¿Por qué Elvis Presley todavía nos importa?

Una voz impecable, la autenticidad, el soporte audiovisual y su rol como pionero en lo que hoy entendemos por estrella de rock. A casi 45 años de su muerte y una película en los cines que lo retrata, Elvis Presley se mantiene como el rey indiscutible. ¿Por qué seguimos recordándolo? Consultados por Culto, un grupo de expertos analiza a una de las figuras más universales de la cultura pop.



Hernán Rojas, conductor de Radio Sonar

Por algo se le llama el “rey del rock”, y no necesariamente porque es el mejor, sino porque, justamente, abrió las fronteras y convirtió el rock en algo masivo, dado que él era una figura blanca y no una negra.

Hay que recordar que el rock nace de los negros, de los afronorteamericanos haciendo blues un poquito más acelerado que mezclaban con el rockabilly. El caso de Chuck Berry es el emblemático, por eso a él se llama el padrino, porque él es quien realmente le dio forma al rock.

Pero es el gran Elvis, “Pelvis” por como le decían por sus movimientos pélvicos, quien lleva esto al delirio y a niveles masivos. Por eso se le acusó de que con su movimiento de caderas y con su forma de cantar rebelde, con toda su pose y desparpajo, podía crear una revolución, lo fue siendo cada vez más cierto con la revolución del rock de los años sesenta. Por eso se especula que se le envió como soldado de reserva a Alemania en la posguerra, para sacarlo de la escena y que no siguiera siendo la figura que fue.

Y, por otra parte, es la influencia principal en cómo el rock se fue moldeando y evolucionando. En esa época el rock and roll iba desde la moda, el baile, el cine… Desde lo sociocultural a lo que eventualmente, en los sesenta, se convirtió en un estallido y en una revolución contracultural.

Trataron de taparlo en la televisión, los movimientos conservadores, la famosa Asociación de Padres y Apoderados de Estados Unidos, el mismo gobierno. Pero la verdad es lograron que el estallido fuera aún más grande. Los jóvenes de la posguerra, los babyboomers, no querían ser aplacados y, además, se unía a eso el tema de la guerra en Vietnam, el draft obligado y la lucha por los derechos civiles de los afronorteamericanos.

La música actual puede tomar de él la energía, la simpleza, el carisma. Tener canciones que apelan a todo el mundo y por supuesto también lo bailable, lo lúdico, y a veces baladas muy tristes que pueden tocar profundamente.

Hernán Rojas, periodista Radio Sonar
Hernán Rojas, periodista Radio Sonar

Rainiero Guerrero, director de Radio Futuro

Elvis sigue siendo la gran referencia del punto de partida de todo eso que seguimos hablando hasta el día de hoy del rock. Con él parte el ícono, la sensualidad en el rock and roll, esta cosa casi de objeto de deseo, incluso más allá de la música.

Era un talento con una voz increíble y una forma de moverse que no llevaba nadie en ese minuto. Todo ese pack influyó en que, a partir de ese minuto la industria se entendiera de otra manera. Había que cantar, pero también había que mostrar.

En ese sentido, Elvis es y sigue siendo la mayor referencia de lo estético en el rock and roll. Eso es fundamental. Su figura aún es relevante por todo lo que él hizo, obviamente, y principalmente lo que hizo en los años 50 y todo lo que eso desembocó en términos de la influencia que tuvo en las diferentes manifestaciones musicales que vinieron después, ya sea en grupos, cantantes, frontman, como Jim Morrison, Bono, David Bowie… Todos quisieron ser Elvis, todos tuvieron algo de Elvis. Siempre aparece alguien que nos recuerda a Elvis o que tiene algo de él dando vueltas.

Elvis Presley

La música actual puede tomar de él su voz. Creo que la película ya hace ese ejercicio en términos del soundtrack, de hacer mezclas, de darle nuevas vidas. No descarto que de aquí a un año más o pronto aparezca un disco de duetos de Elvis, pero cantado con sólo voces de hoy día, como una forma de seguir reviviendo un catálogo que estaba bastante dejado de lado, con una figura que estaba bastante dejada de lado.

Se cumple ese ejercicio, de remover un poco todo su arte y obra. Volver a colocarlo y actualizarlo para que las nuevas generaciones se conecten como lo hicieron con Elton John, con Queen o con The Beatles. Elvis estaba un poco pendiente en eso, hay una deuda que se salda.

Marcelo Contreras, crítico musical de La Tercera

Elvis es una de las más grandes estrellas, sino la más definitiva, en torno a resumir la tragedia y el fulgor que puede representar el estrellato máximo. Cuesta pensar en otra figura, quizás Michael Jackson podría ser un paralelo, pero, en realidad, el primero y el pionero en un montón de señales de lo que ha sido la cultura pop de los últimos setenta años proviene a partir de Elvis.

Surge en una instancia donde abrió el mapa cultural para un segmento que no estaba considerado hasta los años cincuenta, que era la gente joven. De alguna manera, él lidera a la juventud, les da una visibilidad que antes no tenían. Había otros factores que estaban sucediendo en Estados Unidos, por cierto. El cine también tenía una importancia con figuras como Marlon Brando o James Dean.

Pero, finalmente, Elvis termina sintetizando una serie de pulsiones. Él representaba la imagen, una música completamente revolucionaria, y, sobre todo, un elemento erótico y sexual que hasta ese momento no había.

Probablemente sí lo tenían las figuras afroamericanas, pero como bien muestra la película de Baz Luhrmann, lo que hace Elvis es tomar todos esos elementos y darles una lectura y un contenido que nadie más en la vida había dado hasta ese momento. Son todos esos elementos, que son súper fuertes y poderosos, los que hacen que una estrella de esta envergadura trascienda y sigua importando.

Ahora, no tengo tan claro si realmente les importa a nuevas generaciones. Tengo la sensación de que finalmente no. Hay un debate en torno a si la película intenta atraer a nuevas generaciones o si está pensada para los públicos de 35 años para arriba. Todo eso puede ser materia de debate.

Lo que la música actual recoge de Elvis tiene más que ver con el carácter de lo que representa una estrella pop, más que la música en sí. En ese sentido, la banda sonora de la película está súper bien pensada, es inteligente y está muy bien construida en torno a ser una mezcla con artistas actuales y la voz de Elvis.

Elvis resume la máxima tragedia y la máxima estrella de la música popular. En ese sentido, él fue definitivo en establecer los rasgos que tienen ese tipo de artistas, las máximas estrellas. De ahí vienen los Beatles, por cierto, Michael Jackson, Madonna y todos los grandes solistas. Todos se parecen de alguna manera a Elvis. Todos beben de Elvis.

César Albornoz, Doctor en Historia y autor del libro El origen del rock chileno. Entrevistas a fundadores de la Nueva Ola

Hay un primer elemento que sin dudas tiene que ver con la excelencia. Es algo indiscutible que ya es un canon. Eso permite su proyección, su influencia hasta el presente y todo aquello. Pero soy un convencido de que, si hay algo en particular que instaló Elvis dentro no solamente del rock en su origen, sino que también en de la cultura popular masiva, fue la relevancia de lo audiovisual dentro de lo musical.

Uno tiende a pensar que la música es solamente advertible en términos sociales desde el oído, pero creo que la experiencia, digamos, histórica de Elvis como músico, como rockanrolero, etc., evidenció que la música no solamente es experimentada desde el oído, sino también desde la imagen en movimiento.

Tanto por su figura, tanto por su pelvis que quizás era lo más evidente, por sus presentaciones iniciales en televisión donde lo censuraban... Y por la cine. Yo creo que muchos de los fans de Elvis entraron tanto por el sonido como por la televisión, por la imagen en movimiento, por sus películas.

allvip.us elvis presley comeback special

Fue el Elvis audioviusalizado el que a mí me sedujo quizás más que el Elvis escuchado. Ese Elvis galán, que movía la pelvis, el Elvis de El prisionero del rock and roll, el Elvis de Hawaii, etc. Yo creo que más allá de entrar en lugares comunes, de la voz de Elvis, de su capacidad interpretativa, de ser uno de los gestores iniciales o de los primeros representantes del rock and roll en la década del cincuenta, me parece que esto de la audiovisualización de la música en la cultura popular masiva contemporánea es un dato para tener en cuenta.

Yo me atrevería a afirmar que, en gran parte, las historias del rock latinoamericanas, por mencionar nuestro subcontinente, muchas veces se fundan en la imitación del Elvis desde Jailhouse rock. Y eso es muy significativo.

Su influencia para el rock nacional fue fundamental. Cuando aparece el Elvis filmado, de alguna forma, fusiona íconos del cine como Marlon Brando y James Dean, un salvaje con una semilla de maldad, que era un producto potente. Aparece esto, muy seductor para muchos jóvenes a nivel latinoamericano y chileno. En las kermeses que se hacían en ese tiempo, entre el año 57 y 59, el show por excelencia era poner un disco sencillo y hacer hacer la fonomímica y los movimientos de Elvis.

Ese era el número estelar. Y es así como la misma RCA Víctor empieza a hacer una búsqueda de un sucedáneo de Elvis para Chile, algo que hizo la RCA con sus sedes en toda Latinoamérica, encontrando a estos cabros jóvenes de 15, 16, 17 años que interpretaran bien a Elvis. Es así como encuentran, por ejemplo, al Peter Mociulski, la voz de Los Lyons. Mociulski se transforma en Peter Rock y graba su primer disco, constituyendo así el inicio del rock chileno, interpretado por chilenos.

Me encantaría que la película sirviera a las generaciones actuales para saber de historia, para comprender la historia reciente de occidente. Porque la vida de Elvis es una representación simbólica de la juventud estadounidense, pero también occidental, entre la década del 50 y la del 70.

Hay una serie de representaciones simbólicas que dan cuenta de historia contemporánea occidental. Creo que, para el joven, más allá de que conozca un Elvis, su relevancia, su excelencia, su talento, que disfrute de la música, que siempre es bueno, a mí me parecería importante tratar de causar no solo en los jóvenes, sino en la sociedad, una lectura de la contemporaneidad a través de la música. Me parece que eso es bien potente y Elvis es un ícono en ese sentido. Por ahí podría haber un bonito ejercicio sociocultural frente a eso.

César Albornoz, Doctor en Historia y autor del libro El origen del rock chileno. Entrevistas a fundadores de la Nueva Ola
César Albornoz, Doctor en Historia y autor del libro El origen del rock chileno. Entrevistas a fundadores de la Nueva Ola

Denise, cantante de Aguaturbia

Tengo una visión y una opinión súper clara de Elvis Presley porque tuve la dicha de verlo en vivo en su concierto en el Madison Square Garden el año 72. Estuve una noche y un día afuera del teatro para comprar dos entradas.

No he visto ningún artista que tuviese el magnetismo de Elvis. Era una cosa única, inesperada. Él salió y abrazó a todas las 25 mil personas que hace el Madison Square Garden ¡era estupendo! qué hombre más lindo. Alto, espectacular, ojos azules.

Quedé ubicada muy cerca, en la primera línea del balcón. Y aunque Carlos (Corales, pareja de Denise y miembro fundador de Aguaturbia) dice que yo me quería tirar, lo que quería era pasarme, bajar del balcón y de alguna manera llegar más cerca del escenario, porque abajo daba el pasillo de la platea.

Estaba lleno, habían estrellas de cine y toda esa gente que lo iba a ver siempre, que lo seguían por todas partes.

Vale la pena escuchar sus discos preciosos. Era una voz muy especial, muy varonil, cantaba perfecto, interpretaba y proyectaba, aún con ese traje que la revista Rolling Stone trató pésimo. Pero era mágico. Era perfecto y sus canciones también. Me abrió los ojos. Hizo algo en mi cabeza que hasta el día de hoy lo tengo como tip de escenario.

Algo que tenía Presley es que se crió con el gospel. Y entonces tuvo como referentes a los músicos negros, que son maravillosos y únicos en cuanto a lo espiritual. Se codeó con B. B. King, con Little Richard y un montón de otras estrellas del mundo del soul. Por eso el cantaba de una manera especial.

Hablando por mí, Presley me cambió la vida. Carlos [Corales, pareja de Denise y miembro fundador de Aguaturbia], que es un tremendo músico y que lo conocía de antes, se deslumbró con los músicos que él tenía. En Viña, Carlos era músico y yo alguna vez fui corista. Y en una de las oportunidades en que me tocó cantar, vino el guitarrista de Presley, James Burton. Carlos casi se muere. Yo les hablaba a los periodistas y les contaba que tocó con Elvis.

Como Elvis Presley no va a haber nunca nadie más. Es único e irrepetible. Un poco lo mismo con otras estrellas que ya se han ido pero que han marcado la época absoluta de muchos de los artistas de ahora. Cantantes hay muchos, con buenas voces, con técnica vocal y todo. Y músicos hay muy buenos también. Pero artistas, no. Artista es una persona única, irrepetible, creíble, memorable, que lo tiene todo. Y Elvis Presley lo era.

Denise y Carlos Corales, de Aguaturbia.

Martina Orrego, conductora en radio Los 40

La figura de Elvis es muy relevante y tiene que ver con varias dimensiones. Primero, lo musical. Creo que él como artista arriba de un escenario sigue siendo incomparable por lo que él logra proyectar. Su voz y un montón de razones netamente de la calidad artística que lo hacen un referente, y así lo ha sido para muchísimos artistas.

Por otro lado, también es un ícono pop y musical. Recordemos que fue de los primeros grandes rock stars, de los primeros en generar ese impacto en la gente. Tenía la televisión de por medio, la fotografía... Todo lo que envolvía la figura de Elvis está en los grandes rock stars de la historia. Para el público es muy importante todo lo que ha significado como referencia desde lo popular, no solamente por lo musical.

La música actual podría tomar de Elvis todo lo performático. Eso es muy atractivo, pues sigue siendo ese tipo de artista que llena el escenario, que se preocupa de un montón de detalles desde la puesta en escena y desde el show, desde el vivo. La música de hoy, muchas veces, está desprovista de ese tipo de cosas. Allí Elvis puede seguir influyendo profundamente.

Algo que destaca en la película es que es muy visual. Hay shows de Elvis que son muy icónicos y que están representados a la perfección. Por eso me quedo con todo lo que provocaba en la gente, en las fanáticas, en las mujeres, la histeria...

Eso es algo que va incluso mucho más allá de la música. Lo vimos también con los Beatles. Desde ese tipo de íconos del rock. Por eso creo que su figura es tan importante para estos tiempos. En el fondo es un ícono que trasciende la música: es un ícono pop en sí.

Jorge Leiva, documentalista musical y fundador de MúsicaPopular.cl

Elvis nos importa porque es una figura que surgió de la música, pero que trascendió la imagen como músico. Era una personalidad que trascendía todo lo que se entendía como el establishment de aquellos años.

Era un músico que bailaba distinto, que cantaba distinto, que se movía de manera distinta, y eso era algo que no estaba pasando en ese momento. Fue una época de un cambio muy relevante en la sociedad del mundo y creo que Elvis encarnó parte de eso.

Fue un muy importante símbolo y por eso nos va a seguir importando siempre, porque marcó un momento. Como Mozart y Beethoven marcaron momentos, Elvis lo marcó en su escala, en su dimensión y en sus proporciones.

La música contemporánea sigue tomando cosas de Elvis siempre. Y no sólo en su actitud, sino también en el rupturismo. Estos quiebres son cosas que siempre pasan, pero Elvis fue el primero que lo hizo desde el rock and roll.

Esa irreverencia que tenía, quizás más cándida que rebelde, esa pureza, es algo que se sigue manifestando. Su espíritu y su manera de hacer las cosas han permeado a la música a partir de entonces. Sigue existiendo.

Presley es un ídolo universal, un personaje universal como Mickey Mouse o el Pato Donald, que trasciende incluso el destino que tuvo después, que no fue feliz. Y tampoco es que haya sido un aporte musical tan enorme. O sea, los Beatles, David Bowie y otros tienen bastante más importancia en esos términos. Pero Elvis impuso una estética, una actitud que marcó a grandes generaciones hasta el día de hoy, que todo el mundo lo respeta e idolatra.

Sofía Tupper, conductora en Radio Play

Es un hecho que Elvis transcendió a su época. Creo que no fue simplemente una voz superdotada o un cantante de talento innegable. Fue mucho más que eso...

Se transformó en un ícono cultural y fue el gatillante de una revolución cultural y sexual. Lo que hizo también fue incorporar el lenguaje del cuerpo en la música popular y eso marcó un antes y un después. Él llevó lo que ya se hacía en la música negra al mainstream.

Creo que cualquier artista debería mirar a Elvis como un referente, en varios sentidos, pero quizá uno gravitante es el hecho de cómo él lograba seducir a las masas, valiéndose de su autenticidad, atreviéndose a romper esquemas y finalmente, lo que conmovía de él, era su naturalidad y rebeldía.

La música de hoy en general, entra en este juego de la industria, que cree tener un patrón o una estética para lograr el éxito, pero finalmente, lo que uno agradece de un artista es la autenticidad. Elvis combinaba muy bien su tremendo virtuosismo con una experimentación que lo llevó a ser un gran catalizador de culturas y estilos.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.