Inscripción de lista parlamentaria marca el fin de Unidad Constituyente y la consolidación de Apruebo Dignidad

Hasta el cierre de esta edición ambos bloques del sector realizaban las últimas tratativas para cerrar el elenco de candidatos que presentarán en las elecciones parlamentarias de noviembre. Durante la jornada se materializó la división del bloque compuesto por el PS, PPD, DC, PR, PRO, PL y Nuevo Trato al inscribirse las candidaturas presidenciales de Yasna Provoste y de Marco Enríquez-Ominami, el pacto de Gabriel Boric concretó el anhelo de una lista única para esos comicios.


Nuevo Pacto Social. Ese es el nombre elegido por el PS, el PPD, la DC, el PR, el PL, Ciudadanos y Nuevo Trato para bautizar un nuevo bloque político de cara a las parlamentarias de noviembre. Lo hicieron tras inscribir una sola lista ante el Servicio Electoral y luego de quebrar con sus socios del Partido Progresista ante la formalización de la candidatura de su fundador, Marco Enríquez-Ominami.

La jornada terminó así con el fin de la Unidad Constituyente, bloque que surgió al alero de la elección de la Convención Constitucional y que hace meses se venía debilitando. El nuevo conglomerado inscribió, además, una candidatura única: la de la senadora por Atacama y triunfadora de la consulta ciudadana del sábado, Yasna Provoste Campillai (DC).

Los dirigentes de Nuevo Pacto Social seguían afinando la plantilla definitiva hasta el cierre de esta edición, mientras se concretaba una resistida señal unitaria de la también presidenta del Senado y sus otrora contendores Paula Narváez y Carlos Maldonado en la sede del Partido Socialista.

La inscripción paralela de ME-O marcó la jornada, desde donde la propia Provoste acusó al exdiputado de buscar un “camino propio” que solo debilita las opciones del mundo del socialismo democrático y fortalece a la derecha.

Un nudo relevante en las negociaciones, como era esperable, se dio en torno a los cinco cupos de la Región Metropolitana, los que por primera vez se elegirán sin sistema binominal mediante. El mapa, hasta el cierre de esta edición, era el siguiente: un cupo para el PS y uno para el PL y dos para la DC y el PPD.

Si bien el Partido Socialista tenía preinscritos a los diputados Leonardo Soto y Maya Fernández y contemplaba dos cupos en la zona, la actual parlamentaria oficializó durante la tarde su decisión irrevocable de no competir a ningún cargo. En paralelo, la comisión política de la colectividad optaría por ratificar al diputado por el distrito 14 y a la expresidenta de la Fundación Horizonte Ciudadano de Michelle Bachelet, Paulina Vodanovic. Sin embargo, la directiva socialista terminó cediendo uno de los espacios para priorizar circunscripciones en las que la tienda es más fuerte.

En ese nuevo escenario, Soto quedó fuera del esquema y solo irá a la reelección, mientras que hasta el cierre de esta edición, desde el PS aseguraban que ya habían inscrito a Vodanovic. “Es un gran error que el partido no compita en igualdad de condiciones en una región como esta”, sostenía ayer un dirigente de la colectividad.

Por su parte, en el PPD ya tenían definido llevar a su presidenta, Natalia Piergentilli, y pese a que durante la tarde intentaron convencer al exconcejal por Providencia, Jaime Parada, el exedil rechazó la propuesta. Finalmente, la colectividad impulsará al exdirector de la CONADI, Alberto Pizarro Chañilao junto con la timonel.

En tanto, en la DC hicieron tratativas hasta último minuto. En la colectividad desde hace días contaban con el nombre del hijo de la presidenta Carmen Frei, Eugenio Ortega, como candidato a senador por la región. La duda estaba en quién sería su dupla.

Durante la jornada trascendieron versiones de que a ese cupo se podría sumar la senadora por Magallanes Carolina Goic, quien hace menos de un año había anunciado que no iría a la reelección ni a ningún otro cargo. Sin embargo, pese a las peticiones de su partido, la parlamentaria no se incorporó a la lista.

Así, la DC definió llevar al diputado Gabriel Silber, quien anteriormente sonaba como candidato a senador por el Biobío. En esa última región la DC habría cedido uno de sus cupos.

Las negociaciones en Apruebo Dignidad

Por su parte, el bloque de Apruebo Dignidad arribó al Servel a inscribir su pacto pasado el mediodía del lunes. El hecho marcó la consolidación de la coalición entre el Partido Comunista y el Frente Amplio, quienes desde las primarias del bloque habían iniciado una serie de complejas conversaciones con ese objetivo.

Justamente, el tema de la lista parlamentaria fue una de sus principales complicaciones durante ese proceso, debido a las dudas que transmitía el PC respecto a pactar una lista única con el FA. Pero todo eso quedó atrás y con la inscripción de este lunes, dicen en Apruebo Dignidad, se logró consolidar la coalición que busca sustentar un eventual gobierno de Gabriel Boric.

La noche anterior a la inscripción los dirigentes habían logrado despejar algunos de los últimos problemas que trababan sus conversaciones, principalmente, los cupos de senadores de la Región Metropolitana. Asimismo, también habían registrado problemas para ese cargo en Biobío y Coquimbo.

Tras una serie de peticiones, el punto que destrabó las negociaciones fue que la Federación Regionalista Verde Social y Convergencia Social -la colectividad de Boric- decidieron ceder sus cupos a las otras colectividades.

Así, el resultado de ese encuentro fue el siguiente: dos espacios para Revolución Democrática, dos para el PC y dos para Comunes. Además, zanjaron los cupos del resto de las circunscripciones. Sin embargo, no fue hasta la mañana del lunes que las colectividades pusieron sus cartas sobre la mesa y despejaron el misterio sobre quiénes serían finalmente los candidatos al Senado de Apruebo Dignidad en la RM.

Hasta ahora, los nombres que componían esa lista eran los del diputado Miguel Crispi (RD), la presidenta de RD, Margarita Portuguez, el timonel del PC, Guillermo Teillier, la exministra de la Mujer, Claudia Pascual (PC), la excandidata a gobernadora metropolitana, Karina Oliva (Comunes) y el exasesor programático de Daniel Jadue, Gonzalo Martner. Hasta el cierre de esta edición, no obstante, algunos sostenían que podía subir el nombre del secretario general de RD, Sebastián Depolo.

Tras inscribir la lista, los dirigentes del bloque se recluyeron en la sede del PC para terminar de zanjar sus últimos puntos. Al filo de que se cumpliera el plazo de inscripción, las colectividades trataban de despejar el orden de prioridades y algunos ajustes de género.

Por su parte, durante la jornada se despejaron otras dudas que aquejaron al bloque, como los continuadores de algunas de las principales figuras como Giorgio Jackson y Camila Vallejo, quienes desistieron de ir a la reelección. Así, RD dejó en el distrito 10 -tal como ya había adelantado La Tercera- a la exvicepresidenta de la FECH Nicole Martínez y al dramaturgo Ramón Griffero. Mientras que Vallejo llegó hasta la sede del Servel para inscribir a su “delfina”, la presidenta de la Juventud Comunista, Daniela Serrano.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.