“Siento que ha sido un trabajo ingrato”: tres actrices convertidas en Primera Dama de Estados Unidos

La serie que plasma la vida de Michelle Obama, Betty Ford y Eleanor Roosevelt llega el 18 de abril a la plataforma Paramount+. Dirigida y producida por la ganadora del Oscar Susanne Bier y protagonizada por Viola Davis, Gillian Anderson y Michelle Pfeiffer, la producción intenta situar en sus verdaderas estaturas a las mujeres de quienes presidieron EE.UU. Culto participó en una conferencia con algunas de sus protagonistas.



Considerada como “la anfitriona de la Casa Blanca”, es usual que la sociedad estadounidense relacione a la primera dama con distintos actos sociales y más domésticos. Sin embargo, la historia ha demostrado que este rol va un poco más allá. El cargo que inauguró la esposa de George Washington, en ese entonces referida como Lady Washington, ha evolucionado a través de los años y muchas veces ha servido de referente para quienes lo han asumido.

Es tal la fuerza que de este papel político, que algunas mujeres han sido consideradas incluso más populares que sus propios maridos y a ellas se les adjudica un papel de importancia en algunas decisiones políticas, ya que son consejeras principales del presidente. Aún así, muchas veces ese trabajo ha quedado relegado a un perfil más secundario.

¿Un ejemplo? El Museo Nacional de Historia Americana, que mantiene una exhibición constante de este papel político social y que según su descripción anhela con “destacar el aporte de las mujeres a las administraciones de sus maridos”, tiene una colección que se centra en más de dos docenas de vestidos de gala de casi 100 años de antigüedad y una serie de objetos de colecciones que representarían la vida de las primeras damas, entre ellos juegos de loza, costura y pantuflas. Poco se habla de su protagonismo más estadista, como por ejemplo puede ser el papel que encarnó Hillary Clinton, ex Secretaria de Estado y ex candidata a la presidencia de los Estados Unidos.

First lady, que se estrena este lunes 18 en Paramount+, intenta saldar esa deuda. En 10 capítulos, la serie cuenta las vidas de Michelle Obama, Betty Ford y Eleanor Roosevelt, y cómo las tres primeras damas vivieron el proceso de instalarse en el centro del poder mundial. “Su contribución es ignorada y por eso esta serie es importante. Muestra que ellas existieron”, declara Viola Davis, quien interpreta a Michelle Obama, en una conferencia de prensa online a la que Culto tuvo acceso.

Viola Davis en la serie, como Michelle Obama. Foto: Jackson Lee Davis/SHOWTIME.

La producción contiene escenas potentes, dramatizadas y detalladas sobre este desafío que 46 mujeres han tenido que asumir hasta ahora. En la trama se puede ver lo que significó para Obama (Viola Davis) ser la primera afroamericana en asumir el rol, en 2009; el peso que constituyó para Roosevelt (Gillian Anderson) ser considerada solo la mujer del presidente en el lapso que fue entre 1933 y 1945; y la resistencia que opuso en un principio Betty Ford (Michelle Pfeiffer) en cumplir con tal deber, a partir del mandato de su marido en 1974.

En la cita con la prensa están Viola Davis y Gillian Anderson, quienes no se conocían con anterioridad, aunque se ven entusiasmadas al comentar la preparación de los personajes, sus opiniones en torno a la serie y cómo está ha impactado en su percepción personal del rol.

“Siento que es un trabajo ingrato y pienso que cualquiera de las que sobreviven y siguen de pie son heroínas”, comenta Anderson en relación al rol de primera dama. La actriz agrega que, algo que admira de su personaje, Eleanor Roosevelt, es la calma con la que se enfrenta a las injusticias: “Ella es tan amable, gentil y compasiva. Donde más alegría sentía era al estar en servicio, sentía que tenía un deber desde el momento que se levantaba hasta que se acostaba, y eso es increíblemente honorable”.

Gillian Anderson como Eleanor Roosevelt. Foto: Daniel McFadden/SHOWTIME.

Así mismo, Viola Davis también aseguró haber aprendido de su personaje: “Lo que aprendí de Michelle Obama es que ella se resiste a volverse invisible. Ella es una mujer que puso límites”. Sin embargo, señala que el hecho de interpretar a alguien vivo la restringió mucho desde el punto de vista creativo: “Tuve que lidiar con un gran miedo porque está viva, y es muy querida y adorada. No podíamos poner cualquier cosa que se viera dinámica porque las repercusiones de eso reverberarían incluso más que en el timeline de Eleanor o Betty”.

Para la preparación de los personajes, las actrices indicaron haber realizado una gran búsqueda e investigación pues, a diferencia de un personaje ficticio, Eleanor y Obama son personajes que tienen documentada gran parte de sus estilos de vida.

Michelle Pfeiffer como Betty Ford. Foto: Murray Close/SHOWTIME.

¿Cuál fue el mayor desafío a la hora de interpretar a Eleanor?

Gillian Anderson: “El clímax de todo esto es cuando estás en el set por primera vez. Tu has trabajado en la voz, alguien más ha hecho la peluca, has tenido pruebas de vestuario y todo calza en el momento donde estás caminando, hablando, interactuando con otros personajes como este ser humano y es la parte más desalentadora. Recuerdo hace unos años trabajé muy duro en encontrar una voz en particular y no fue hasta tiempo después, cuando estábamos haciendo la prensa, que me di cuenta que nunca había hablado en voz alta como ese personaje. Solo estaba en mi cabeza y pensé que quizás el director diría ‘¿qué estabas hablando?’ y no tenía un plan b. Desde entonces trabajo mucho con expertos de voz, pero sin duda mantener esos detalles andando son lo más complicado porque te sientes como un robot al inicio”.

El elenco de First lady es estelar y también incluye a Dakota Fanning, O-T Fagbenle, Kiefer Sutherland y Aaron Eckhart.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


La ciudad ubicada en la Región de la Araucanía, fue evacuada por completo prodcuto de las llamas, que hasta ahora han dejado un fallecido y más de 120 viviendas siniestradas.