La UC celebra los 50

Cruzadotes

Los cruzados dieron una exhibición en Curicó. Se acercan irremediable y merecidamente a la corona 2019, con un plantel balanceado en todos los sentidos. Su victoria de 4-1 fue otro reflejo de su omnipotencia.




Universidad Católica va dejando poco qué decir en el Campeonato Nacional 2019. Este domingo, en estadio La Granja, dio una muestra del dominio incontrarrestable que exhibe en el medio local y la víctima, Curicó Unido, se mostró impotente para realizar una oposición efectiva y se resignó a una derrota de 1-4 que vuelve a complicarlo en la parte baja de la tabla.

La victoria aplastante de los cruzados no tiene muchos secretos; su juego es conocido por todos y presenta una formación más o menos estable de fecha en fecha, pero nadie parece preparado para anular las armas de un equipo absolutamente balanceado. A la escuadra de Gustavo Quinteros no le falta nada: tiene un estándar técnico de alta calidad en su plantel y maneja los ritmos de los partidos sobre la base de esa misma característica. En Curicó fue notorio: la UC movía más y mejor el balón, se equivocaba en rangos mínimos y recuperaba a una gran velocidad, además de presionar masivamente la salida de los rivales. En contraste, los dirigidos de Dalcio Giovagnoli cometían constantes errores de entrega y, cuando lograban ingresar al área del cuadro de Las Condes, mostraban escasas herramientas para resolver con eficacia. El mejor ejemplo, el venezolano Heber García, quien se filtró en varias ocasiones por el costado izquierdo, entre el central y el lateral de esa banda, pero jamás logró producir peligro real para el arco de Matías Dituro; siempre, todo terminaba en un centro sin fuerza, un disparo igualmente débil o dos o tres amagues que concluían en un pase hacia atrás.

La UC, en cambio, mata cómo y cuándo quiere. En este contexto, los goles de Fuenzalida y Pinares son un símbolo de omnipotencia; con paredes cortas, con tiros de distancia o con un centro bien medido. Las recetas y los puntos (50) ya le sobran al virtual campeón.

La ficha

Curicó Unido 1: J. Deschamps; Y. Opazo, F. Bechtholdt, D. Franco, F. Saavedra; C. Cisternas (54', C. Suárez), M. Cortés; M. Cavalleri (39', S. Jaime), C. Espinosa, H. García; G. Vargas. DT: D. Giovagnoli.

Universidad Católica 4: M. Dituro; R. Rebolledo, G. Lanaro, V. Huerta, A. Parot (75', S. Magnasco); C. Fuentes, L. Aued; J. P. Fuenzalida; E. Puch (62', C. Munder), C. Pinares; S. Sáez (83', D. Buonanotte). DT: G. Quinteros.

Goles: 1-0, 9', Vargas, con derechazo bajo tras error de Lanaro; 1-1, 15', Fuenzalida, en lucida acción y con asistencia de Sáez; 1-2, 36', Fuenzalida, con un voleo rasante ante centro de Aued; 1-3, 47', Pinares, con violento disparo desde 25 metros luego de nula oposición de la zaga curicana; 1-4, 76', Pinares dispara cruzado y el balón entra tras dar en el segundo poste.

Árbitro: J. Lara. Amonestó a Suárez (CU); Pinares, Munder (UC).

Estadio: La Granja. 5.073 personas.

En cursivas, jugadores juveniles.

Comenta