Tiro de Gracia: “Hoy en la música se ha perdido el mensaje, hay solo entretenimiento, es más desechable”

El dúo de Lenwa Dura y Zaturno presenta su nuevo sencillo, El Santo. Un tema en que abordan la presencia de las armas y la violencia en las calles, en un contexto en que dicen, en el rap y la música urbana se ha perdido el ánimo de dar mensajes. “La puedes pegar, pero también puedes dejar algo bueno para tu entorno”, dicen.



Acaso como en sus primeros lanzamientos en los noventas, en que escribieron canciones que hablaban de la realidad de la juventud marginal, como Joven de la pobla o Viaje sin rumbo, la ambición creativa de Tiro de Gracia vuelve a mirar a lo que ocurre en su entorno. Algo que queda claro en su nuevo sencillo, El Santo, en que el dúo (integrado por Lenwa Dura y Zaturno) mira hacia un tema que día a día es asunto de matinales y portadas de periódicos; la violencia callejera.

El tema ya está disponible en las plataformas digitales. Para este contaron con la participación del histórico Lalo Meneses, de Panteras Negras, pionero del hip hop en el país y una reconocida influencia para el grupo. “Yo me metí al hip hop el año 92 -recuerda Lenwa Dura-. Yo entré por Public Enemy, escuchaba puro rap en inglés. Un día me hablaron de Panteras Negras, que habían sacado un cassette de manera independiente en un sello chico que tenía una tienda que quedaba súper cerca de mi casa. Ese primer disco costaba $500 pesos. Yo vivía cerca, compré el cassette y me marcó mucho. Ahí dije ‘yo puedo hacer ese rap, yo puedo sentirme partícipe de esa realidad’. Y ahora estoy grabando con esa persona que me marcó a mí la vida”.

En lo medular, El Santo es un tema que habla sobre la calle. “La vida es muy corta para estar equivocado/ los niños no han escuchado las armas las carga el diablo”, canta Zaturno en la primera línea. Está basada en un antiguo refrán, pero también puede leerse en otra clave. Para el músico hoy por hoy “en el rap se ha perdido el mensaje”. De allí a que el dúo quiere llamar la atención, por un lado sobre la falta de contenido y de otro, sobre la situación de violencia que día a día se vive en los barrios del país.

Tiro de Gracia: Lenwa Dura y Zaturno. Foto: Patricio Fuentes/La Tercera

Es una tarde calurosa. En las oficinas de Sony Music prenden el aire acondicionado para capear los 33º anunciados para la jornada. Allí nos reciben Zaturno y Lenwa Dura, los dos históricos del grupo que desde su reunión en 2019 se han mantenido en activo lanzando sencillos como Blackclansaga, Semilla, Raíz y Princesa Caballero, los que anticipan un nuevo álbum de 12 canciones llamado Rapsurrection, el que detallan, podría estar disponible entre marzo y abril del año entrante. “Se supone que para marzo del próximo año, porque tenemos que sacar dos singles más. Además la fabricación del vinilo demora como seis meses, lo podríamos subir al tiro, pero queremos tener copias físicas para los coleccionistas”, explica Lenwa.

Un trabajo que para el grupo marca un renacer. “Nosotros somos agradecidos que pensaran en nosotros, en el sello no nos dicen lo que tenemos que cantar y eso a nosotros nos da completa libertad, porque somos artistas que queremos hacer música -dice Zaturno-. Nosotros podríamos estar haciendo trap, reggaetón, lo que sea, pero nosotros somos fiel a nuestras raíces, a nuestra cultura. No tenemos nada en contra de las nuevas generaciones ni de los géneros musicales, solo que nosotros somos fiel a nuestro rap como Public Enemy, como Cypress Hill, como Ice Cube, seguimos haciendo música y queremos transmitir este mensaje, sobre todo hoy en día, a las poblaciones que están en abandono. Ni el gobierno anterior ni el de ahora se han hecho cargo de los niños, de la violencia. Seguimos entregando un mensaje, aportando de manera honesta y sincera, hablando las cosas como son”.

El Santo, es parte de los anticipos. Un material, con un bello video a blanco y negro filmado por Felo Foncea en el Cementerio General, en que el dúo lanza un mensaje crítico. “Se ha perdido el mensaje a nivel mundial -detalla Zaturno-. Siento que en el rap de la cuna, de La Meca del hip hop, que es Nueva York y todo Estados Unidos, que son nuestra como inspiración, siento que se perdió el mensaje. Ayer Fabián [Lenwa Dura] me recordó que la primera canción que se hizo de rap se llamaba The Message, que es el mensaje. Nosotros hicimos esta canción porque también sentimos que se ha perdido la música a nivel mundial, no solo en lo que hacemos nosotros. Hay solo entretenimiento y nosotros queremos transmitir algo”.

Zaturno recuerda que en sus tiempos, producir una canción era un proceso. Había una artesanía en torno a la composición de las letras y el trabajo sobre los beats. “Nosotros somos de una época análoga donde nosotros hacíamos música con cinta, había un proceso largo en las canciones. Con Fabián, en principio siempre andábamos con nuestra libretita marcando qué palabra está buena, qué palabra podíamos hacer mejor, subrayábamos. Hoy en día la música es más desechable y nosotros estamos haciendo música, que perdura, que traspasa generaciones y eso es lo que queremos seguir haciendo, seguir entregando un mensaje. La industria cambió y se transformó en música como que dura un par de meses. Todos los viernes están saliendo canciones y está bien, así funciona el mundo. Pero no sé, a mí me gusta por ejemplo, Joao Gilberto, sigo escuchando buena música que perdura en el tiempo. Y eso es lo que queremos hacer nosotros con este nuevo single y con el nuevo álbum, que ya está casi listo”.

Tiro de Gracia: Lenwa Dura y Zaturno. Foto: Patricio Fuentes/La Tercera

-En El Santo cantan “la vida es muy corta para estar equivocado, los niños no han escuchado las armas las carga el diablo” ¿Cuál fue el punto de origen de la canción? ¿Los inspiró algún acontecimiento en particular?

Lenwa Dura: Ahora hace poco, antes que saliera El Santo, leí que fue baleado un chico de música urbana que estaba comiendo una pizza y la misma banda con la que toca en las giras lo tuvo que llevar a la posta [NdR: ocurrió en Coronel, el pasado 25 de octubre]. Entonces son realidades que no se pueden pasar por arriba, por encima. El hip hop tiene ese don de comunicar y de manera directa, sin efecto, como la música urbana ocupa, y nosotros como adultos es nuestra responsabilidad hablar de lo que está pasando en la realidad. Porque obviamente la narco cultura está dominando mucho lo que es este tipo de mercado de la música para que se vea como que es algo positivo, pero a la vez no lo es porque así como fácil viene, fácil se va y también puede pasar con la vida. No solamente en Chile ha pasado, en Estados Unidos han fallecido por bala, mucho artista y hace poco.

Ahí los músicos recuerdan casos recientes como el de Takeoff, el rapero integrante de Migos y primo del esposo de la estrella Cardi B, muerto a los 28 años en un tiroteo en Texas a comienzos de noviembre. Otro es el caso de XXXTentacion, que en 2018 murió a balazos a los 20 años en Miami. Y por supuesto, no se puede dejar de mencionar a casos como los de Tupac Shakur y The Notorious BIG. “Y cuántos más, no solo dentro de la música urbana y el hip hp, en el mundo -dice Lenwa Dura-. Hoy la violencia está muy extrema y ni Dios lo quiera, se puede perder la vida. Entonces hay algo mínimo que podemos hacer nosotros, que es ocupar el mensaje que está tan perdido dentro del mismo rap también, no solamente en la música urbana. Hoy en día un niño de 15 años escucha más una batalla de gallos que un tema consciente. Eso es pésimo para la cultura del hip hop que da educación y entretenimiento”.

La imagen del rapero Takeoff durante los American Music Awards (AP Photo/Chris Pizzello)

Lenwa detalla que desde sus comienzos apostaron por una estética asociada a un mensaje. “Cuando hicimos el Ser Humano! (1997), no era una apuesta para ser famosos. No era conocido el rap. Nadie sabía lo que era el rap. Con suerte, sabían del Príncipe del Rap o por el baile del rap que le decían en ese tiempo. Pero lo de nosotros era una apuesta del sello, no sabíamos el fenómeno que íbamos a causar. Podía ser tanto un éxito como un fracaso rotundo. Lo hicimos porque teníamos las ganas de hacerlo”.

La puesta fue tal que incluso en ese primer disco hubo colaboraciones de renombre. “Estaba Carlos Cabezas, estaba Pedro Fonseca, Joe Vasconcellos, Quique Neira, había mucha gente quería colaborar porque sabían que a lo mejor era algo novedoso -acota Zaturno-. Y hoy en día la música urbana, si tú te das cuenta, las canciones son puro coro. Y está bien, son las nuevas generaciones, son los nuevos tiempos, pero la música tiene corta duración. Vienen singles con fecha de vencimiento”.

-¿Para ustedes esa es música más pensada para el mercado?¿para el consumo?

Zaturno: Pensada para la era digital, yo creo. Nosotros que somos fanáticos de la música, que venimos de una época análoga, de los vinilos, los cassettes, donde escuchar un disco te marca tu vida. El escuchar un single te proyectaba a tu infancia, a tus recuerdos más lindo siento que eso también se ha perdido. Hoy en día la gente no escucha realmente las canciones, las va adelantando y ya los discos no los escuchan. Si lo escuchamos nosotros, lo más melómanos, los que realmente coleccionamos discos y siento que eso también se ha perdido y yo sigo haciendo vinilo, disco, cassette porque finalmente uno es responsable de que la música perdure en el tiempo y no se quede en algo, en la red, en la nube.

-Pero hoy con la red es mucho más fácil. En YouTube está lleno de bases y muchos chicos parten así, haciendo música solo con un computador y un micrófono...

Zaturno: Hoy es más fácil, o sea, tengo un home estudio y la voy a pegar como ellos dicen. Y ya, la puedes pegar, pero también puedes dejar algo bueno para tu entorno, pa’ tu comunidad, porque si yo la pego y hablo, ‘oye, bacán andar con metralleta, matemos gente, seamos choros’, imagínate, va a crear un imperio de gente que va a crecer sin amor a nadie. Ni a ellos, a su entorno, puede dañar familia, amigos presos, imagínate...¡un infierno! Y eso es lo que nosotros hablamos en El Santo, que la vida muy corta para estar equivocado, para decir cosas que puedan dañar a tu entorno, a tu familia, a tu hermano. Eso es El Santo, una realidad de nuestro país y eso es lo que nosotros queremos transmitir.

Pero Zaturno, rápido como en las rimas, aclara: “Nosotros queremos que les vaya bien. Queremos ver a los jóvenes llenos de vida, oportunidades. Al Takeoff lo mataron en una fiesta entre amigos, imagínate ¿por qué? Porque todos tienen pistola. No queremos un Tupac, no queremos un Biggie. Queremos gente que pueda aportar a su comunidad y mostrarle que si es que sí es posible hacer cosas buenas”.

Tiro de Gracia: Lenwa Dura y Zaturno. Foto: Patricio Fuentes/La Tercera

-Y hoy que la música urbana está de moda, con más ojos sobre las batallas de gallos y el trap ¿ustedes se sientes precursores del impulso de la cultura del hip hop en el país?

Zaturno: Nos sentimos muy responsables por eso hoy en día con mayor razón cuidamos nuestra música, nuestras palabras, lo que decimos, porque hay mucha gente que está mirando, los niños están aprendiendo. Siento que esa responsabilidad llegó con el fenómeno del Ser Humano (1997), después con el fenómeno de Decisión (1999), fuimos los primeros en grabar en Nueva York un disco con Iván “Doc” Rodríguez que grabó con muchos artistas. Eso abrió todas las puertas para que salieran otros grupos, Resonancia, Makiza, Frecuencia Reblede, muchos otros. Como dije en una entrevista cuando era más chico, salió el Ser Humano y todos querían rapear.

-En otro tema, en los últimos años estuvieron en una batalla legal por el nombre. A fines de julio, el fallo de la INAPI le permitió a Juan Sativo poder usar el nombre Tiro de Gracia ¿cómo se tomaron esa decisión?¿qué viene?

Lenwa Dura: Legalmente, el nombre todavía me pertenece a mí. Yo soy el dueño de la marca Tiro de Gracia, pero Juan Sativo solo puede usarlo como Juan Sativo y Tiro de Gracia. Y más que eso ¿qué es lo que te puede decir eso interesadamente? La prensa no se tomó la molestia de leer bien la resolución. La resolución decía que él podía ocupar el nombre, pero como Juan Sativo y Tiro de Gracia. La idea de él era usar el nombre entero, excluyéndonos a nosotros de la historia del grupo, lo cual es estúpido; ni yo lo puedo borrar, ni él me puede borrar a mí ni a Saturno. Es lo único que te podemos contar.

Zaturno: Claro, es un tema que está en la la justicia, está en la INAPI y lo están viendo nuestros abogados. Nosotros seguimos haciendo música, seguimos cantando a nuestra gente, el público nos reconoce como Tiro de Gracia, ellos van a nuestros conciertos y eso nos tiene contentos. Nosotros seguimos trabajando positivo y cuando salga la resolución del caso vamos a verlo. Ahora estamos enfocados en El Santo, que es nuestra esperanza para los barrios. Los que seguimos haciendo música somos nosotros y eso el público lo agradece. Nosotros nos quedamos con eso.

El dúo se ha mantenido no solo lanzando singles, sino también con presentaciones en vivo, como por ejemplo, en Lollapalooza 2022. Para el verano, ya cuentan con algunas fechas. “En enero, vamos a ir a Pucón, Temuco, estamos viendo unas fecha para el norte y queremos hacer un tour de El Santo -dice Zaturno-. Vamos a sacar pronto otro single y estamos haciendo harto evento, ahora tocamos en un matrimonio, hacemos de todo cumpleaños, matrimonios, tocatas ajajaja (ríe). Pero siento que hay que reinventarse y nosotros vamos a todo, a motor agotado, a tocar en todo lados. Y también queremos hacer algo grande para el hip hop, estamos planeando cómo lanzar el álbum. Sería bonito hacerlo en un teatro o en Movistar y convocar a toda nuestra gente, invitar a artistas de nuestra generación y celebrar también que ya son casi 30 años que la venimos remando”.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.