Para ver en una tarde: las mejores miniseries disponibles en Netflix

En seis u ocho episodios, se pueden contar historias mínimas tan diversas que van desde asesinatos, hasta las peripecias de músicos de jazz en un club o una persecución en tono de western. Por ello, en Culto proponemos una revisión a un puñado de miniseries de gran factura disponibles en el catálogo de la gran N.



El robo del siglo

Un nombre habitual para cualquier atraco relativamente espectacular, pero sin dudas, el del 16 al 17 de octubre de 1994 en la sede del Banco de la República, en la ciudad de Valledupar, Colombia, merece ese apelativo. Se trató del mayor atraco en la historia del país sudamericano, con un botín de US$33 millones de la época. Como no podía ser de otra manera, inspiró una miniserie de seis capítulos que toma algunas licencias respecto a la historia original, con el protagónico del siempre versátil Andrés Parra (El patrón del mal, El Presidente).

Bonding

Alabada y criticada por partes iguales, Bonding gira en torno a una sociedad muy particular. De un lado Tiff, una estudiante de psicología que trabaja como dominatrix por las noches, y del otro, su ayudante y antiguo amigo de escuela, Peter, un chico gay que aún está explorando los límites de su sexualidad. Por ello, la idea es simple; se trata de ver qué sucede cuando estos personajes deben colaborar. Así, es una producción con mucha comedia y humor negro, que discurre rápida en sus siete episodios de 15 minutos.

The Eddy

The Eddy

Como un recordatorio de los tiempos en que la música se asentó en clubes, The Eddy tiene como protagonistas a un club del mismo nombre y a sus atormentados propietarios. Acaso haciendo eco de la compleja historia de algunos músicos del género, toma al jazz como punto de encuentro para talentos y sonidos dispersos en un París multicultural, que también tiene una cara menos amable en la vida dura de los suburbios azotados por la falta de oportunidades, el racismo y la violencia.

Alias Grace

"Alias Grace" Day 6365 Photo: Jan Thijs 2016

Esta adaptación de la novela de Margaret Antwood, toma la historia de Grace Marks, una joven condenada a prisión perpetua por doble homicidio en el Canadá del siglo XIX. Un relato en seis episodios que mueve al lector desde la subjetividad de la protagonista hasta las tensiones a las que está sometida en tanto criada, en un ambiente de opresión hacia la marginalidad y más, cuando se trata de mujeres. Además, la historia se presenta en forma de una narración desestructurada que apela a la imaginación del espectador.

Godless

A la hora de filmar un western, una dificultad no menor es evitar que parezca un refrito. A pesar de que habitualmente tiene un punto de partida en la lucha de un héroe contra una fuerza, a veces superior, la tentación de apelar a los ganchos clásicos, como el pueblo destruido por los forajidos, la pelea en la cantina o el duelo, a veces suelen ser más fuertes. Pero en los siete episodios de Godless, hay algunos giros que resultan ciertamente atractivos, como colocar a las mujeres y los sujetos marginados en el centro del relato, lo que supone una discusión al héroe americano clásico. Por cierto incluyen la suficiente cuota de balas y sangre para calmar a los más incondicionales del género.

Collateral

Esta producción de BBC, escrita por el afamado guionista David Hare (The Hours), tiene como punto de partida el asesinato de un repartidor de pizza. Desde allí, en cuatro episodios, la historia se despliega en relatos corales que se enredan y desatan en varias direcciones. En sus personajes hay ciertas tensiones que van desde asuntos domésticos a problemas como el abuso, el poder, la relación del estado con los migrantes, y así entre otros varios. Es decir, se sostiene en las subtramas que se disparan a partir de un problema inicial. Una premisa de manual, pero que pocos consiguen resolver de forma convincente.

When they see us

Abril de 1989. Una mujer blanca de 28 años es hallada tras ser golpeada y violada en Central Park. El caso de inmediato necesitó de culpables y la responsabilidad cayó sobre cinco jóvenes -cuatro afroamericanos y un latino-, quienes fueron condenados a prisión tras arrancarles una confesión mediante brutales interrogatorios fuera de protocolo, pese a que no tenían relación alguna con el crimen. La historia causó tal impacto en la opinión pública, que hasta Donald Trump pagó avisos pidiendo aplicarles la pena de muerte.

Inconcebible

La historia de una joven que es acusada de mentir sobre su violación, da pie a una investigación posterior que busca capturar a un violador en serie. Basada en un hecho real, se trata de una producción de ocho episodios, en que a diferencia de la narración del género true crime tradicional, se adentra en los dolores de las víctimas y su larga lucha por encontrar justicia en un sistema que en vez de ofrecerles un soporte las acaba por derrumbar. Por otro lado, el relato se sostiene en dos mujeres detectives, de personalidades muy diferentes, pero que no parecen forzadas.

Comenta