Recetas de Culto: el risotto de Sinaloa de Maradona

Diego

En septiembre de 2018, Diego Maradona llegó al estado mexicano para asumir como Director Técnico de Dorados de Sinaloa. El primer día en la ciudad de Culiacán, sin saberlo, dio a conocer cuál era su plato favorito. Una preparación que combina su origen argentino, con su paso por Italia.



De “La vida es una tómbola” de Manu Chao a “Maradona” de Andrés Calamaro, y del “Maradona Blues” de Charly García a “La Mano de Dios” de Rodrigo El Potro; Diego Armando Maradona tiene un puñado de canciones que alaban sus hazañas como ídolo del balompié.

En la vereda audiovisual, también hay varios documentales que resumen su carrera deportiva y vida personal. Desde Maradona by Kusturica (2008) a Diego Maradona (2019) de Asif Kapadia, pasando por Maradona en Sinaloa, una docuserie de Netflix estrenada en 2020.

Contradictorio y controversial, se quiera o no, Diego Maradona es una figura de culto -quien incluso tiene un culto en su nombre: la iglesia maradoniana-.

Fue justamente en el estado mexicano Sinaloa, donde -en septiembre de 2018-fue contratado como Director Técnico de un club de Segunda División: Dorados de Sinaloa.

El mismo día de su llegada al Hotel Lucerna en la ciudad de Culiacán, ‘El Pelusa’ expresó a su secretario técnico lo que quería cenar esa noche: carne magra y risotto.

Rodrigo Latorre y Christian Delgado, dos argentinos con una parrillada en la ciudad mexicana, recibieron el inesperado llamado el domingo 9 de septiembre. “Hola, Rodrigo. Diego quiere comer carne magra”, le dijeron por teléfono.

“Me volví loco. Salí corriendo a conseguir todo. Compré vacío, bife de chorizo… Pero camino al local me vuelven a llamar para decirme que también quería risotto. Y no podía decir que no”, recordó Rodrigo en conversación con Clarín.

Su amiga Adriana, sabía tal preparación, lo salvó, pero antes tenían de definir un último detalle. “Decile que le pregunten a Diego si va a querer risotto de champiñones o de cuatro quesos”, preguntó Adriana. “Quiere de los dos”, le dijeron.

Ingredientes

  • Bife de chorizo
  • Aceite de oliva
  • Sal de mar
  • Pimienta negra
  • Dientes de ajo
  • Mantequilla
  • Hierbas a gusto como ciboulette, tomillo o romero
  • 1 cebolla picada en cuadros pequeños
  • 500g de champiñones limpios y laminados
  • 500g de arroz arbóreo
  • 200 ml de vino blanco
  • 800 ml de caldo de pollo, caliente
  • 1 cucharada de mantequilla con sal
  • 50g de queso parmesano rallado
  • pimienta negra
  • 1 cucharadita de perejil deshidratado

Preparación

1. Sacar el bife de chorizo -sin congelar- del refrigerador y dejar reposar por al menos 1 hora antes de cocinarlo. Esto se debe a que asarlo a freírlo estando la carne a una temperatura muy baja, evita que el calor llegue al centro como corresponde.

2. Antes de llevar el trozo de carne al sartén (o idealmente parrilla), se debe bañar en aceite de oliva, sal de mar y pimienta.

3. Asegurándose de que el sartén esté muy caliente, se debe cocinar durante 6 minutos por lado, girando a cada minuto.

4. El punto de cocción ideal es medio crudo a 3/4 -siendo este último el punto predilecto de “El diez”- ya que si se excede la cocción, el trozo de carne quedará duro y seco.

5. Antes de girar el bife cada vez, se puede acariciar el trozo con un diente de ajo y untar con mantequilla para agregar sabor.

6. Las hierbas -si están en su rama- se pueden amarrar a un cuchara de palo para con ella cepillar el trozo de carne.

7. Una vez listo, retirar el bife del sartén y dejarlo reposar en su jugo durante al menos 2 minutos. Si gusta, las hierbas se pueden picar finamente y añadir encima del filete justo antes de servir.

8. Para el risotto, en una olla grande calentar el aceite de oliva. Luego agregar la cebolla y cocinar hasta que esté blanda y transparente. Agregar las hierbas y cocinar por un minuto. Agregar los champiñones y cocinar hasta que estén blandos.

9. Agregar el arroz y cocinar revolviendo por aproximadamente 5 minutos o hasta que este se vuelva blanco opaco. Agregar el vino blanco y cocinar hasta que este se absorba por completo.

10. Luego ir agregando caldo de pollo, aún caliente, de una taza a la vez; revolviendo y dejando que se absorba todo el caldo antes de agregar la siguiente taza. A los 15 minutos, empezar a probar el arroz, ya que este debe quedar al dente (la cocción total es de 18 a 20 minutos).

11. Una vez que esté listo el arroz, agregar la mantequilla, queso parmesano rallado y la pimienta negra. Revolver para mezclar bien. Decorar con perejil deshidratado.

12. Disfrutar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.