Azul Azul oficializa a Mauricio Pellegrino como el nuevo entrenador de la U: “Es un director técnico que potencia a los jóvenes”

Así fue presentado Mauricio Pellegrino en la Universidad de Chile.

Así fue presentado Mauricio Pellegrino en la Universidad de Chile.

El adiestrador argentino firmó por un año y es definido por la gerencia técnica de los laicos como "un caballero que representa los valores" del Romántico Viajero.



La llegada de Mauricio Pellegrino a la banca de Universidad de Chile, se hizo oficial en la tarde de este martes y con ello, se abrocha la decisión que tomó el directorio de Azul Azul el sábado pasado.

El adiestrador argentino firmó por un año y su trabajo comenzará este 9 de diciembre, cuando el plantel regrese al Centro Deportivo Azul para iniciar la pretemporada con miras al año 2023. “Estamos muy contentos de poder confirmar este acuerdo”, aseguró el gerente técnico de la sociedad anónima estudiantil, Manuel Mayo. Luego agregó que el trasandino es “un profesional con tremenda trayectoria como jugador, asistente técnico y entrenador. Un director técnico que potencia a los jóvenes y que le gusta trabajar en equipo”.

Pero los elogios para quien inició su carrera como ayudante técnico de Rafael Benítez en el Liverpool e Inter de Milán, no pararon ahí y el ejecutivo añadió que “Pellegrino ayudará al club en su proyecto integral de desarrollo. Es un caballero que representa los valores de la U”.

Todo su recorrido

El nacido en la Provincia de Córdoba tuvo una destacada carrera como futbolista y defendió las camisetas de Vélez Sarsfield, Barcelona, Liverpool, Deportivo Alavés y Valencia. De hecho, en este último equipo es donde comienza su carrera en solitario como estratega el año 2012 y doce meses después se incorpora a Estudiantes de La Plata.

Dos temporadas después, el hombre de 51 años firma por Independiente de Avellaneda y luego parte al Deportivo Alavés, al cual llevó hasta la final de la Copa del Rey, pero la perdería con la institución culé (2017). Hecho que le permitió saltar al Southampton y al año siguiente, volver a España para dirigir al Leganés.

Su aventura por el Viejo Continente terminaría cuando lo llamó Vélez Sarsfield, donde se lo había ganado todo como jugador (Libertadores, Intercontinental, Interamericana, Supercopa y Recopa Sudamericana). Pero su campaña terminó luego de 78 partidos jugados, 37 victorias, 21 empates y 20 derrotas.

Ahora traspasó la cordillera y buscará acabar con la maldición de los estudiantiles, los cuales en los últimos cuatro años han estado permanentemente luchando por mantenerse en Primera División.

Sigue leyendo El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.