Qué hacer con Kast y el factor Provoste: la catarsis oficialista el día después de la derrota

Los ministros del comité político se reunieron por primera vez tras más de 300 días de interrupción con las cabezas de los partidos de Chile Vamos.

En La Moneda y Chile Vamos seguían lamentando este lunes la derrota en la elección de gobernadores donde solo se impusieron en una región, aunque aspiraban a ganar en cuatro. Varios transmiten que durante la reunión del comité político ampliado hubo poca autocrítica, ya que era “esperado” el mal desempeño electoral, sin embargo, en los partidos cunde la preocupación por un eventual crecimiento de las opciones de la senadora DC Yasna Provoste, y porque no se logre un acuerdo con Republicanos.


“Cuando uno cree que no se puede caer más bajo, Tomás Fuentes se logra superar a sí mismo”. Ese fue el duro mensaje que lanzó el domingo, a las 19.14, el abanderado presidencial de RN, Mario Desbordes, en el grupo de WhatsApp de la comisión política del partido. Éste hacía alusión a un comunicado que previamente había enviado el diputado, quien también es vicepresidente de la colectividad, en el que cuestionó duramente a la directiva por los resultados electorales de la segunda vuelta de gobernadores, en que Chile Vamos consiguió solo obtener el puesto en la Región de La Araucanía.

“Estos resultados son producto de tu ambición y anteponer tu proyecto político que nunca prendió y será un gran fracaso. Falta poco para que lo veas, ojalá algún día pidas disculpas por terminar con RN”, refutó Fuentes, quien apoya al abanderado independiente Sebastián Sichel de cara a las primarias presidenciales de Chile Vamos.

Casi a la misma hora, en otro grupo de WhatsApp de RN, Desbordes -ante la inquietud de un militante que planteó que la victoria de Claudio Orrego en la Región Metropolitana podría pavimentar el camino para la carrera presidencial de Yasna Provoste- transmitía que “parte de nuestro electorado habría votado igual por Orrego. Esto es consecuencia de la estrategia del Rechazo”. Más tarde, en el mismo grupo, el alcalde de Puente Alto, Germán Codina, apelaba a realizar un “descarnado diagnóstico” y a actuar unidos. De lo contrario, advirtió que “se terminará perdiendo por paliza el Congreso y también la presidencial”.

Este duro intercambio de palabras dio cuenta de la catarsis que se produjo al interior del oficialismo en esta nueva derrota. A menos de un mes del 15 y 16 de mayo, cuando la coalición de gobierno no consiguió el tercio en la elección de constituyentes y perdió comunas emblemáticas como Santiago y Maipú, se repetía el escenario adverso, aunque menos sorpresivo. No obstante, Chile Vamos y La Moneda tenían “esperanzas” de ganar al menos las gobernaciones de Los Ríos, Ñuble, O´Higgins y Coquimbo.

El temor de no pasar a segunda vuelta

Durante este lunes, en el sector analizaron en diferentes instancias los resultados electorales y las implicancias que, a su juicio, podría tener para el sector y para las parlamentarias y presidencial de fines de año.

En particular, hubo una serie de interpretaciones de los resultados en la RM. Por un lado, para algunos fue un “alivio” que ganara Orrego y no la carta del Frente Amplio Karina Oliva, leyendo que el electorado aún no está tan “izquierdizado” y que, por ende, ello debilita la opción del abanderado del PC, Daniel Jadue. Otras voces sopesaron que el triunfo del exintendente DC facilitaría el ascenso de Provoste en la opinión pública. Este escenario, temen algunos, podría llevar al extremo de que la centroderecha quede fuera de la segunda vuelta presidencial, y que en esa instancia se midan Jadue y Provoste.

En RN algunos creen que el propio gobierno ha contribuido al ascenso de Provoste, por ejemplo, cuando el Presidente la convocó para ser la interlocutora en la agenda de mínimos comunes. De hecho, hace un par de semanas, Desbordes planteó -también en un grupo de WhatsApp- que le hicieron presente a Piñera que “con su estrategia genial iba a inflar a Yasna (...). No se queje después, le dijimos”.

En Palacio varios transmiten que con Orrego en la gobernación metropolitana se puede fortalecer Provoste, lo que contribuiría a debilitar a Jadue y daría más margen como centroderecha para pasar a segunda vuelta.

Pero también hay voces pesimistas, que creen que la opción de quedar afuera de la segunda vuelta presidencial se hace cada más patente, sobre todo si el líder del Partido Republicano, José Antonio Kast, compite en primera vuelta presidencial. Eso, recalcan, dispersaría votos del sector.

Pero también respecto de Kast, las lecturas son varias. En la UDI insisten en que hay que pactar con Republicanos al menos para las elecciones parlamentarias. Incluso, algunos transmiten que hay que solicitarle a Kast que deponga sus aspiraciones presidenciales en beneficio del sector. “Es fundamental que Chile Vamos más Republicanos hagan un esfuerzo por ir unidos en la elección próxima de noviembre. En caso contrario, se dificultan las opciones y yo creo que es momento de la unidad total”, dijo el senador UDI Claudio Alvarado.

Sobre las aspiraciones presidenciales de Kast, en tanto, añadió que “los esfuerzos de máxima unidad llevan implícito también actos de generosidad de todos los actores políticos interesados de que Chile Vamos y la centroderecha tengan la opción de ganar la próxima presidencial”.

Es más cauto el presidente del partido, Javier Macaya. “Si analizas los números, encuestas y el potencial de los candidatos, van a ser Joaquín Lavín y Jadue” quienes pasen a segunda vuelta, dijo. De todas formas, sobre si se debe plantear a Kast que no llegue a primera vuelta, agregó que “es un mensaje que no tiene ningún efecto si tú lo transmites por la prensa. Es una reflexión que debe hacer él. Aunque pensemos eso, es algo que está lejos de ocurrir”. Pero reiteró que “voy a generar los puentes y los esfuerzos para que podamos considerar nuevamente la alternativa de ir solo en una lista parlamentaria”.

Su par de Evópoli, Andrés Molina, por su parte, cree que sería inconveniente que Kast no vaya a primera vuelta debido a que, de lo contrario, se podría “ahuyentar a la gente de centro”. Y reiteró su rechazo a la idea de pactar con él para las parlamentarias.

“Poca autocrítica”

La derrota se abordó este lunes durante la reunión del comité político ampliado, la cual se reanudó tras más de 300 días en que no se hacía. El objetivo del encuentro -convocado por el titular del Interior, Rodrigo Delgado-, fue comenzar a recomponer las relaciones al interior del oficialismo e intentar diseñar una estrategia de cara a los comicios que restan.

Asistentes a la cita dicen que si bien se analizó la derrota, no fue algo “descarnado” y, según dos versiones, no se profundizó mucho en las razones ya que para algunos era un escenario que “se venía venir”. De acuerdo a estas mismas voces, les sorprendió la “poca importancia” con la que se abordó la materia. Incluso, el presidente del PRI, Rodrigo Caramori, evidentemente molesto, aseguró que “no hubo una autocrítica, no hubo ningún plan de acción a futuro, por lo tanto, todo sigue de la misma manera”.

Como sea, en el sector dicen que les queda mucho trabajo por hacer. Por lo pronto, se debe zanjar al abanderado presidencial del sector, que se definirá en las primarias del próximo 18 de julio, y de ahí fortalecer el trabajo territorial que se mostró débil en las últimas elecciones. Ahí, quienes están mejor posicionados, según las encuestas de opinión, son los abanderados Joaquín Lavín (UDI) y Sichel.

Los resultados del domingo también trajeron coletazos para la disputa presidencial. Este lunes, por ejemplo, el presidente de la Cámara Baja, Diego Paulsen (RN), apoyó a Sichel en desmedro de Desbordes, tras publicar una foto juntos en La Araucanía. El fichaje, según transmiten en el entorno del exministro de Desarrollo Social, lo atribuyen al desempeño electoral del partido y a la lectura de que se “necesitan rostros nuevos”.

El de Paulsen no es el único caso. Otros parlamentarios de RN ya se fueron con Sichel, como el diputado René Manuel García y los senadores independientes pero en comité de RN, Juan Castro y Carmen Gloria Aravena, en un momento crítico pues el fin de semana son las elecciones internas de esa colectividad, donde un mal resultado para Desbordes -quien aspira a convertirse nuevamente en el timonel del partido- podría provocar que la disidencia lo vincule a un eventual mal resultado en la primaria.

En el sector continuaban voces en los partidos de Chile Vamos que apuntaban a que Piñera tiene que hacer un cambio en su equipo ministerial que dé un remezón para la etapa electoral que viene. Otros, por su parte, reiteran que lo se requiere es una estrategia eficiente.

¿Que vuelva el voto obligatorio?

Otro de los temas que conversaron en el comité político ampliado y que se cruza con el análisis de la derrota electoral es si es conveniente o no para el sector volver al voto obligatorio, y si hacerlo para los comicios de fin de año o no.

El Ejecutivo está analizando fijar una postura a raíz del debate que se está dando en el Congreso con el proyecto de ley que reimpulsó un sector de la oposición y que se está tramitando en la Cámara de Diputados. En este escenario, los ministros comunicaron este lunes a los dirigentes oficialistas que se conformará una mesa técnica en la materia y pidió que cada colectividad tenga un representante para esta instancia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.