Chick Fight: así es el “Club de la pelea” femenino que llegó Chile

Ayer Cinemark y Hoyts estrenaron en sus plataformas digitales esta comedia de acción que combina secuencias de lucha en cámara lenta y mensajes de empoderamiento femenino. “Somos testigos de un cambio en el rol de género que la sociedad había impuesto para las mujeres, especialmente en lo que respecta a las historias de pelea”, comenta a Culto Bella Thorne, antagonista de la película.



“Es un refugio, un paraíso seguro para las mujeres sin las críticas de la sociedad”, dice Charleen a su amiga Anna, al presentarle un club clandestino de pelea en el que solo participan mujeres. Una vía de escape a las frustraciones, lejos de las presiones y las convenciones de ser recatada, delicada y hermosa.

Dirigida por Paul Leyden, Chick Fight es una comedia de acción protagonizada por Malin Akerman (27 dresses, Watchmen) como Anna, una mujer que está en la ruina y arriesga perder su departamento tras incendiar por accidente la cafetería en la que trabajaba. Un completo caos en su vida que su amiga policía Charleen (Dulce Sloane) propone solucionar participando de un club clandestino de lucha.

En un recóndito lugar de Puerto Rico, mujeres de distintas edades, características físicas, profesiones y procedencias, se convierten en luchadoras, con el ring como pozo de desahogo entre puños y patadas. Si bien en un comienzo Anna considera que es una completa locura, de todas formas decide probarse a sí misma en la competencia.

Como era de esperar, es noqueada rápidamente, pero en medio de la ira y decepción que la embargan, se decide a buscar a un entrenador. Una tarea que Jack Murphy (Alec Baldwin) asume como un chiste, burlándose de la idea de un club de pelea femenino.

Una película sobre la fortaleza de las mujeres y la importancia de perseguir los sueños más allá de lo que otros juzguen. “Si cada madre le dijera a su hija que es fuerte y poderosa, y que nunca debe rendirse, sería todo muy distinto”, dijo Malin Akerman en la presentación de la película.

“Nosotras crecimos históricamente con frases como ‘eso no es muy femenino’, ‘no debes hacer esto, no debes hacer esto otro’. Es simplemente otro mensaje el que le estamos dando a las niñas en estos días”, dijo la protagonista sobre el mensaje de Chick Fight.

Una idea con la que Bella Thorne, quien interpreta a la imbatible Olivia, némesis de Anna, coincide plenamente. Más en estos tiempos en que se conversa sobre roles de género y heteronormatividad.

“Creo que con este maravilloso movimiento, también se ha abierto camino a que se retraten más roles de mujeres fuertes y empoderadas. Así que ahora tenemos la oportunidad de ver un cambio en el rol de género que la sociedad había impuesto para las mujeres. Especialmente en lo que respecta a las historias de pelea”, dice Thorne en conversación con Culto.

02/01/2020 San Juan, PR--Filming of Chick Fight satrring Malin Akerman, Bella Thorne and Dulce Sloan among others. Directed by Paul Leyden and lensed y Steve Holleran. Photos: Laura Magruder

En los últimos años, ficciones como Glow y Cobra Kai, y cintas de superhéroes DC y Marvel, que han mostrado a las mujeres demostrando fuerza y autonomía tanto dentro como fuera de batalla, han cobrado especial interés por parte de los espectadores.

“Creo que la gente está viendo más y más peleas, en un mundo que ha cambiado la visión de que las mujeres deben ser de cierta forma en las peleas, o que en realidad era un tema más de hombres”, reflexiona la actriz de 23 años.

Thorne confiesa que “hace tiempo quería hacer una película de pelea”, por lo que la propuesta de Chick Fight llegó en el mejor momento. “Cuando leí el guión estaba súper emocionada porque trabajaría Malin, a quien amo, y ella es muy ruda. Cuando leí el libreto pensé que era hilarante”.

La producción filmada en Puerto Rico, justo antes de la pandemia, destaca por su mezcla de humor, secuencia de peleas en cámara lenta y un fuerte mensaje acerca de seguir adelante independiente de lo que otros piensen.

Una experiencia que Bella describió como “muy divertida”, sobre todo durante los ensayos y filmación de las secuencias de lucha. “Aprendimos todas las peleas como en dos días, creo, y la última pelea la aprendimos mientras la grabamos, lo que fue una forma muy interesante de trabajar”, detalla.

“Malin [Akerman] tiene una habilidad natural para ser una luchadora, así que para ella fue fácil. Y en cuanto a mí... siempre me gustó pelear, mi hermano es un luchador, así que terminé siendo buena para ello también”, añade Thorne.

Chick Fight debutó este jueves a través de Cining, la plataforma online de Cinemark y Cine Hoyts.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.