Reseña de libros: de Hans Magnus Enzensberger a Esteban Contardo

Hans Magnus Enzensberger.

El nuevo libro de memorias del gran escritor y ensayista alemán; un ensayo histórico del economista israelí Oded Galor sobre la desigualdad de la riqueza; una crónica estremecedora sobre los efectos de la contaminación en las comunidades de Ventanas y Quinteros, y un abecedario ilustrado sobre conceptos y personajes vinculados a derechos humanos y movimientos civiles, en las lecturas de la semana.



Un Puñado de Anécdotas, de Hans Magnus Enzensberger (Anagrama)

Aún podía colarse entre las piernas de los adultos cuando vio a un hombre pequeño que paralizó a su ciudad, Núremberg. Había gente agolpada en la calle y hombres con brazaletes y cinturones de cuero. Hans Magnus Ezensberger rondaba los ocho años y pudo ver un auto descapotable que se aproximaba precedido de motocicletas. “En el coche había un hombre insignificante con bigote y la vista fija hacia delante. Llevaba el pelo pegado a la frente. Levantó el brazo derecho y lo dejó caer bruscamente de nuevo”, escribe. Hitler había pasado frente a él. Es una de las escenas que recrea el escritor y ensayista alemán en estas memorias sobre su infancia y juventud. Con bonhomía, relata en breves episodios momentos de la vida cotidiana durante la guerra, su ingreso y expulsión de las Juventudes Hitlerianas, la estremecedora revelación del Holocausto y el inicio de su amor por los libros.

El Viaje de la Humanidad, de Oded Galor (Paidós)

Hace 200 años, con la Revolución Industrial y sus nuevas tecnologías, la prosperidad se disparó en el mundo, observa el economista israelí Oded Galor. Pero no fue un proceso armonioso ni universal, la riqueza y las mejores condiciones de vida aumentaron solo en algunas partes y eso provocó otro fenómeno: “la aparición de una gran desigualdad entre sociedades”. Así, mientras Europa y América del Norte entraban en procesos de modernización y progreso en el siglo XIX, en Asia, Africa y América Latina ese proceso demoró hasta bien entrado el siglo XX. ¿Cuál es el origen de esta desigualdad histórica?, es una de las preguntas que intenta abordar en este libro, un viaje a través de la historia de la humanidad y los misterios del crecimiento económico y las desigualdades sociales.

Náusea, de Esteban David Contardo (La Pollera)

Cuando visitó la escuela, Esteban David Contardo sintió un sabor metálico en la boca. Todo estaba cubierto de ceniza proveniente de las chimeneas de la planta Codelco Ventanas. Años atrás, el 23 de marzo de 2011, una niebla cayó sobre la escuela de La Greda y provocó una intoxicación masiva de niños y profesores. Los estudiantes sentían mareos, un dolor punzante en el estómago, náuseas. En plena pandemia, el autor visitó la escuela y conversó con una de las profesoras, hoy afectada de cáncer. También recorrió Horcón y Quinteros, todas zonas afectadas por intoxicaciones derivadas del parque industrial que incluye termoeléctricas, un terminal marítimo de Copec y otro de Oxiquim. Minuciosamente, retrata los problemas ambientales de la zona, las secuelas que han provocado en la comunidad y la desidia de las autoridades políticas. Una crónica valiosa, a menudo estremecedora y de gran resonancia social.

¡Plántalo Tú!, de Ángeles Quinteros y Valentina Insulza; ilustraciones de Sandra Conejeros (Escrito con Tiza)

B de Bien común. “Donde las personas de buena voluntad se unen y trascienden sus diferencias por el bien común, se pueden encontrar soluciones pacíficas y justas, incluso para aquellos problemas que parecen muy difíciles de resolver”, dijo Nelson Mandela, y lo recoge este libro, ¡Plántalo tú!, un alfabeto humanista. Con ilustraciones de Sandra Conejeros y textos de Ángeles Quinteros y Valentina Insulza, el volumen presenta un abecedario en torno a conceptos y figuras destacadas vinculadas a la vida ciudadana, los derechos humanos, la diversidad étnica y de género. Las autoras aportan no solo definiciones sobre ciudadanía, democracia o libertad, también ofrecen datos, citas y preguntas dirigidas a los pequeños lectores, por ejemplo: “¿Cómo crees que podemos ser ciudadanos responsables?”

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.