La High Fidelity de Zoë Kravitz llega al streaming en Latinoamérica

High Fidelity

StarzPlay emitirá a contar del 10 de septiembre la serie que empalma melomanía y romance, inspirada en la clásica novela de Nick Hornby que Stephen Frears llevó al cine.



En su primera temporada, High Fidelity, la serie distribuida en Latinoamérica por StarzPlay, cita, reimagina y actualiza el universo del libro de Nick Hornby y la película de Stephen Frears, comenzando por su personaje central: Robyn, una chica dueña de una tienda de discos interpretada por la carismática y temperamental Zoë Kravitz.

High Fidelity

“Su elección es un giro respecto a los viejos Robs”, señaló en su reseña el crítico de música Andrés Panes, a propósito del estreno de la serie en Hulu, “tanto el del libro de Nick Hornby (Rob Fleming) como el de la película de Stephen Frears (Rob Gordon) son hombres blancos y heterosexuales; pero Kravitz, descendiente de afroamericanos y judíos por ambos lados de su familia (es hija de la actriz Lisa Bonet y del músico Lenny Kravitz), transforma a Rob en una treintañera birracial. Los guionistas por su parte, con la bendición de Hornby como productor ejecutivo, decidieron que sea queer: su top cinco de rupturas amorosas incluye a una mujer”.

La acción continúa en Championship Vinyl, la mítica tienda de discos del universo High Fidelity ahora emplazada en Brooklyn, aunque todo luce algo más remozado y actualizado que en la película.

High Fidelity

Los acompañantes de Robyn también sufrieron modificaciones. Donde antes estaba Barry Judd (Jack Black) ahora se luce Cherise (Da’Vine Joy Randolph), un torbellino de pasión y extroversión que contrasta con la timidez de Simon (David H. Holmes), un exnovio de Rob que la deja cuando descubre que es gay.

A pesar de que se trata de una comedia romántica, la melomanía sigue siendo el eje de High Fidelity, ¿cómo no? La serie contó con la asesoría del baterista de The Roots, Questlove, dueño de una colección de miles de vinilos, quien participó en la selección de una banda sonora que conversa con la película, pero que no se queda en la nostalgia y apela también a sonidos actuales.

High Fidelity

Según Panes, “incorporar rap en la selección de canciones fue una atinada decisión para hacer creíbles a los melómanos del 2020, criados con la cultura hip hop. De ahí que la Rob de Zoë Kravitz tenga un afiche de Notorious B.I.G. en su tienda, un vinilo de Nipsey Hussle en la estantería y considere que el gangsta rap de N.W.A. es apto para niños”.

Luego anota: “Sin el combustible que le proporcionan los romances fallidos y la sabiduría musical, Alta fidelidad no podría existir. Son fuerzas que se retroalimentan: la trama gira en torno a la idea de seleccionar y jerarquizar parejas como si fuesen canciones en un ranking personal. A la usanza de su predecesores en el libro y la película, Rob se ahoga en un mar de complejos sin fundamento, sufre de serios problemas para desenvolverse socialmente y vive aferrada a recuerdos que sobreanaliza. Desde luego, también tiene un gusto musical inmaculado y omnívoro, es una máquina de trivia y conoce al dedillo el canon discográfico anglosajón”.

High Fidelity

El próximo jueves 10 de septiembre la plataforma StarzPlay estrenará la serie High Fidelity en toda Latinoamérica, con nuevos episodios cada semana. El servicio de streaming está disponible en todo Latinoamérica en la APP StarzPlay para iOS y Android, y en la aplicación de Apple TV+.

Mira el tráiler a continuación:

Comenta