Aranza Villalón: “En Chile ni siquiera hay Vueltas femeninas”

Foto: Patricio Fuentes

La ciclista chilena, campeona de la Vuelta a Colombia 2019, inicia una temporada llena de desafíos, que espera coronar con Tokio 2020 y compitiendo en Europa.




Tras un exitoso cierre de temporada, en la que se coronó con la Vuelta a Colombia y la Vuelta a Antioquia, Aranza Villalón (24 años) mira 2020 como el año en que continuará cumpliendo sueños. Desde hoy estará en Colombia, preparando la temporada junto al equipo Avinal-GW-Carmen de Viboral, con quienes trabaja un primer semestre que coronará con el Panamericano específico de ruta de San Juan, que definirá a la representante chilena para los Juegos Olímpicos de Tokio, su gran meta.

¿Está lista?

Sí, absolutamente. Esta semana enfrento junto a mi equipo la primera competencia del año, la Vuelta a Río Negro, así que imagina lo feliz que estoy de estar de nuevo con ellas. Este año tengo muchas ganas de hacer un buen papel para el equipo.

Estará por primera vez como capitana. ¿No se presiona?

La presión para mí está siempre, porque siempre doy lo mejor. Creo que eso es bueno, porque así se cumplen los objetivos. Este año soy la capitana y eso me propone un desafío aún mayor para en el equipo. Ellas están de acuerdo con que yo sea la capitana, así que será un placer hacerlo.

Una chilena es capitana de un equipo colombiano. ¿No le miran raro?

Es que la relación con las chicas es bastante buena. Claro, soy la única extranjera en el equipo, y que vaya a su país y obtenga triunfos es especial, pero sin el apoyo y trabajo de todas nosotras, no lo hubiésemos conseguido. Agradezco que ellas me hayan acogido bien, porque eso no se da siempre. Aquí, somos como una familia.

Y pensando en Tokio, además.

El Comité Olímpico de Chile me dio todo el apoyo. Mi objetivo principal es ganar la contrarreloj del Panamericano Específico de San Juan, porque ahí seré evaluada y para saber si soy la corredora que represente al país. Mi competencia será con Denisse Ahumada.

El Colnago, equipo italiano de ciclismo, la invitó a correr en Europa el segundo semestre. ¿Ya sabe a qué gran Vuelta?

No lo sé aún, pero es un gran desafío. Estar en Europa es bonito y espero hacer un gran papel con las chicas, tal como fue el año pasado.

¿No le teme al Coronavirus?

Por un lado sí, porque cualquiera se puede contagiar, sobre todo los deportistas, que estamos viajando constantemente. Hay que tratar de cuidarse lo mejor posible . Lo más importante es la salud.

¿Sería razonable un retraso de Tokio 2020?

Es complicado para todos, deportistas y países. Ya me he planteado este escenario y lo complejo es que los deportistas tienen todo planificado. Será un tema complicado para el Comité Olímpico también, porque la planificación de los deportistas está hecha para llegar a la prueba en la mejor condición. Si eso ocurre, será un escenario muy complejo para todos.

¿Qué opina de la falta de referentes femeninos en el ciclismo chileno?

Es algo preocupante. Yo vengo detrás de Paola Muñoz, que es hace años la gran referente. Falta que se sumen más niñas, porque no tenemos más. Existen niñas buenas, pero por la falta de apoyo no continúan. Imagina que en Chile ni siquiera hay Vueltas femeninas, todas son para varones. Pareciera que no nos tienen en cuenta y las que queremos seguir creciendo sí o sí tenemos que salir al extranjero.

¿La revolución feminista ha ayudado a las deportistas de elite?

A veces pasa que a las mujeres nos tienen un poco en segundo plano, lo viví en carne propia para Lima 2019. Pienso que el feminismo sí nos ha ayudado, porque ya comenzamos a ser más visibles y de a poco estamos equiparando todo, aunque falta muchísimo.


Comenta