Emoción, reencuentro y tendinitis: la música chilena vuelve a los ensayos

Mario Mutis, Juanita Parra y Claudio Parra de Los Jaivas.

Con el paulatino regreso de los conciertos en el país, los integrantes de diversos grupos nacionales se han vuelto a ver las caras para ponerse al día, recuperar el fiato perdido y preparar sus próximos espectáculos. Aquí, músicos de Los Jaivas, Javiera y Los Imposibles, Yorka, Ases Falsos, Chancho en Piedra y Nano Stern cuentan las primeras emociones y dificultades que han vivido en la sala de ensayo tras casi dos años fuera de las pistas.



Juanita Parra (Los Jaivas): “Para mí fue muy emocionante (volver a los ensayos). Sentí mucha emoción, que todos veníamos súper concentrados con ganas de tocar, de que todo saliera bien, mucho más enfocados, como diciendo ‘de nuevo nos dieron esta posibilidad’. En algún momento me pregunté ‘¿vamos a lograr lo que antes hacíamos?’, pero cuando transcurría un ensayo y empecé a darme cuenta que sí, que seguía siendo lo que siempre ha sido, fue muy rico”.

“La pandemia nos permitió dar la vuelta en la mente por todos lados, uno se cuestionaba todo, pero fue muy bonito volver a tocar para ese concierto que hicimos en el desierto (en San Pedro de Atacama a fines del mes pasado). Fue realmente muy bonito lo que sentimos, la emoción que tuvimos y cómo también el público reaccionó en masa a querer acompañarnos en ese concierto. Ahí te das cuenta que la gente tiene muchas ganas de ver al grupo en vivo. De repente me pongo a divagar e imagino cómo va a ser cuando volvamos a tocar con público y creo que va a ser una locura, va a ser una catarsis muy grande”.

Javiera Parra volvió a ensayar junto a Los Imposibles.

Javiera Parra: “Fue muy lindo vernos los primeros días que empezamos a ensayar con Los Imposibles. Nos echábamos mucho de menos, porque cuando uno lleva 20 años tocando con una banda pasar tanto tiempo sin tener que juntarnos a trabajar fue duro, muy difícil. Los callos de los dedos por la guitarra dejan de estar tan duros como cuando uno está tocando siempre, entonces, cuando vuelves, duelen de nuevo los dedos. Son cosas de oficio que, por mucho que uno toque en la casa y todo, no lo haces con la frecuencia de cuando estás ensayando y tocando en vivo con regularidad”.

“Pero cuando uno se sube a la van, al escenario, vuelve el alma al cuerpo. El último concierto fue realmente una sensación de comunión muy grande con el público. Ellos están muy necesitados y nosotros también, se produce una simbiosis muy rica de complicidad, de que ellos nos necesitaban a nosotros y nosotros a ellos, y ahí uno corrobora que realmente hay un vínculo importante con la gente”.

* Javiera y Los Imposibles se presentaron frente al público después de un año y medio el pasado 1 de agosto en el bar Cuento Corto. Actualmente, el grupo sigue con ensayos y alista nuevas fechas para las próximas semanas en regiones.

Yorka y Daniela Pastenes están de gira por México hasta octubre.

Yorka Pastenes (Yorka): “Volver a los escenarios es maravilloso, para quienes trabajamos en el escenario compartir con otras personas lo que sentimos en un mismo momento y lugar es una experiencia que ningún live ni concierto online puede emular. Esta pandemia nos dejó sin una de las bencinas más importantes de nuestro trabajo, el feedback con el público, así que estamos muy agradecidas de volver a sentir lo que nos provoca el vivo después de tanto tiempo”.

“Lo más difícil han sido la ansiedad y los nervios de que resulte, estamos viviendo un momento inestable en que pareciera que todo se puede caer, y creo que hasta que no llega el día que vas a tocar no te la crees. Lo más lindo es mostrar las canciones nuevas que nunca habíamos tocado para la gente y volver a recordar la memoria corporal de un show; a pesar de que no habíamos parado de trabajar, la adrenalina y la energía que provoca un concierto es vital”.

* El dúo Yorka desde fines del mes pasado está de gira por México, con fechas agendadas en la capital de ese país hasta fines de agosto y una presentación en el FIMPRO de Guadalajara el 14 de octubre.

El guitarrista Martín del Real (a la izquierda) junto a sus compañeros en la sala de ensayo de Ases Falsos.

Martín del Real (Ases Falsos): “Esto es algo que nos tiene bien contentos, ilusionados, pero con mesura también. Estamos felices de poder volver a trabajar, a ensayar, a dedicarnos a lo que nos gusta, pero somos conscientes de que estamos entrando recién entrando a una etapa, una de aforos reducidos y protocolos sanitarios, porque este es sólo un primer paso para la rehabilitación de la actividad”.

“Hay una rehabilitación física, por un lado. Muchos estábamos fuera de forma y de a poco vamos recuperando estos dos años sin vernos porque veníamos muy bien, con muchas presentaciones, así que haber parado fue como una lesión. Muchos estamos con tendinitis, a algunos les duele la espalda, los instrumentos son pesados y requieren esfuerzo físico”.

“Pero también está la rehabilitación mental, la de pasar del encierro a una cierta apertura. Quizás no le tomamos el peso a lo que está pasando ahora pero todos nos ilusionamos con retomar las actividades fluidamente, que los aforos vayan creciendo de a poco, que la gente vaya con su carnet de vacunación a los conciertos. En ese sentido, también hay que reubicar a la música dentro de la vida diaria, porque no estaba en nuestros planes volver tan rápido y ahora hay que ajustar el calendario para los ensayos, las pruebas de sonido y las presentaciones, darle de nuevo tiempo a eso que involucra también a nuestras familias”.

* Ases Falsos agotó en una hora todas las entradas disponibles para sus dos presentaciones del 29 de agosto en Trotamundos Terraza de Quilpué. En paralelo, preparan un show en una de las salas SCD para septiembre y un evento de mayor capacidad para fines de este año en la capital, al tiempo que graban una película.

Chancho en Piedra prepara su regreso a los escenarios para este jueves 19, con un show que funcionará como ensayo clínico.

Eduardo “Lalo” Ibeas (Chancho en Piedra): “Por nuestra parte está todo ok con el regreso, no hemos tenido mayores dificultades. Más que show es un ensayo clínico, entonces el foco está puesto en que resulte todo bien, que nadie se contagie y que se preparen los protocolos para que vuelvan los espectáculos en vivo”.

*Chancho en Piedra protagonizará este jueves 19 de agosto un concierto en sala SCD Egaña, que abrirá sus puertas después de 17 meses para un evento que, además, funcionará como ensayo científico, a cargo de la Universidad de Chile y con capacidad para 200 personas.

Patricio Rojas (izquierda) y Nano Stern (derecha) junto a sus compañeros de grupo.

Nano Stern: “Hicimos algunas cosas muy específicas en estos meses, ensayamos para unas grabaciones que al final no pudimos hacer, pero ahora esto es en serio, es volver a hacer lo que solemos hacer, a vernos con regularidad y sabiendo que vamos a poder subirnos al escenario nuevamente”.

“Hay una alegría por el puro hecho de poder volver a juntarse, algo que todos antes dábamos por hecho sin darnos cuenta de la tremenda suerte que teníamos de poder dedicarnos a esto. Y efectivamente estamos un poco tiesos en el fiato, pero eso mismo nos obliga a volver a escucharnos, a replantearnos la música desde otro lugar. Han pasado un montón de cosas en el mundo y también en el equipo, han nacido guaguas, han habido cambios drásticos en la vida de las personas. Eso nos ha hecho crecer y finalmente la música es un reflejo de quién es uno”.

Patricio Rojas (bajista): “Nosotros efectivamente nos reencontramos. Porque en este año y medio ensayamos algunas cosas, grabamos un disco, pero así como trabajar un show, un concierto largo, preparar las versiones, eso no lo habíamos hecho. Entonces la semana pasada, en el primer ensayo, tuvimos que parar un rato para descansar, porque es distinto a estar tocando en la casa o grabando cosas, ahí no son tiradas de corrido. Y también hay que volver a acordarse dónde uno dejó los cables, los pedales, los enchufes que faltan, cosas que uno ocupa sólo sobre un escenario”.

“Hay que volver a acordarse de canciones que no tocábamos hace mucho, darle nuevas formas o interpretaciones. Pasa que después de tanto tocarlas (el repertorio) se hace cotidiano, y al dejarlas reposar todo este tiempo las mismas canciones tienen un nuevo gusto, una nueva sensación, una nueva emoción. De repente aparecen ideas que quizás no estaban”.

* Nano Stern y sus músicos se presentan este jueves 19 y viernes 20 de agosto en el Teatro Nescafé de las Artes, en dos fechas con aforo reducido que marcarán la reapertura del recinto de Providencia a los shows con público presencial (últimas entradas a la venta en Ticketek). Será requisito para los asistentes portar su pase de movilidad y usar mascarilla en todo momento.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.