Lucha libre, OnlyFans y una vida fuera de Chile: qué fue de Ariel Levy, el otrora mayor aliado de Nicolás López

Ariel Levy

El actor y amigo del cineasta fue uno de las figuras salpicadas por la caída del realizador, condenado esta semana a cinco y años un día de prisión como autor de dos abusos sexuales entre 2015 y 2016. El intérprete prestó declaración durante la etapa de investigación del caso, ahondando en el “humor negro” del director y negando haber sido testigo de agresiones sexuales. Actualmente, vive fuera del país y divide su tiempo en múltiples disciplinas y plataformas.



Estrenada en noviembre de 2004, Promedio rojo irrumpió en la cartelera local con la historia de un adolescente de 17 años que se refugia en la lectura y en el dibujo de cómics y en pasar el tiempo con sus dos mejores amigos, “Condoro” y “Papitas”. La comedia dirigida y escrita por Nicolás López lo presenta como un joven con sobrepeso con una vida gris que cambia por completo en el momento que llega una joven española al colegio.

Interpretar al protagonista de esa comedia, Roberto Rodríguez, marcó la primera experiencia actoral de Ariel Levy y selló la primera de varias colaboraciones con el realizador nacional. El intérprete se transformó en un integrante permanente de sus elencos: a excepción de Santos (2008), Levy participó en todos los siguientes largometrajes que López filmó como director, desde la trilogía que inició Qué pena tu vida (2010) hasta Dulce familia (2019).

Promedio rojo (2004).

El vínculo no sólo se limitaba al campo profesional, sino que además ambos forjaron una estrecha amistad. Por consiguiente, cuando se revelaron las primeras denuncias de abuso y acoso sexual en contra de López, en junio de 2018 en la revista Sábado, Levy también se vio arrastrado como parte del círculo más cercano del cineasta.

El protagonista de Promedio rojo guardó silencio durante los primeros meses, pero finalmente hizo público su respaldo. “Nicolás López es mi amigo, lo conozco y sé que no es un abusador”, escribió en diciembre de ese año en su cuenta de Instagram, apelando a “su legítima defensa y la presunción de inocencia”.

Una reacción diferente a la que se ha registrado esta semana, en los días posteriores a que el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Viña del Mar sentenciara al director a cinco años y un día de prisión como autor de dos abusos sexuales cometidos entre 2015 y 2016. Hasta ahora, Levy no se ha pronunciado a través de la prensa ni mediante redes sociales. Contactado por Culto para este artículo, no respondió a los mensajes de este medio.

El actor de todos modos sí fue citado a declarar en el caso durante la etapa de investigación. En esa instancia relató que su amistad con López comenzó en Qué pena tu vida, pese a que habían trabajado antes en Promedio rojo, y ahondó en el “humor negro” del realizador.

“Algo casi como escolar, abierto y que nadie se quejaba de su humor, entrábamos todos un poco en esa onda, lo aceptábamos, también tiene que ver con sus películas que son de comedia”, señaló en ese momento, insistiendo en que “nunca vi a nadie como quejarse ni incomodado (sic) de su humor”.

También salió el paso de uno de los puntos más delicados: la comunicación que López mantenía con actrices y modelos para ofrecerles roles en sus proyectos, y que, según las denunciantes, derivó en encuentros en que las agredió sexualmente.

En el set de Aftershock (2012) junto a López y Eli Roth.

“Nicolás joteaba por redes sociales, pero de invitar a casting a solas no es así, siempre era con más personas, de la producción u otros, como Miguel Asensio o yo”, indicó, aludiendo al exsocio de López en la disuelta productora Sobras. En referencia a tres de las actrices que lo acusaron, especificó que “sí estoy al tanto que Nicolás las contactó por redes sociales, nunca participé de algún casting con ellas”.

En su declaración también niega en todo momento haber presenciado situaciones de abuso o acoso sexual. En vez de eso, plantea que el director es “pasado para la punta y esto le está pasando la cuenta. Ahora si me preguntai si se merece lo que le está pasando a este nivel, no, de ninguna manera”.

A diferencia de Asensio y las actrices Paz Bascuñán, Ignacia Allamand y Loreto Aravena, Levy no fue citado a declarar en el juicio que concluyó esta semana con sentencia condenatoria.

Sin embargo, durante el proceso sí revivieron unos mensajes de WhatsApp borrados que intercambiaron el 4 de julio de 2018. En ellos López le comentó que “no nos pueden juzgar por nuestro humor y estilo de vida”, a lo que el intérprete respondió: “Yo no tengo tu estilo de vida López, asume un poco tu responsabilidad”. El director luego replicó: “Yo sé que tú no tienes ‘mi estilo de vida’. Asumo toda mi responsabilidad en esta mierda Levy. Lo demás es un rollo mío, que estoy solucionando y voy a salir de esta. Y de nuevo perdón por todo lo que te salpica y cuando estés mejor veámonos”:

Entre la lucha libre y los saludos pagados

Actualmente Levy se desempeña como competidor de lucha libre, una faceta que empezó a compatibilizar con la actuación en la última década. Tras comenzar en la Lucha Libre Chilena en 2015, hoy participa en la Coastal Championship Wrestling, una liga profesional domiciliada en Florida, Estados Unidos, donde el intérprete hoy tiene su residencia.

En paralelo, se mantiene activo en otras plataformas. Una de ellas es Cameo, un servicio a través del cual los usuarios pueden pagar para que un famoso envíe saludos personalizados. Entre las celebridades que lo utilizan están la actriz mexicana Aislinn Derbez, el cantante Emmanuel y los exfutbolistas Carlos Valderrama y Mario Kempes.

Levy cobra cerca de $12.000 por un saludo de “uso personal”, mientras que asciende a $89.316 cuando se trata de empresas. En él se presenta como actor de la trilogía Qué pena tu vida y alude a su rol en The green inferno, la cinta de Eli Roth producida por López.

“Si quieres que te haga un video personalizado o me quieres hacer alguna pregunta o pedirme que diga algo divertido para tu pareja, para tu amigo o para lo que sea, aquí estoy”, explica en su página.

Además, Levy tiene cuenta en OnlyFans, la plataforma de pago dedicada al contenido adulto, donde suma una cincuentena de publicaciones desde fines de 2020. En la última, fechada el 5 de mayo, acompaña con el siguiente texto: “Just another mirror selfie… perdón por la cara”.

A la fecha, su último proyecto cinematográfico ligado con Chile es Dulce familia, la comedia dirigida y escrita por Nicolás López en que este trajo de regreso del retiro a Florinda Meza y que al país llegó a través del streaming (Prime Video). En el filme, el último largometraje del realizador antes de las acusaciones, Levy encarnó un pequeño papel que se agregó a la serie de colaboraciones entre ambos.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.