Peruanos en Chile: el norte para Castillo y el centro-sur para Fujimori

Foto: AP

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, se impuso en las preferencias del electorado peruano en Chile, con 56,4% de los votos, mientras que el líder de Perú Libre, Pedro Castillo, consiguió un 43,5%, imponiéndose en Arica y Antofagasta.


Marlene Menéndez, originaria de Chivay -en el departamento de Arequipa- vive hace 15 años en Chile junto a su marido y sus dos hijos. Siempre votó por el fujimorismo, pero en la segunda vuelta realizada el domingo, en la que se enfrentaron el candidato de Perú Libre, Pedro Castillo, y la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, “me cambié de bando”, cuenta a La Tercera.

“No me daba cuenta de que todo estaba de cabeza en Perú, pero cuando llegué acá (Santiago) me he dado cuenta de lo que está mal. En Perú hay mucha corrupción y necesitamos un cambio total y (Pedro) Castillo es el que ofrece el cambio. Hay mucha desigualdad en Perú, todo es para Lima, como ocurre con las vacunas”, explica.

Marlene Menéndez no fue la única, porque si bien Fujimori se impuso en las preferencias del electorado peruano en Chile, con 56,4% de los votos, el candidato Castillo consiguió un 43,5%, imponiéndose en Arica (65,3%), Antofagasta (50,9%) y perdiendo por tres puntos porcentuales en Copiapó (48%). Por su parte, Keiko consiguió triunfos en Iquique (56,4%), Concepción (67%) y Santiago (57%).

La candidata presidencial de derecha peruana por Fuerza Popular, Keiko Fujimori, ofrece una conferencia de prensa en la sede de su partido en Lima el 7 de junio. Foto: AFP

A nivel general en Perú, continuaba el conteo de sufragios. El profesor de enseñanza básica lideraba el conteo oficial de votos con 50,2% y la líder de Fuerza Popular le seguía con 49,7% con el 98% de las actas escrutadas.

“La zona norte de Chile tiene mayor cercanía con el sur de Perú, con la zona más radicalizada anti-establishment de Perú. No necesariamente son migrantes los que vienen del sur, pero sí hay mayor circulación. Es todo un eje radical, por decirlo de un modo que va desde el sur de Perú, el occidente de Bolivia y el norte de Chile. Comparten un sentido común y una forma anti-establishment de relacionarse con el orden político. En cambio, el peruano que vive en el centro de Chile, especialmente en Santiago, pertenece a otra generación de migrantes, que son de los años 90, de los primeros años del siglo XXI, y muchos de ellos provienen del eje de la costa norte en el Perú. Entonces comparten un sentido común más pro mercado, más pro establishment. Muchos más pragmáticos en términos ideológicos. No solo son zonas distintas, circuitos económicos, sociales y culturales distintos, sino que, además, son dos generaciones distintas”, explica a La Tercera el académico peruano de la Universidad Diego Portales e investigador COES, Carlos Meléndez.

En este sentido, los peruanos en Chile se han inclinado por la lideresa de Fuerza Popular en las elecciones pasadas. Así, en los comicios presidenciales de 2016, el 54,9% de los electores peruanos en Chile (51.242 sufragios) votó a favor de Keiko Fujimori, mientras que el 45% (41.975 votos) se inclinó por Pedro Pablo Kuczynski.

Simpatizantes de la candidata presidencial Keiko Fujimori protestan por presunto fraude electoral fuera del sitio del escrutinio en Lima. Foto: AP

Para Lucía Dammert, socióloga peruana y académica de la Usach, en “los últimos cinco años no ha habido una migración masiva de peruanos a Chile, con lo cual estamos hablando de una población más o menos estable que ha cambiado de parecer y sale del apoyo más generalizado a Keiko Fujimori. Si bien aclara que estos análisis son hipótesis, porque existe poco relevamiento de campo, a su juicio también habría “jugado un rol muy relevante en esta campaña es que efectivamente en las últimas semanas ha habido declaraciones, definiciones, incluso puestas en papel de versiones totalmente racistas, discriminadoras, maltratadoras hacia el mundo más de la sierra, al mundo más trabajador y más popular por parte de varias personas cercanas a Keiko Fujimori”. “Si uno se pone a pensar que una gran mayoría de los migrantes peruanos es gente trabajadora, de sectores populares, muchos han llegado a Chile sin haber pasado por Lima, creo que eso puede haber jugado un rol. También ha jugado un rol el hecho de que Keiko Fujimori estuvo presa un año, que siguen los cargos abiertos, que hay una percepción de que efectivamente ella y otra parte de su familia están vinculados a hechos de corrupción y a hechos de lavado de activos. Entonces, creo que eso ha disminuido mucho la visión que algunos tendrían de ella como una posibilidad”, indicó en conversación con La Tercera.

Para los comicios del domingo se habilitaron en Santiago siete colegios electorales, uno en Arica, uno en Iquique, uno en Antofagasta, uno en Copiapó y uno en Concepción. Según señaló el Consulado General en Santiago a este diario, el censo registra 117.000 votantes peruanos en todo Chile, de los cuales 101.000 votarían en Santiago. Usualmente, el porcentaje de participación en los comicios peruanos en Santiago se sitúa en alrededor de un 35% del universo de votantes. De acuerdo a los datos entregados el martes por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe), la participación se situó en 46,8%.

“Yo creo que es un promedio alto a nivel de los peruanos promedio en el extranjero. En la primera vuelta electoral el 22% de peruanos en el extranjero participó y en esta segunda vuelta, aparentemente, el porcentaje ha subido a un 30% y 35%. En Chile, los peruanos en el extranjero participaron más masivamente, pese a las restricciones que hubo ese día. Creo que hubo una participación por encima del promedio”, indicó Meléndez.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.