El derrumbe del Hijo del Capitán Trueno: por qué Miguel Bosé naufraga entre la polémica y los disparates

Al cantante español le renta más el pasado que el presente. En el último tiempo, un nuevo libro sobre sus canciones y la serie de sobre su vida (que no logró gran impacto), fueron parte de los esfuerzos por remarcar sus mayores triunfos y traer de vuelta su gloria musical. Pero sus polémicas han eclipsado tales intentos: desde sus ofensas a Michelle Bachelet, sus líos con la Hacienda española y su insistente negacionismo sobre el Covid.



“Estoy en la época de dejar ir. Ha llegado el momento de soltar”, comentó Miguel Bosé durante participación en el Feria Internacional del Libro de Guadalajara, a fines de noviembre. En la ocasión, el Amante Bandido, se dejó ver algo abatido. Como si los años de la pandemia y las polémicas le hubieran consumido su chispa y su vitalidad de antaño. Esas mismas que lo posicionaron como uno de los nombres capitales del pop en español.

“Avanza lento por el escenario y con la mirada extraviada, como si hubiera perdido la costumbre de estar sobre un entablado como lo ha hecho centenares de veces. Su voz ha relajado la potencia de antaño y ha degenerado en un sonido ronco, áspero, rudo. Le cuesta hablar”, detalló el enviado de El País, Carlos Maldonado.

miguel-bose

En esa ocasión, el artista presentó su nuevo libro Historia secreta de mis mejores canciones, editado vía Planeta. Se trata de un compilado de historias, en que recorre episodios de vida a partir de sus éxitos, además de incluir fotografías inéditas y documentos como una olvidada carta que Miguel le escribió a su padre, el torero Luis Miguel Dominguín.

Se trata de una nueva incursión del español en el género, tras la publicación de sus memorias El hijo del capitán trueno (2021), las que llegan hasta sus inicios como cantante en 1977. Un libro en que cuenta su vida familiar, la tormentosa relación de sus padres (la actriz italiana Lucía Bosé y Luis Miguel Dominguín), el despertar sexual con hombres y mujeres, el vínculo con el productor José Luis Gil en el lanzamiento de su carrera, entre otros detalles; en definitiva, una apertura franca y directa hacia una vida que había mantenido en reserva.

A la fecha, el interés de Bosé ha estado en volver sobre sus recuerdos. De hecho, no lanza un álbum desde 2014, y la duda es si podrá hacerlo, al evidenciar una voz que se ha vuelto áspera y ronca, totalmente fuera de forma (aunque hay que convenir que nunca destacó por ser un cantante dotado). Por ello, no es raro que haya dedicado los últimos años a proyectos que de alguna forma levanten su figura y permitan poner en el centro los triunfos, antes que las polémicas.

De allí que una jugada ejecutada durante este año, fue la serie sobre su vida Bosé: yo seré, disponible en la plataforma Paramount +, para la que el artista dio su aprobación, aunque no se involucró del todo. De hecho, José Pastor, el actor que lo interpreto durante sus años juventud, detalló a Culto que “tuve la oportunidad de conocerlo ya finalizando la serie. Hubo un día que lo pude conocer y hablamos brevemente, pero la construcción del personaje lo hicimos basándonos en personas que sí que lo habían conocido, y en los directores apoyándonos mucho”.

Se trata de una producción cuya trama presentó al cantante en dos momentos de su vida (interpretados por Pastor e Iván Sánchez), pero que a diferencia con lo ocurrido con producciones como la dedicada a Luis Miguel, su repercusión no fue totalmente amplia ni se convirtió en fenómeno, pese a que en la prensa se informó que fue uno de los programas más vistos en la plataforma. De todas formas, sirvió para marcar un intento de seguir los movimientos de la industria, en un período en que a Bosé le renta más el pasado que el presente.

Negacionista y crítico de Bachelet

De hecho, ni los libros, ni la serie se han hecho cargo de una serie de polémicas que han envuelto al artista en los últimos años. Durante el período más duro de la pandemia despachó varias publicaciones en su cuenta de Twitter, en que sin aportar evidencia científica contundente, lanzó disparates y teorías conspirativas alrededor del covid-19. Según él, el coronavirus fue creado por una elite mundial, a fin de tener una excusa para vacunar a la población mundial y así implantar “microchips o nanobots con el solo fin de controlarla”.

Bosé se presentó como un negacionista de tomo y lomo, totalmente opositor a las vacunas, pese a no aportar ninguna información que lo respalde. “La verdad es que nos quieren matar a todos con esa vacuna, que no son vacunas, son experimentos genéticos. Deberíamos dejar de llamar vacuna a esa cosas que es un veneno y que obviamente no hace nada más que causar daño día tras día a la población alrededor del mundo”, detalló en una delirante entrevista para la televisión de Argentina, en medio de la promoción de sus memorias.

De hecho, en esa misma charla Bosé acusó censura en su contra, debido a su postura. “Me atacan día y noche, me encierran, me secuestran, niegan mi profesión por dos años, que voy a recuperar. La narrativa se les acaba y se nota porque están forzando la mano. Esto se acaba y pasarán a nuevas maldades, porque no nos van a dejar tranquilitos; van a solapar otra nueva maldad y probablemente sea el cambio climático”.

El cantante se ha vuelto un activo usuario en Twitter, donde no escatima palabras para atacar. De hecho, en 2019, cargó contra la expresidenta de Chile, Michelle Bachelet, entonces alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, debido a la crisis política en Venezuela, país al que finalmente la exmandataria visitó en junio de ese año. “Bachelet cobarde. Bachelet indigna de su puesto. Bachelet cómplice. Bachelet ciega. BACHELET FUERA!!!!”, tuiteó Bosé.

No se quedó allí, ya que participó en el concierto Venezuela Aid Live, desarrollado en Cúcuta, donde emplazó a Bachelet en un duro discurso. Sin embargo, su tono agresivo le generó críticas y debió pedir disculpas, aunque en su estilo, sin desdecirse. “Siento mucho la ofensa a la Sra. Bachelet, pido disculpas y le pregunto respetuosamente, ¿cuánto tiempo más ha de esperar Venezuela para que la máxima autoridad del planeta en Derechos Humanos levante su voz en nombre de tantas víctimas?”.

miguel bose

Además, como otros artistas, ha tenido algún lío con la Hacienda de España. Primero, por una deuda de 1,8 millones de euros, que mantenía con el Fisco, a la que se le sumó una multa de la Agencia Tributaria por deducirse indebidamente gastos de sus empresas, que en realidad, eran personales; entre estos, figuran gastos de entrenador personal, compra de jamones, servicio doméstico, etc. No es el único lío legal, ya que se ha enfrentado en la justicia con el escultor Nacho Palau, quien fuera su pareja por casi dos décadas, debido a una demanda de filiación de dos de su cuatro hijos. En este caso, fue Bosé el que salió airoso, pero los recursos de uno y otro lado todavía están en trámite.

Asimismo, la salud ha sido un tema para el hombre de Si tú no vuelves. A comienzos de octubre, se informó que debió someterse a una intervención quirúrgica para tratar una hernia discal, lo que le impidió viajar a España para promocionar Historia secreta de mis mejores canciones. Una más que se suma a una actualidad más regada de polémicas y problemas, que de glorias musicales las que parecen afincadas definitivamente en el pasado.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..