Bridgerton: la gran damnificada con el fenómeno de El Juego del Calamar

Hace poco, la producción centrada en el Londres del siglo XIX se había convertido en la más vista en la historia de Netflix. Casi no tenía competidores en el podio. Hasta que la serie surcoreana, de forma sorpresiva, dijo lo contrario.



El fenómeno de El Juego del Calamar tiene muchos ganadores. Desde Netflix hasta todo su elenco, descubierto y potenciado desde Corea del Sur tras un suceso global que no esperaban.

Pero también tiene algo así como un gran perdedor. Una víctima indirecta de su aplastante éxito: Bridgerton, la producción que desde 2006 -desde los orígenes de la compañía- ostentaba el liderazgo de ser la más vista en la historia de Netflix, con 82 millones de hogares disfrutando su temporada 1 en los primeros 28 días desde su estreno.

Pero El Juego del Calamar la destronó del podio y ayer se catapultó como la más exitosa en la historia de la plataforma, acumulando 111 millones de visitas en el mismo período.

El boom de la ficción asiática también dejó atrás a otras apuestas que asomaban en los primeros lugares, como Lupin (76 millones), The Witcher (76 millones), Sex/Life (67 millones), Stranger things (67 millones), La casa de papel (65 millones) y Tiger King (64 millones).

“El éxito de El Juego del Calamar está más allá de nuestros sueños más locos”, dijo ayer Minyoung Kim, jefe de contenidos de Netflix para Corea, Australia, Nueva Zelanda y el continente asiático.

“Cuando comenzamos a invertir en series y películas coreanas en 2015, sabíamos que queríamos hacer historias de clase mundial para los principales fanáticos del contenido K en Asia y el mundo”, subrayó el ejecutivo, resaltando el potencial de la historia que trata sobre un juego infantil que adquiere un contorno macabro cuando lo aplican sobre adultos que atraviesan penurias económicas y que necesitan el premio millonario mayor.

Por otro lado, sus actores se han disparado a la fama internacional: Jung Ho-yeon, que interpreta a Sae-byeok, ha ganado 14 millones de seguidores en Instagram desde su lanzamiento el 17 de septiembre, dice Forbes .

***

Bridgerton baja así al segundo puesto con una historia reconocible y totalmente distinta a El Juego del Calamar: se sitúa en el Londres de principios del siglo XIX, y cuenta la historia de una familia de la alta sociedad, compuesta por una madre viuda y sus ocho hijos.

En ese contexto, podemos ver cómo se configuraba la sociedad del Periodo Regencia (entre 1811 y 1820), en medio de lujosos salones de baile de los palacios aristocráticos.

Un escenario marcado por la lucha entre las esferas de poder, la traición, el sexo, la malicia y los matrimonios arreglados. Es un acercamiento a las vidas de las familias más adineradas, las que se preocupaban por cuidar las apariencias y por encontrar un buen marido para sus hijas.

La necesidad de resguardar la reputación de las familias, se exacerba aún más con la llegada de una tal Lady Whistledown, una mujer que se dedica a escribir audaces crónicas sobre la vida de la alta sociedad, y de quien poco se sabe.

El drama muestra el fulminante romance entre Daphne Bridgerton -interpretada por Phoebe Dynevor-, una de las hijas del acaudalado linaje, con el duque Simon Hastings -personificado por Regé-Jean Page-. La pareja protagonista de la serie, se ve obligada a enfrentar diversos obstáculos que les impiden concretar su relación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.