Los candidatos a la Vicepresidencia de Perú adquieren rol clave ante inestabilidad del país

Un hombre protesta contra los candidatos presidenciales de Perú, Pedro Castillo y Keiko Fujimori, el 17 de abril en Lima. Foto: Reuters

Dina Boluarte, compañera de fórmula de Pedro Castillo, y Luis Galarreta, candidato a vicepresidente de Keiko Fujimori, podrían adquirir un mayor protagonismo si se repite un escenario de vacancia en el período 2021-2026.


Los últimos cinco años en Perú han confirmado que los vicepresidentes pueden tener un rol clave dentro del gobierno, especialmente cuando hay crisis. Por eso, los candidatos en las fórmulas de Pedro Castillo, del partido izquierdista Perú Libre, y Keiko Fujimori, de la formación de derecha Fuerza Popular, también juegan un papel importante en la segunda vuelta presidencial que se desarrollará el domingo.

Aunque en Perú el cargo de vicepresidente no es remunerado, ocupar un puesto en otra entidad -como el Congreso o el gabinete- puede ser clave. Mientras Martín Vizcarra era primer vicepresidente durante el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), fue también ministro y embajador. Luego de que Kuczynski renunciara, Vizcarra lo sucedió en el cargo, que le permitió disolver el Parlamento en 2019, un año antes de ser vacado.

Martín Vizcarra se dirige a los legisladores en el Congreso, el 9 de noviembre de 2020, en Lima. Foto: Reuters

Aunque parece un caso extremo, con un Congreso tan fragmentado como el peruano, los expertos no descartan que un escenario de vacancia pueda repetirse en el período 2021-2026, lo que obligaría a los vicepresidentes a asumir la conducción del gobierno, destaca el diario limeño El Comercio.

“Gane quien gane, habrá una presidencia débil, un Congreso fragmentado, y un país colapsado por más de 180 muertes (diarias) por coronavirus, 3,3 millones más pobres, y la reducción de la clase media del 46% al 34% en solo un año por la pandemia”, comenta a La Tercera el analista peruano Augusto Álvarez.

Dina Boluarte, la compañera de fórmula de Pedro Castillo, no registra experiencia en cargos de elección popular, aunque su último trabajo fue en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec). El candidato a vicepresidente de Keiko Fujimori, Luis Galarreta, fue electo en los comicios generales del 11 de abril para el Parlamento andino. A diferencia de su contrincante, Galarreta sí tiene una amplia experiencia previa en cargos de elección popular.

Dina Boluarte

Dina Boluarte, de 59 años, trabaja en el Reniec desde 2007. Se graduó de abogada en la Universidad de San Martín de Porres, donde también hizo estudios de posgrado. Residente en Surquillo, fue candidata a la alcaldía de ese distrito limeño en 2018 por el partido Perú Libre. También participó en las elecciones parlamentarias extraordinarias de enero de 2020 por la misma formación, pero no obtuvo ningún escaño del Congreso.

Boluarte se afilió a Perú Libre en septiembre de 2020, aunque en 2018 postuló con ese mismo partido a la alcaldía de Surquillo, uno de los 43 distritos de la provincia de Lima. La candidata no es un personaje conocido dentro de la política peruana, y recién en las últimas dos semanas ha adquirido mayor visibilidad. “Es lamentable no haber sacado a Boluarte antes. Ha tenido la cercanía que le falta a Castillo. Puedes ser bueno en la plaza, pero eso no te hace cercano”, señaló al diario El Comercio la politóloga Paula Távara, quien piensa que Boluarte sería la voz en un eventual gobierno del candidato presidencial de izquierda.

Pedro Castillo y su candidata a vicepresidenta, Dina Boluarte, participan en un mitin de campaña, el 18 de mayo en Lima. Foto: AFP

En una entrevista con CNN en Español, la abogada peruana dijo que el Parlamento debe trabajar “coordinadamente por la sociedad peruana”, descartando su disolución. “Necesitamos un Congreso que trabaje en aras de las necesidades de la sociedad peruana y que coordine de manera positiva con el Ejecutivo para que ambos poderes del Estado podamos trabajar de manera coordinada para poder afrontar las necesidades múltiples que tiene la población peruana”, señaló Boluarte.

“No queremos un Congreso obstruccionista como el que se tuvo con la señora Keiko, que se encargó de blindar a corruptos. Siempre tiene esta forma de trabajar, obstruccionista. No queremos un Congreso de ese tipo, pero en ningún momento he dicho que nosotros vamos a cerrar el Congreso”, aseguró la abogada durante la entrevista.

Luis Galarreta

Luis Galarreta, abogado de 50 años, fue congresista de Perú por tres períodos consecutivos, entre 2006-2011, 2011-2016 y 2016-2020. Se desempeñó como presidente del Parlamento entre 2017-2018.

Originario de Lima, el abogado sufrió la amputación de sus dos manos, producto de una malformación congénita. Según contó en 2013 al programa Extraordinarios, su madre, Rita Velarde, tomó la pastilla Talidomida, que era utilizada en esa época para calmar las náuseas en mujeres embarazadas, y que actualmente se encuentra prohibida, ya que se comprobó que generó anomalías en las extremidades de miles de fetos.

El presidente del Congreso, Luis Galarreta, vistiendo temporalmente la banda presidencial, habla durante la ceremonia protocolaria de investidura del entonces vicepresidente Martín Vizcarra, el 23 de marzo de 2018, en el Congreso de Lima. Foto: AFP

Galarreta hizo sus estudios escolares en el colegio James Monroe, en la ciudad de Lima, y asistió al Instituto Nacional de Rehabilitación del Callao, donde aprendió a utilizar sus prótesis. Más tarde estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad de San Martín de Porres, y se especializó en Banca y Finanzas en la Institución Educativa Superior San Ignacio de Loyola.

Desde entonces, el abogado ha estado a cargo de la administración de varios proyectos sociales. En su paso por la asociación civil Pro Educación, fue responsable del programa TIP’s, dirigido a los niños en situación de calle de la ciudad de Lima. Además, es presidente ejecutivo de Pro Deber, otra asociación civil que formó con un grupo de compañeros de la universidad, orientada a promover los deberes ciudadanos y fortalecer los principios políticos y económicos de una cultura de libertad.

Galarreta inició su vida política en 1989 en el Movimiento Libertad, y en 1991 fue elegido secretario nacional de Universitarios de Libertad. En 1998 fue designado personero legal -quien ejerce plena representación de la organización política ante el Jurado Nacional de Elecciones y el Jurado Electoral Especial- del partido Renovación Nacional, formación a la que se afilió en 2005.

Fue elegido regidor de la Municipalidad Metropolitana de Lima por la coalición Unidad Nacional para el período 2003-2006. En las elecciones generales del 2006, fue elegido congresista por Unidad Nacional hasta 2011.

La policía monta guardia frente al Congreso después de que el presidente interino de Perú, Manuel Merino, anunciara su renuncia, el 15 de noviembre de 2020, en Lima. Foto: Reuters

En 2009, Galarreta renunció a Renovación Nacional, y un año después se afilió al Partido Popular Cristiano. En 2011 fue reelegido para el Parlamento por la coalición Alianza por el Gran Cambio hasta 2016.

En 2015 renunció al Partido Popular Cristiano debido a problemas internos del partido, y en las elecciones generales de 2016 fue reelecto como congresista hasta 2021, invitado por Fuerza Popular. En 2017 fue elegido presidente del Congreso para el período legislativo 2017-2018, convirtiéndose en el primero con discapacidad física en la historia de Perú.

El 30 de septiembre de 2019, su cargo en el Congreso llegó a su fin con la decisión del exmandatario Martín Vizcarra de disolverlo. Sin embargo, Galarreta siguió ejerciendo sus funciones.

Protesta contra el candidato presidencial de Perú, Pedro Castillo, el 29 de mayo, en Lima. Foto: Reuters

El 30 de octubre de 2020, la presidenta de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, anunció a través de Twitter la oficialización de su precandidatura presidencial en elecciones internas junto a Galarreta como primer vicepresidente. Al ser lista única, la fórmula fue aprobada en diciembre con los votos de 37 delegados del partido.

Al mismo tiempo, Galarreta postuló nuevamente al Parlamento, encabezando la lista de su partido. El compañero de Fujimori considera que se debe tener una “prensa libre, vigilante” y mecanismos más rápidos para sancionar a altos funcionarios. “Felizmente el tema de la inmunidad ya pasó. Cosas así, que permitan acciones más rápidas”, dijo el abogado a Radio Programas del Perú.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.