Ansu Fati, las horas más decisivas de la nueva estrella del Barcelona

El joven de 18 años vivirá su primer duelo de Champions League, tras una larga lesión a la rodilla derecha. El mismo que heredó el 10 de Lio Messi, regresó con un gol a la Liga y ahora negocia su extensión de contrato representado por el manager de Cristiano Ronaldo.


Anssumane Fati Vieira no estará solo en Portugal. Su padre, Bori Fati; su madre, María Lourdes; y su hermana, Vieira, lo estarán apoyando desde las gradas del estadio Da Luz. Y si bien el nacionalizado español no sería titular en el duelo entre el Benfica y el Barcelona, necesita más que nunca estar rodeado de sus seres queridos.

Es que el joven de 18 años está atravesando por un momento clave de su vida, pues debe demostrar que no le queda grande la ‘10′ que heredó de Lio Messi, y en la misma semana, cerrar su primer gran contrato como profesional.

En lo primero comenzó con el pie derecho al regresar a las canchas -tras once meses de ausencia por la rotura del menisco interno de la rodilla izquierda- y ostentar sin complejos el dorsal que el máximo ídolo de los blaugranas usó hasta la temporada pasada. De hecho, marcó un gol en el duelo ante el Levante. Y fue llevado en andas por sus compañeros tras consolidar el 3-0.

Celebración que los medios partidarios del Barcelona catalogaron como “una inyección de optimismo” para todo el equipo, pues venían de tres duelos sin ganar, y para el propio delantero. El cual, según cuentan en Europa, no logró dormir esa noche de domingo.

No obstante, su entusiasmo choca con el programa médico catalán y tuvo que ser su propio técnico, Ronald Koeman, quién le cortara las alas para que no vuelva a lesionarse. “El jugador estaba muy cansado, porque emocionalmente fue un impacto enorme su regreso. Entró, marcó, estaba su familia... Hay que tener en cuenta cómo puede influir el tema mental”, aseveró el adiestrador. Y para calmar las ansias del nacido el 31 de octubre de 2002, agregó: “Intentaremos ir dándole más tiempo. No le puedo decir cuántos minutos vamos a dar, porque depende del estado del jugador”.

Incertidumbre que se irá dilucidando este miércoles a las 16 horas, cuando la escuadra azulgrana busque su primera victoria en la Champions League, tras la derrota ante el Bayern Munich.

Las cifras que están en juego

Mientras la cabeza y el corazón de Ansu Fati están en el torneo continental, Jorge Mendes se preocupara de su bolsillo. Si le suena el nombre del representante del futbolista es porque también maneja los destinos de Cristiano Ronaldo y de otras figuras de talla mundial.

Es él quien ya tiene la oferta inicial del Barcelona para renovar un contrato que termina en junio de 2022 y también será el encargado de mejorar los números actuales. Los mismos que según el diario Sport, llegaron a los 721.500 euros (672 millones de pesos) en su primera temporada (2019-2020).

Luego vino un aumento de poco más de 100 mil euros, llegó a 832.500 (775 millones de pesos), para 2020-2021, más Fati Vieira no lo disfrutó porque estuvo más afuera que dentro por la ya mencionada afección a su articulación, y durante este año, su salario llegará 943.500 euros (878 millones de pesos).

Mendes también busca mejorar las primas de los partidos sumados (si disputa el 40% de los minutos disponibles suma 111.000 euros y si llega a la mitad, se embolsa 222.000 y con más del 60% gana 333.000 euros) y los premios por objetivo logrado (si gana Copa del Rey, la Liga y la Champions, recibe 1.332.000 euros).

Para todo ello, las conversaciones se están haciendo vía telefónica y se harán de manera presencial, cuando el manager vuelva de sus vacaciones familiares la próxima semana.

Sigue leyendo El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.