de acoso sexual que apuntan al exrector de la Escuela de Cine, el Presidente de la CNED detalló que por -medio de la Oficina de información, reclamos y sugerencias (OIRS)- recibieron “un reclamo que hace referencia a una serie de denuncias que estarían circulando a través de redes sociales, referidas a eventuales situaciones de acoso y/o abuso de diverso tipo que se imputan al rector de la institución”. Lo anterior data del 1 de abril de 2020.

“El 16 de abril enviamos oficio a la institución pidiendo antecedentes sobre el reclamo que recibimos, y el 18 de mayo el rector interino respondió que habían recibido una denuncia en la Dirección de Asuntos Estudiantiles en contra el hoy ex rector de la Escuela de Cine de Chile Antonino Ballestrazzi, además, ya se había activado el protocolo de acoso vigente desde el año 2018″, precisó Montt Leiva.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.