Kevin Spacey: la historia de los dos frentes que hunden el actor de House of Cards

El actor en Londres este jueves. Foto: REUTERS/Maja Smiejkowska

Además de alistarse para el inicio de un juicio en Nueva York en octubre, el intérprete de 62 años fue acusado el mes pasado de cuatro cargos de agresión sexual en Inglaterra, de los que hoy se declaró inocente en una audiencia en Londres. Ambos casos lo tendrán lidiando con la justicia al menos hasta 2023, mientras sigue anunciando proyectos cinematográficos fuera de Estados Unidos.



La carrera de Kevin Spacey se pausó el 29 de octubre de 2017. Ese día el actor Anthony Rapp entregó un testimonio que relataba una experiencia de 1986, cuando ambos eran parte del circuito de Broadway.

Mientras estaban en una fiesta en el departamento de Spacey, Rapp, entonces de 14 años y era un intérprete infantil, se encontraba viendo televisión en la habitación del dueño de casa y se dio cuenta de que era el único invitado que quedaba.

Según contó, el protagonista de House of cards, que tenía 26, apareció en el umbral de la puerta, lo empujó a la cama y se recostó encima de él. “Él estaba tratando de tener sexo conmigo”, señaló, detallando que logró abandonar el inmueble, pero que las secuelas de ese episodio habían persistido en el tiempo. Rapp hablaba días después de que apareciera la oleada de acusaciones en contra del productor Harvey Weinstein, quien hoy cumple una pena de 23 años de prisión.

Anthony Rapp y Kevin Spacey.

“Si me comporté como él describe, le debo la más sincera disculpa”, dijo el intérprete de Los sospechosos de siempre, junto con añadir que no recordaba ese episodio de 31 años atrás y utilizar ese momento para, por primera vez, comunicar públicamente que era gay.

Las repercusiones fueron inmediatas y ampliamente difundidas: fue despedido de House of cards, Netflix canceló el estreno de una película biográfica sobre el escritor Gore Vidal que ya había sido filmada, y su aparición en Todo el dinero del mundo, de Ridley Scott, fue eliminada y se encontró un reemplazo de emergencia en el veterano Christopher Plummer.

Cinco años después, ese caso vivirá una jornada crucial el próximo 4 de octubre en Nueva York, cuando comience el juicio por la demanda civil que interpuso Rapp. En ella lo acusa de agresión, contacto físico no consentido e infligir intencionalmente angustia emocional, aunque el juez dictaminó que sólo puede proseguir con los dos últimos cargos. La defensa de Spacey, en tanto, ha tildado sus acusaciones de falsas y ha asegurado que aquel episodio de 1986 nunca ocurrió.

El caso en Inglaterra

En rigor, el relato de Anthony Rapp no guarda una relación directa con la audiencia a la que hoy Spacey asistió en Londres, Inglaterra, donde se le imputan cinco cargos de los que se declaró inocente y enfrentará un juicio agendado para el 6 de junio de 2023.

Pero probablemente uno no se entienda sin lo otro. Luego de que en octubre de 2017 se expusiera dicho caso, otros hombres realizaron una serie de denuncias de carácter sexual en contra del protagonista de Belleza americana.

En Londres este jueves. Foto: REUTERS/Tom Nicholson

En ese momento el teatro londinense Old Vic, en el que el intérprete fue director artístico entre 2004 y 2015, se vio forzado a salir a pedir disculpas públicas, detallando que habían recibido 20 denuncias y que 14 de ellas eran de tal gravedad que habían recomendado a las personas que se dirigieran a la policía. Matthew Warchus, director artístico en ejercicio del espacio, aseguró que era “incorrecto, injusto e irresponsable decir que todo el mundo lo sabía”.

Coincidentemente, los presuntos delitos que Spacey enfrenta en Inglaterra abarcan el periodo 2005-2013, habrían ocurrido en Londres y el condado de Gloucester, y las víctimas serían tres hombres que tienen entre 30 y 40 años. Testimonios que derivaron en que en junio pasado fuera acusado cuatro cargos de agresión sexual y uno por “hacer que una persona participe en una actividad sexual con penetración sin consentimiento”. Las identidades de los denunciantes se han mantenido bajo reserva.

Este jueves, tras declararse inocente ante el juez del tribunal Old Bailey en Londres, el actor abandonó la audiencia sin realizar declaraciones, pese a la expectación de los medios en el exterior.

Ambos juicios, en Nueva York y en la capital inglesa, están siendo seguidos por los realizadores de un documental para el canal británico Channel 4. Bajo el título tentativo Spacey unmasked, la producción entregará un análisis sobre su vida, incluyendo desde su aparición en Broadway y su ascenso en la industria hasta el desplome de su carrera a causa de las múltiples acusaciones.

En tanto, el actor realiza nuevos intentos por volver a su profesión. En el marco del mercado del último Festival de Cannes, se presentó el trailer de Peter Five Eight, cinta en la que encarna a un agente de bienes raíces con un oscuro secreto. En esa instancia también se confirmó que protagonizará 1242 – Gateway to the West, basada en la invasión del ejército mongol a Europa.

Ambos largometrajes se suman a The man who drew God, la película dirigida por Franco Nero y con Faye Dunaway y Vannessa Redgrave, que el año pasado fue anunciada a pesar del turbulento presente de su protagonista. Por cierto, todos son proyectos filmados y financiados fuera de Estados Unidos. Su actividad en su país de origen por el momento se reduce a los problemas judiciales que han marcado su trayectoria reciente.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.