Myriam Hernández y su relación con Manzanero: “No le gustaba que le dijeran maestro”

La cantante habla con Culto de su trabajo con el fallecido autor, quien le escribió uno de sus mayores éxitos, Huele a Peligro.



Myriam Hernández trabajó con Armando Manzanero y grabó dos de sus canciones (”Huele a peligro” y “No te he robado nada”), pero ambos se conocieron de la forma más pedestre.

“Yo tenía 19 años, participé en una Teletón donde justo estaba él y le dije si nos podíamos tomar una foto. Ahí le expresé toda mi admiración. Yo no era nadie para él, estaba en el ránking juvenil de Sábado Gigante pero aún no había grabado discos ni nada. Después me invitaron al Casino de Viña para que cantáramos juntos; hicimos ‘Me gustas’, un tema que Manzanero le había entregado a Angélica María, y que yo me lo sabía de memoria desde niña. Él quedó muy sorprendido. Me auguró mucho éxito, me dijo que quería hacerme un álbum, aunque en lo inmediato nunca se dio”.

-¿Cómo se reencontraron en 1998 para grabar “Huele a peligro”?

Yo lo busqué durante mucho tiempo y ese año estaba grabando un disco en Los Angeles. Fui a su casa, donde había un piano enorme. Me mostró varias canciones que tenía para mí, pero “Huele a peligro” era un título muy especial, me la hizo a la medida. Ambos siempre creímos mucho en esa canción, sabíamos que se convertiría en algo importante para mi carrera. Hoy hasta la cantan en el fútbol. Esa vez, nos reencontramos, nos reímos, verlo trabajar in situ fue maravilloso, observar de cerca su talento. Yo estaba embarazada de mi hija. Él tenía un humor increíble; por ejemplo, no le gustaba que le dijeran maestro, de inmediato me decía: ‘¿acaso yo soy un carpintero, Myriamcita?’.

“Después en 2004 grabamos ‘No te he robado nada’ en Miami y la sensación fue la misma”.

“Fue una tristeza tremenda prender hoy la tele y enterarme de su deceso. Desde que supe que tenía Covid-19 le estuve pidiendo a Dios que se mejorara y que pudiera salir de la mejor manera, sabiendo que el pronóstico es complejo. Pero por otro lado, fue un orgullo conocerlo y tenerlo dentro de mi historia musical. Siento que estamos perdiendo a los íconos de la balada, a los genios especiales tocados por un don. Se nos fue Juan Carlos Calderón, ahora Manzanero, sólo nos queda Manuel Alejandro.

-¿Cómo definiría el legado de Manzanero en la música en español?

El legado de Manzanero es único, no morirá nunca pese a los años y traspasará generaciones.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.