Las claves: unas primarias con sorpresas de principio a fin

18 de julio del 2021/SANTIAGO Gran cantidad de personas llegan a votar al colegio Jose Victorino Lastarrea, en la comuna de Providencia. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Varios datos que parecían certezas se rescribieron este domingo al contar los votos de las primaras. Se temía una baja votación y la participaron superó los tres millones de personas. Se dijo que sin el respaldo de un partido a nivel nacional no se podía ganar, y Sichel le sacó 17 puntos a Lavín. Y que la “maquinaria del PC” sacaría a relucir su poder, pero Jadue terminó lamentando la división de su sector.


Participación supera expectativas

Se temía una baja participación. Era un fin de semana largo, en plenas vacaciones de invierno, y en pandemia, pero desde temprano se evidenciaron las filas en los locales de votación en todo el país, las que no se veían desde el plebiscito del año pasado.

Las cifras hablan por sí solas: con el 99,205% de los votos escrutados, la participación llegaba a 3.041.673 personas, superando los 3.010.890 que acudieron a participar de las primarias en 2013. Chile Vamos, con 1.317.403 votos, se acercaba al millón cuatrocientos mil que acudió a su primaria hace cuatro años atrás, superando expectativas tras una serie de derrotas electorales seguidas, y Apruebo Dignidad llegaba a 1.734.676 y superaba por al menos 300 mil votos el desempeño de Beatriz Sánchez en la primera vuelta presidencial de 2017.

De hecho, las primarias terminaron atrayendo a medio millón más de votantes que la segunda vuelta de gobernadores ocurrida hace casi un mes.

Ganadores claros

A medida que iban llegando las cifras oficiales se rompía el mito de la “maquinaria del PC” en todo el país, y de la experiencia territorial en campañas que se hasta hace un tiempo se le adjudicaba a la UDI.

Sichel terminó aventajando por 18 puntos a Lavín, mientras Boric superaba por 20 puntos a Jadue. A diferencia de otras elecciones, en estas primarias no hubo fallos fotográficos ni arremetidas de última hora, ambos candidatos triunfadores se impusieron con una amplia ventaja ante sus contendores más cercanos desde el inicio del conteo. Ello, facilitará –como quedó claro anoche- la integración de los sectores perdedores a sus respectivas campañas.

El candidato independiente de Chile Vamos obtuvo sobre el 50% de los votos de su coalición en siete regiones, siendo en O´higgins su mayor victoria con el 58%. En tanto, Boric sacó más un 60% de su primaria en nueve regiones, obteniendo un 75% en su natal Magallanes. La mejor región para Jadue fue Atacama con un 47% de los votos.

Apoyo a figuras nuevas y derrota de los extremos

Hace unos meses se discutía si Boric lograría las firmas para inscribir su candidatura, y un poco antes, si Sichel sería invitado a las primarias de la centroderecha. Por esos días, Lavín y Jadue y el resto de los participantes ya desplegaban sus candidaturas.

Ayer se demostró que más que el tiempo en campañas, la ciudadanía optó por los dos candidatos más jóvenes y los más moderados en sus respectivos pactos, castigando a los extremos, representados por partidos tradicionales como el PC, RN y la UDI.

Aparte del factor generacional, los candidatos ganadores lograron penetrar en los hogares chilenos con una corta, pero eficaz campaña, que puso énfasis en los jóvenes, en los independientes y en una nueva política. Entre expertos se señalaba que -esta vez- factores como las franjas de televisión y los debates incidieron fuertemente en los resultados.

Además, ninguno de los dos eran los favoritos.

Mayor participación en primaria de Apruebo Dignidad

Del total de 3.104.056 de votos (con el 99,21% de las mesas escrutadas), la competencia de la izquierda consiguió 1.728.231 contra 1.328.049 votos. La distancia entre ambos se explica mayoritariamente por los más de 270,000 votos de diferencia en la Región Metropolitana y los cerca de 40.000 en la región de Valparaíso en favor de la coalición de izquierda. La Araucanía, Ñuble y Maule fueron las únicas tres regiones en las que Chile Vamos tuvo mayor participación que Apruebo Dignidad.

Sin embargo, la diferencia no fue abultada como temían algunos analistas de la centroderecha. Incluso Chile Vamos sacó más votos que en la elección de constituyentes, y Apruebo Dignidad superó la votación de Beatriz Sánchez en la primera vuelta 2017.

Reconfiguración de los sectores

Sichel, quien recibió las felicitaciones del Presidente Piñera, agradeció anoche, uno por uno, a los candidatos derrotados de Chile Vamos, quienes acudieron a saludarlo temprano a su sede. Luego en su segundo discurso reiteró la palabra “unidad” varias veces. Porque ahora el candidato independiente, quien dio la sorpresa anoche deberá enfrentar una tarea nada de fácil, lograr la integración de los sectores tradicionales de la derecha y evitar que los sectores más conservadores se vayan con el abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast.

“Se requiere unidad, unidad y unidad”, afirmó anoche el presidente de RN, Francisco Chahuán, dando una clara señal del apoyo de su colectividad. Un desafío similar es el que enfrentará Boric, cuya ventaja en la competencia con Daniel Jadue, al menos le augura mayor tranquilidad para lograr un entendimiento con la izquierda más dura. Con todo, las victorias de Sichel y Boric ponen en jaque la actual hegemonía imperante en los sectores políticos de la derecha y la izquierda.

El impacto en las otras candidaturas

Pese a la presión del comando de Narváez para que Yasna Provoste definiera si sería candidata, la presidenta del Senado optó por esperar los resultados de las primarias, para definir sus próximos pasos. Según sus cercanos, el escenario más esperado por ella (y que más le convenía) era que ganara Jadue. Ello le permitiría ir a buscar el apoyo a los sectores más moderados. Ahora deberá analizar el nuevo escenario electoral.

En su discurso de anoche, Boric pronunció la frase más famosa del expresidente Allende, en un claro guiño a las bases socialistas que se encuentran a la espera de los próximos pasos de Narváez, quien durante esta campaña se reunió con el candidato del FA. Pese a todo, el triunfo de la carta de FA es el menos favorable para las abanderadas de la exConcertación, ya que -a diferencia de Jadue- Boric logra penetrar su electorado.

En el caso de Provoste, la victoria de Sichel pone una tensión adicional a su decisión de aceptar una candidatura. Sichel fue un militante de la DC y -en esa línea- podría conquistar votos de centro.

Carlos Maldonado, en tanto, fue felicitó muy temprano a Boric –a través de redes sociales- e insistió en otras primarias ciudadanas.

En el mapa de Boric la derrota de Jadue, en tanto, pone una duda sobre la posibilidad de que surja una carta de la izquierda más radical -proveniente de la Lista del Pueblo- con el objetivo de atraer al electorado comunista que no ve con simpatías a la carta del FA.

Por de pronto, anoche en su mensaje a sus partidarios, el diputado magallánico dio pistas de que buscará al centro (exconcertacionista) antes que Lista del Pueblo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.