Bravo juega dos partidos seguidos en el City por primera vez desde abril

BRAVO VS BRISTOL CITY 2

Foto: AP

El cuadro de Pep Guardiola venció 2-1 al Bristol City, con un agónico tanto del Kun Agüero, por la semifinal de ida de la Copa de la Liga. El golero chileno jugó dos encuentros de manera seguida por primera vez en esta temporada.




En el partido de ida de las semifinales de la Copa de la Liga de Inglaterra, el Manchester City encontró una victoria sobre el final. Venció por 2-1 al Bristol City, gracias a un agónico cabezazo del Kun Agüero.

Por primera vez en la temporada, Claudio Bravo jugó dos partidos seguidos. Aprovechando que participa de las copas locales y que el pasado sábado el City jugó por la tercera ronda de la Copa FA, ante el Burnley, ocurrió esta situación. El capitán de la selección chilena no disputaba dos partidos consecutivos con los Citizens desde abril del 2017, cuando jugó contra el Arsenal, por la FA (23 de abril), y contra el Manchester United (27 de abril), por la Premier, duelo en el cual se lesionó. Reapareció, en aquella oportunidad, para la Copa Confederaciones.

El equipo de Pep Guardiola, quien alineó un once alternativo, comenzó una serie que en el papel es favorable al chocar con el Bristol City, que marcha cuatro en la liga Championship, la segunda categoría inglesa. No obstante, este elenco eliminó al United en la fase anterior de la FA. Pese a que en el comienzo del juego el City inclinó la cancha, de a poco el Bristol le fue tomando la mano al encuentro y supo complicar al local. Bravo tuvo un par de correctas intervenciones durante el primer lapso.

Una evitable acción le dio al club de segunda la apertura de la cuenta. Luego de una falla del zaguero Eliaquim Mangala, John Stones comete falta penal. Aunque tiene fama de atajapenales, Bravo no pudo, aunque estuvo cerca. En los 43', Bobby Reid, el mismo que recibió la infracción, hizo el 0-1.

Cualquier atisbo de temor de parte del City, por el resultado, se extinguió en el complemento. Alcanzaron la igualdad mediante una jugada que nació desde los pies de Bravo. El golero asiste a Kevin De Bruyne, quien avanza varios metros con el balón controlado. Luego, abre hacia la derecha para Raheem Sterling, quien le devuelve el balón al belga, quien remata y anota.

Con un alto volumen ofensivo, el cuadro celeste controló las acciones, pero no podía vulnerar una defensa muy cerrada. Al no jugar con un centrodelantero nominal, no había referencia. Buscando un revulsivo, Guardiola mandó a la cancha al Kun Agüero. Y le respondió. En el segundo minuto de tiempo agregado, un cabezazo del argentino le dio el triunfo al City.

La vuelta será el martes 23 de enero. El desafío inmediato del Manchester City será pesado. Este domingo, a las 13 horas de Chile, visitan al Liverpool por la Premier League.

Comenta