Reseña de libros: de Irène Némirovsky a Juan Cristóbal Romero

La escritora Irène Némirovsky.

La biografía de Chéjov escrita por la autora de Suite Francesa; el volumen que recoge la poesía completa, nueve libros y 500 páginas, del poeta chileno; un perfil del editor español Claudio López Lamadrid por el crítico Ignacio Echevarría, y un libro ilustrado que invita a conocer ocho grandes bosques del mundo, en las lecturas de la semana.



La Vida de Chéjov, de Irène Némirovsky (Salamandra)

Irène Némirovsky nació en Kiev en 1903, un año antes de la muerte de Chéjov. La escritora y su familia se exiliaron en París en 1919. Novelista francesa con alma rusa, su sensibilidad fue delineada por las lecturas de Flaubert y Maupassant, de Tolstoi y especialmente de Chéjov. La autora de Suite francesa dedicó una biografía al cuentista y dramaturgo, la que se publicó en 1946, cuatro años después de su muerte en Auschwitz. En ella, la escritora cruza las vicisitudes de la vida de Chéjov -su lucha por la sobrevivencia, la soledad y la enfermedad, los fracasos- con el desarrollo de su obra atravesada de sutilezas y melancolía. Pese a la distancia entre ambos, ella se sentía próxima por las asperezas vividas en la niñez y la capacidad de encontrar belleza: “Para un escritor con una infancia aciaga, lograr que mane tal fuente de poesía a partir de su pasado es una bendición”.

Índice, de Juan Cristóbal Romero (Tácitas)

Al inicio de su libro Polinomia, el poeta anota: “En este libro están mis horas muertas,/ lo escribí sin saber que lo escribía;/ así parece y lo confieso: ciertas/ palabras no se pulen todavía”. Desde luego, la confesión del hablante es un juego del autor o la voz de uno de los numerosos personajes que habitan este libro. Índice reúne los seis poemarios publicados y tres inéditos de Juan Cristóbal Romero, un poeta culto, versátil y de un enorme talento en el manejo de las formas y el lenguaje. De los sonetos a la cuecas, Romero exhibe no solo destreza técnica, también un universo de referencias y lecturas donde dialogan Ercilla, Rimbaud y Lihn, entre otros poetas, aventureros y náufragos, sin renunciar a la reflexión, la emoción y el humor: “Me pides lo que no tengo/ te doy sin tener siquiera/ para cuando te pida/ me des como si tuvieras.// Perdí hasta la vergüenza/ con intereses./ Quien roba a quien no tiene/ roba dos veces.// Roba dos veces, sí,/ mano de guagua:/ si me sube la fiebre/ cortas el agua.// No me das ni la hora,/ calculadora”.

Una Vocación de Editor, de Ignacio Echevarría (Gris Tormenta)

Cuando le preguntaron con cuál de todas las tareas del mundo editorial se quedaría, Claudio López Lamadrid respondió: “Reivindico la edición de texto, que es algo que las nuevas generaciones han ido descuidando (...) “Editar los textos, trabajar con el autor, o con la traducción, y encima hacerlo de forma anónima, sin dejar rastro de autoría, es fascinante, porque tocas la esencia misma de tu cometido: el editor trabaja para el autor, y no viceversa”. Fallecido en 2019, López Lamadrid estudió farmacia y derecho antes de obedecer a su amor por la literatura. Comenzó en los 80 en Tusquets, donde conoció a Ignacio Echevarría, el crítico español que llegó a ser su amigo y quien acá traza un perfil humano e intelectual de quien dirigió la sección literaria del grupo Penguin y publicó autores como David Foster Wallace, César Aira y Nona Fernández.

Un Paseo por el Bosque, de Matías Guerrero y Manuela Montero (Escrito con Tiza)

La selva valdiviana es uno de los cinco mayores bosques templados del mundo y el único en la zona austral de Sudamérica. En ella se encuentran especies milenarias como el alerce, el coihue, el canelo y el ulmo, y es el hábitat de una diversidad de fauna donde están el monito del monte y el zorro chilote, el puma y los abejorros nativos. La selva valdiviana, que se extiende hasta Aysén en Chile y hasta la provincia de Neuquén en Argentina, es uno de los ochos bosques que recorre este libro ilustrado, que conjuga información científica, bellos dibujos naturalistas y un diseño y narración con espíritu de aventura. La selva tropical africana, el bosque de California, la Mata atlántica y el bosque templado del sur de China son otros ecosistemas que este libro invita a conocer, así como su valiosa y sorprendente biodiversidad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.