Maroon 5, 90 minutos de apatía, desilusión y tatuajes

Maroon 5 en Viña 2020. FOTO: FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO

El show del año pasado del grupo estadounidense ha sido uno de los más criticados en la historia reciente del certamen, con un retraso de media hora, con un cantante que apenas interactuó y que no quiso llevarse ninguno de los premios.



El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar está lleno de triunfos, anécdotas, saltos a la gloria, fracasos resonantes, instantes que cambian una carrera completa, desplantes contra la coyuntura política del país y desilusiones que no olvidamos. Que no perdonamos.

Los fans de Maroon 5 - y cualquiera que la noche del jueves 27 de febrero de 2020 se haya puesto frente a la TV- aún tiene sangre en el ojo con el grupo de Adam Levine: fue un espectáculo para el olvido, anémico de química con el evento y con el público, donde el cantante ni siquiera quiso recibir los galardones, y donde se fue refunfuñando por los pasillos de la Quinta Vergara por un escenario que quizás no le pareció a su altura.

Ya el ambiente estaba crispado: esa versión del certamen se caracterizó por un ambiente tenso y difícil, luego de la serie de protestas que sucedieron en el país desde octubre de 2019. Sin embargo, la fiesta no fue cancelada.

maroon 5

Menos Maroon 5, una de las bandas más populares y mediáticas del pop estadounidense en la última década, verdadero nombre clase A para la Quinta. Así lo recibió el Monstruo en un principio, aunque de a poco la euforia y la devoción se fueron desinflando: irrumpieron los rostros desconcertados y miles de quejas por redes sociales, pues la actitud del cantante no fue la más adecuada, además de aparecer con un retraso de 30 minutos. A pesar de ello, en general los seguidores de Maroon 5 que llegaron hasta allá disfrutaron de un espectáculo de casi 90 minutos.

María Sanguinetti, fanática de la agrupación, asistió ese día para ver el espectáculo, era su primera vez visitando a la Quinta, y además las entradas fueron un regalo de su pareja.

“Fue súper maravilloso poderlos ver en vivo y sobre todo verlos en el festival más importante de Latinoamérica. Debo destacar que era mucha la emoción por verlos, llegamos temprano al lugar con mi pareja, de verdad que mis expectativas eran muy altas”, expresa Sanguinetti a Culto.

Ella, como muchas de las personas que estuvieron presentes se dieron cuenta de algunos detalles, como el atraso de la llegada de la banda a la Quinta, la vestimenta de los músicos, hasta la nula interacción con el público. Según María, desde la galería no se notó tanto el retraso y tampoco la preocupación de los animadores. Ella notaba que todo estaba “ok”, o eso creía. De igual forma los pormenores no afectaron su felicidad de estar ahí.

María Sanguinetti esa noche en Viña

“Lo que sí me percate fue en el raro vestuario de Adam Levine, porque lo he visto en vídeos de sus giras, donde normalmente se presenta con un estilo rockero y en Viña estaba desaliñado.” asegura la joven de 26 años.

En el show sonaron 15 canciones, empezando con con “It was always you”, para luego ir por hits como “Moves like Jagger”, “She will be love” y “Payphone”, hasta finalizar con “Girls like you”.

Levine se retiró, ni siquiera dijo adiós, ni menos se llevó los premios o habló con los animadores.

“Mi pareja y yo nos enteramos que había sucedido algo cuando salimos de la Quinta Vergara. Vimos en las redes sociales la polémica que generó la banda y los comentarios de la gente sobre el show.”(...) “También vivimos los videos que se filtraron y fue una desilusión, luego de ver a tu artista favorito y que tenga ese tipo de actitud al salir del escenario es decepcionante”.

maroon 5 web

La fanática no fue la única desencantada por el artista. Semanas después del Festival de Viña, el animador del evento, Martín Cárcamo, confesó varias cosas que ocurrieron en el backstage a La Tercera, “Tres cosas no me gustaron: una es que no tuvieran contacto con el público. Dos, sabían que tenían que entrar más temprano y entraron tarde, y eso obligó a una situación súper tensa para poder hacer el relleno. Y eso no solamente ocurrió con el público, sino que con nosotros también”.

Pero lo que logró disgustar al rostro de Canal 13 fue que el equipo de producción de la banda lo obligó a bajar del escenario mientras el grupo aún se presentaba.

“Yo subo en un minuto a ver el show al lado del escenario, donde están los animadores, y me sacaron. ¡A mí, po’, que se supone que soy la persona que tiene que estar ahí, porque si el animador no está ahí, quién chucha está!”.

Una de las directoras del Fans Club de Maroon 5 en Chile, Francisca Barahona, conversó con Culto sobre este incidente de la banda; para ella, la vestimenta es algo que el artista viene usando desde hace rato. Como comunidad, tuvieron preocupación sobre la reacción del artista y creen que algo debió haber pasado algo desconocido. Al parecer, la banda no estaban al tanto que era un show televisado.

“La presentación en la Quinta cumplió, estuvo bien la cantidad de canciones y relación con el público, se hace muy difícil teniendo figuras televisivas en las primeras filas, que no es lo mismo tener a su fanaticada”, aclara Barahona.

A pesar de toda la tensión en las redes, a los días del show, el cantante Adam Levine -célebre por su musculatura y sus tatuajes- realizó un en vivo a través de su cuenta de Instagram para comentar sobre lo que había ocurrido en el certamen, pidiendo disculpas y siendo sincero con las cosas que le afectaron esa noche.

“Si bien no siempre podemos compensar nuestro pasado, podemos hacer todo lo posible para aprender de él … gracias Chile por darme la oportunidad de crecer”, con esa frase finalizó el video de Levine a sus más de 12 millones de seguidores.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.